Peugeot 203 Rural 4×4 y 403 4×4

29 diciembre, 2020
JORGE FERÁNDEZ
Los proyectos fallidos para el ejército francés

Los Peugeot 203 Rural 4×4 y 403 4×4 fueron desarrollados en la década de los 50 para optar a un concurso lanzado por el ejército francés para dotar a sus tropas de un modelo con capacidad todo terreno.

Fue en 1954 cuando se cerró el primer concurso, participando Peugeot con el 203 Rural 4×4, aunque saliendo ganadora la marca Delahaye. Sin embargo al poco tiempo se volvió a hablar de la posibilidad de lanzar otro concurso, y Peugeot siguió trabajando en el 203, mejorando algunos aspectos gracias a elementos que montaba la berlina Peugeot 403, presentada pocos meses antes.

Para los prototipos del Peugeot 403 4×4 se utilizó el mismo chasis de la berlina y el mismo motor de 1.5 litros con la carrocería y la tracción total  del 203 Rural. El aspecto exterior era casi idéntico, con algunas diferencias, como que las seis rejillas de refrigeración de la parrilla del 203 ahora eran siete, y los dos nuevos agujeros circulares que integrarían los faros de posición. Estos faros eran los mismos que llevaba la berlina 403. Este último detalle de las luces fue necesario debido a la nueva normativa francesa de 1856 que obligaba a montar luces de posición.

Pero Peugeot no ganó el concurso, que volvió a caer en manos de la fusión Hotchkiss-Delahaye, que no presentó un producto innovador pero que en esos momentos tenía un acuerdo con Willys Overland para fabricar bajo licencia una copia del Jeep con el nombre de Hotchkiss M 201, que fue el modelo que ganó el concurso. El primer acuerdo con Willis permitía proveer de piezas a todos los Jeep que se habían quedado en Francia tras la Segunda Guerra Mundial, pasando más tarde a poder fabricar piezas en suelo francés, y por último la licencia para fabricar su propia versión.

En total Peugeot fabricó seis versiones del 203 Rural 4×4 y once del 403 4×4. Las unidades que no se enviaron al ejército para las pruebas fueron utilizadas en las instalaciones de la marca como coches de bomberos y emergencias, incluso se consiguió la homologación del 403 4×4 para ser utilizado en carretera. Todas las unidades que sobrevivieron son propiedad de Adventure Peugeot que los restaura y muestra en el museo de Sochaux, aunque hace unos 25 años un particular puso a la venta una unidad con servicio anti-incendios en una revista y no sabemos que pudo suceder al final.

Cosas de la vida, años después Hotchkiss-Delahaye fue comprada por Peugeot debido a dificultades financieras.