Mazda6 2018 Restyling

31 julio, 2018
G. ROMERO-REQUEJO
Puesta al día

Mazda inicia la comercialización en España de su renovado Mazda6 en carrocerías Sedán y Wagon, con el “restyling” que presentó en el Salón de Los Ángeles a finales de 2017. Una actualización que deberá alargar la vida del modelo hasta que a fines de 2020 le llegue su relevo, y con él una profunda revolución en Mazda, ya con mecánicas híbridas y hasta eléctricas, como prevé su reciente acuerdo con Toyota.

En realidad este es el tercer “restyling” que sufre esta tercera generación del Mazda6 lanzada al mercado en 2013 y actualizada en 2015 y 2016, explicado en parte por la necesidad de adaptar su oferta a las nuevas regulaciones en emisiones (Euro 6d TEMP) y consumos (norma WLTP) y ponerlo al día en materia de conectividad y algunas ayudas a la conducción (la pantalla multimedia, por ejemplo, pasa a ser de 8” como mínimo), y de paso ofrecer nuevos niveles de acabado, establecidos en tres: el básico Evolution, el medio Zenith y el alto Signature, con una mejora desdoblada en el primero (Evolution y Evolution Tech) y el segundo (Zenith y Zenith +Pack & White). Su nivel es muy completo, con climatizador automático bizona y sensores de aparcamiento desde el Evolution, equipo de sonido Bose desde el Zenith y tapicería en piel napa en el Signature).

Sus medidas apenas cambian, ya que parte de una carrocería bastante grande (4,87 m de largo el sedán), ofreciéndose en sedán y familiar Wagon, con la curiosa particularidad de ser este último algo más corto (4,81 m) y con menor batalla (2,75 m por 2,83 m el sedán). Los pesos se mantienen (entre 1,4 y 1,6 Tm entre el más ligero y el más pesado).

Mazda6 2018 Restyling: Sutiles cambios estéticos

Este actualizado Mazda6 mantiene el lenguaje de diseño Kodo característico de la marca, aunque con ligeros cambios externos. Su estilizada parrilla pentagonal adopta una rejilla de trama “nido de abeja”, estrena nuevos perfiles cromados y nuevos paragolpes con las esquinas más estilizadas. Los faros de diodos son más finos, con los antiniebla integrados en los grupos ópticos principales. Por detrás los cambios son igualmente mínimos, variando solo la forma de los pilotos y el perfil cromado horizontal. Hay 8 colores de carrocería, con dos nuevos, entre ellos el rojo guinda metalizado (que varía ligeramente, pasando a llamarse Soul Red Crystal en vez de solo Soul Red) y las llantas (de aleación en todos los niveles) son de 17” en el nivel Evolution y de 19” en los Zenith y Signature, con neumáticos de 225/55 en el primero y 225/45 en los segundos.

En el interior se aprecia un notable aumento de calidad percibida. El salpicadero cambia la consola central, con los aireadores ahora en una posición más alta y de menor tamaño, reforzando un diseño más horizontal. Asimismo, la consola simplifica sus mandos a la par que se hacen más funcionales. En el cuadro de instrumentos también hay algunas modificaciones y el volante también es distinto, con nuevos cromados y diferente botonería, todo pensado para subrayar la sensación de calidad percibida, especialmente en el nivel superior Signature, con insertos en madera natural (de “sen”, un árbol noble japonés empleado habitualmente en instrumentos musicales y mobiliario). También lleva tapicería de piel napa con asientos delanteros ventilados (novedad en Mazda), dos tomas USB para las plazas traseras (desde el nivel Zenith), remates en ante, teclas en negro piano y cromadas, y el salpicadero forrado en un nuevo material de tacto suave (Ultrasuede Nu).

Mazda6 2018 Restyling: propulsores actualizados

La aerodinámica se mantiene (Cx de 0,30), y bajo el capó encontramos 4 opciones motrices, dos en gasolina (el 2.0 SkyActiv-G de 145 CV y el nuevo 2.5 SkyActiv-G de 194 CV) y dos diésel (el 2.2 SkyActiv D, desdoblado en 150 y 184 CV, equipados con los sistemas de Mazda i-Stop e i-Eloop. Todos son motores de 4 cilindros, arquitectura biárbol e inyección directa, y turbocomprimidos (por un turbo de doble entrada) los diésel. La decepción es que aún no se comercializa para Europa el 2.5 SkyActiv-T, el motor grande turbo de gasolina que con 250 CV ya ofrece el CX-9 (que no se vende en Europa). La transmisión puede ser manual de 6 marchas o automática también de 6 con todos los motores, salvo los dos más potentes en diésel y gasolina que sólo vienen con cambio automático, y la tracción es siempre delantera salvo en el turbodiesel de 184 CV en que puede ser también total AWD en opción. Como novedad, el 2.5 se ofrece con desconexión selectiva de cilindros (2) en uso a carga parcial, lo que rebaja en hasta un 12% su consumo. En todo caso, el ir contra corriente también le pasa factura a Mazda, al carecer de oferta híbrida, y con motores de gasolina de alta cilindrada y atmosféricos, en vez de más pequeños y turbo, y sin el turbodiesel pequeño (como el 1.5d). En España se salva por los SUV (CX-5 y CX-3), pero eso no debe bastarle a una marca generalista como la de Hiroshima…

