Porsche 953: del Dakkar al museo Porsche y ahora a circular sobre hielo

2 marzo, 2021
JORGE FERNÁNDEZ
Con Walter Röhrl al volante

El Porsche 953 es un icono del automovilismo, y en esta ocasión ha sido Walter Röhrl, exitoso piloto de rallyes de los años 80 y habitual colaborador de Porsche, el que se ha puesto al volante después de 40 años en el lago helado de Zell am See, en los Alpes austríacos.

El Porsche 953 fue desarrollado en 1984 para surcar las dunas del Rallye París-Dakar, a través de 14.000 km de terreno inhóspito y abrasador, por lo que su diseño iba encaminado a aguantar en un clima caluroso y seco en extremo, y no para ser conducido sobre una capa de hielo en los Alpes austríacos.

El Porsche 953 derivaba del Porsche 911 G, con su motor bóxer 3.2 de 6 cilindros de serie, aunque se modificaron algunas piezas para poder funcionar con el combustible del que se abastecían durante la carrera, y que era de pésima calidad. También se montó en el eje delantero una suspensión independiente de doble horquilla y amortiguador, con un recorrido total de 27 cm. Se trataba de probar la nueva tracción 4×4 sobre el mítico modelo deportivo, y fue el precursor del Porsche 959, siendo reconocido como el primer «911 4×4».

El sistema de tracción total también se modificó para mandar el 69% del par al eje trasero, dejando un 31% para el eje delantero. Se soldó una jaula de acero en la cabina, y se utilizó policarbonato para fabricar las puertas, el techo, las ventanillas o los pasos de rueda y así reducir peso. La reducción de peso era muy importante ya que el Porsche 953 montaba dos enormes depósitos de combustible, uno de 120 litros en la parte frontal, y otro de 150 detrás del asiento del piloto.

El mismo año de su debut (1984), con René Metge como piloto y Dominique Lemoyne como copiloto, uno de los dos Porsche 953 consiguió la victoria en el Dakar, mientras que la otra unidad pilotada por Jacky Ickx y Claude Brasseur, tuvo problemas al incendiarse un cable y bajar hasta la posición 139, aunque logró remontar y acabar sexto.

Walter Röhrl y el Porsche 953

Decoración Rothmans, neumáticos todoterreno con llantas blancas modelo Fuchs, pilotos traseros en el techo, bajos con protecciones, asientos tipo baquet y solo unos pocos mandos. Su impresionante y personal aspecto de coche de rallyes es inconfundible.

“Por supuesto, te acercas al 953 con cierto respeto. Sabes lo que ha logrado, el éxito que ha tenido. Para un verdadero aficionado a los coches de carreras, es increíble conducir un modelo como este” comenta Walter Röhrl. En tan solo una vuelta al improvisado circuito sobre el lago helado de Zell am See, Röhrl hace deslizar al 953 con una coreografía perfecta, con sus pies bailando sobre los pedales, consiguiendo unas espectaculares cruzadas sin despeinarse. No en vano sigue siendo uno de los expilotos de Rally más avezados, a pesar de sus casi 74 años de edad.

Su puesta en escena sobre el hielo ha sido con motivo de la GP Ice Race, que este año ha tenido que celebrarse sin público debido a las restricciones , y que este año se ha llamado Cold Start by GP. Ya se está organizando el evento del año que viene, y esperemos que se pueda celebrar con la normalidad de otros años.

Galeria de fotos