Mitsubishi fabricará nuevos modelos en Europa con Renault

10 marzo, 2021
GERARDO ROMERO-REQUEJO M.
Al menos un modelo se fabricaría en España

En un comunicado conjunto, Mitsubishi Motors Corporation acaba de confirmar que la estrategia marcada por la Alianza junto con Renault y Nissan, inicia una nueva etapa de colaboración en la que contará con dos nuevos modelos a partir de 2023 fabricados por Renault en Europa.

Esta decisión da una bocanada de aire fresco para la compañía japonesa en Europa, tras el anuncio el pasado verano de que congelaría la renovación de sus modelos en el viejo continente para centrarse en sus posiciones de liderazgo geográfico en los mercados asiáticos, siendo interpretada entonces como una salida de la marca a medio plazo del mercado europeo. Es por ello que a partir de 2023, Mitsubishi completará su gama europea con dos modelos «hermanos» desarrollados y producidos por Renault para algunos mercados europeos, basados ​​en las mismas plataformas pero con especificaciones y ADN del fabricante japonés, algo que ya adelantó recientemente Luca de Meo, máximo responsable del Grupo Renault en la presentación de su plan estratégico denominado «Renaulution».

Lógicamente esos dos modelos estarían orientados a segmentos en crecimiento en Europa como son los SUV compactos (B y C), lo que nos lleva a pensar en que la factoría de Renault en Valladolid (Captur) o Palencia (Kadjar) podría fabricar al menos uno de esos modelos. Además, estos modelos estarían adaptados específicamente a las demandas concretas de los clientes europeos y que cumplen con las normativas medioambientales de europeas. Lo más probable es que Valladolid acoja un modelo tipo SUV de Mitsubishi del segmento B y la factoría de Oyak Renault en Bursa (Turquía) haga lo propio con otro SUV del segmento C, si bien este dato todavía no ha sido confirmado por la Alianza.

En la actualidad, Mitsubishi cuenta en Europa con el superventas Outlander PHEV y el recién presentado Eclipse Cross híbrido enchufable, lo que daría una mayor gama a la marca aumentando su competitividad y sobre todo garantizaría la tranquilidad de su red europea de concesionarios.