Matías Carnero, miembro del Consejo de Supervisión del Grupo Volkswagen

8 abril, 2021
MARIANO NIETO

Desde el pasado 1 de abril, Matías Carnero, actual presidente del Comité de Empresa y secretario general de UGT de SEAT S.A., es nuevo miembro del Consejo de Supervisión del Grupo Volkswagen, a propuesta del sindicato alemán IG Metall, compatibilizando este nuevo cargo con sus responsabilidades actuales. Es un hecho insólito ya que es la primera vez que un representante de SEAT S.A., y también un español, forma parte de este consejo.

Carnero se incorporó a SEAT S.A. en 1987, como operario de montaje en las instalaciones de la Zona Franca en Barcelona y, un año más tarde fue elegido delegado sindical. En 1999, fue designado por elección como presidente del Comité de Empresa de SEAT Martorell y en 2003, secretario general y portavoz de UGT en SEAT S.A. Desde ese año también forma parte del Presídium del Comité de Empresa europeo y global del Grupo Volkswagen. Además, en 2016 fue nombrado presidente de UGT Catalunya y en 2019, presidente del Comité Intercentros de SEAT S.A., cargos todos estos mantenidos hasta la fecha.

El nuevo miembro del consejo ha subrayado que “este nombramiento es un reconocimiento a los empleados de SEAT S.A. y al conjunto de los hombres y mujeres que trabajan en la industria del automóvil en España. Quiero dar las gracias a IG Metall por proponerme para este cargo”. “Formar parte del Consejo de Supervisión nos da la oportunidad de participar en el órgano en el que se toman las decisiones estratégicas más relevantes del Grupo Volkswagen”. “Desde esta posición, seguiré defendiendo a todos los trabajadores de SEAT y del Grupo y a la compañía”, ha subrayado.

El Consejo de Supervisión es el órgano de control de la dirección del Grupo Volkswagen, destacando entre sus funciones la aprobación de las decisiones estratégicas más relevantes de la compañía, así como el nombramiento de los miembros del Comité de Dirección del Grupo. Está formado por un total de 20 personas, de las cuales la mitad son representantes de los accionistas y la otra mitad, representantes de los trabajadores elegidos por los propios empleados, de acuerdo con la ley alemana de cogestión.

Un total de siete de estos diez representantes son empleados de la compañía escogidos por los propios trabajadores y los otros tres son representantes de los sindicatos, elegidos en elecciones por los empleados. Matías Carnero ocupará una de estas tres plazas y será el único representante internacional de los empleados.