En la parte técnica, el 2.0 G de gasolina adopta nuevas tomas de admisión, y una nueva forma de los pistones con una relación de compresión que sube a 13:1, con inyectores multiboca a alta presión y disminución de fricciones mecánicas mediante segmentos asimétricos y camisas de pistón en forma de barril. Todo ello permite aumentar un 6% el par desde bajo régimen, con unas emisiones que cumplen con holgura la normativa WLTP / RDE incluso en partículas, sin necesidad de filtro de las mismas. Son motores de arquitectura biárbol en cabeza, 16 válvulas y distribución por cadena: el 2.0 de 145 CV entrega su potencia a 6.000 rpm con un par de 21,7 mkg a 4.000 rpm, con un consumo medio de 6,2-6,3 lts/100 km (141/144 grs/km de CO2). Por su parte el 2.5 G lleva bloque de aluminio con árboles contrarrotantes de equilibrado, y desarrolla 194 CV a 6.000 rpm con un par máximo de 26,3 mkg a 4.000 rpm, con un consumo medio de 6,7-6,8 lts/100 km (153/156 grs/km de CO2), estrenando un sistema selectivo de desactivación de cilindros si se circula en llano a velocidad constante (desde 80 km/h) en el que este sistema apaga dos de los 4 cilindros del motor en situaciones de baja carga.

En los diesel 2.2, se ha adoptado un nuevo sistema de reducción catalítica selectiva (SCR) a base de urea, que reduce sustancialmente las emisiones de NOx y permite cumplir la exigente normativa europea de emisiones (EURO 6d temp). Con un sistema de combustión multietapa y válvulas de escape rellenas de sodio para refrigerarlas mejor, se ha aumentado de 14:1 a 14,4:1 la relación de compresión y montado un nuevo turbocompresor doble de geometría variable de dos etapas que eleva la potencia del más potente a 184 CV a 4.500 rpm y el par máximo a 45,4 mkg a 2.000 rpm. La versión de 150 CV los entrega también a 4.500 rpm, con un par de 38,7 mkg de 1.800 a 2.600 rpm y un consumo medio de 4,4-5,4 lts/100 km (117-142 grs/km de CO2), frente a los 4,7-5,4 lts/100 km del 184 CV.

Las variaciones a nivel de chasis son mínimas; refuerzo y rebajado de manguetas delanteras, conexión directa de barras estabilizadoras, amortiguadores más gruesos… La dirección adopta puntos de fijación rígidos, y los discos delanteros de freno de los diésel suben a 320 mm de diámetro, en función de su mayor peso y par (los demás son de 297 mm, siendo los traseros siempre de 278 mm, tanto en gasolina como diesel). Todos cuentan con función Autohold de sujeción del coche, y entre las nuevas mejoras de equipamiento, destacan los faros integrales de diodos ALH con cambio automático de luces y haz variable (hasta 80 m más de alcance en luz larga), visión perimetral a 360º, asistente de velocidad inteligente (ISA), control de crucero inteligente (MRCC), asistencia avanzada a la frenada urbana (SCBS), alerta de tráfico trasero, detector de fatiga, lector de señales de tráfico, sensor de presencia en ángulo muerto, aviso por salida involuntaria de carril (y mantenimiento activo en el mismo), etc… Ayudas de serie o en opción según los niveles de equipamiento.

Las ayudas a la conducción se perfeccionan, con el sistema Mazda i-Activesense actualizado, con mejoras en el control de crucero adaptativo inteligente, ahora optimizado para la conducción en atascos, siendo capaz de detener el coche por completo, y reanudar la marcha, y también incorpora sistema de cámaras de visión a 360º. La conectividad se amplía, funcionando bajo entornos Android Auto y Apple Car Play.

En suma, una oportuna puesta a punto para un coche cómodo y seguro, muy bien equipado, y cuya tarifa no sufre apenas variaciones, pese a las nuevas normas (entre los 30.000 y los 44.000 euros, sin contar ayudas y promociones que pueden dejar el Mazda6 más barato al filo de los 25.000 euros y el más caro por debajo de los 40.000).

Versiones del modelo: 'Mazda6'

Galeria de fotos

foto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_01.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_02.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_03.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_04.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_05.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_06.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_07.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_08.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_09.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_10.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_11.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_12.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_13.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_14.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_15.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_15a.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_15b.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_16.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_17.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_18.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_19.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_20.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_21.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_22.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_23.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_24.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_25.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_26.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_27.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_28.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_29.jpgfoto: Mazda6 2018 restyling sedan y Wagon_30.jpg
Mazda
Mazda

Tno. 91 418 54 80
Garantía: 3 años ó 100.000