Kia e-Niro

26 diciembre, 2018
J. ROBREDO
Eléctrico de alto rango

El Kia e-Niro es el tercer miembro del atractivo crossover, tras el Niro híbrido HEV y el híbrido enchufable PHEV, ambos de gasolina, completando a estas variantes con otra totalmente eléctrica de hasta 455 km de autonomía.

La coreana Kia ha sido una de las marcas pioneras en ofrecer un modelo 100% eléctrico mucho antes que la mayoría de sus rivales, como demostró con el Kia Soul EV. Ahora mejora esta oferta con el Kia e-Niro, que veremos en pocos meses en sus concesionarios, y que con la misma mecánica eléctrica que su primo, el Hyundai Kona Eléctrico, anuncia una autonomía de hasta 455 km (y algo más de 600 km en uso únicamente urbano) para su versión europea, siempre según el nuevo ciclo WLTP.

A nivel estético, hay pocos cambios exteriores frente al Niro normal, aunque suficientes para distinguirle, como el nuevo frontal cerrado, más aerodinámico al no necesitar tanta refrigeración sin un motor de combustión bajo el capó. Luce así una parrilla “tiger nose” totalmente carenada, que incluye la toma de carga para el enchufe, insertos decorativos en color azul y llantas específicas de 17” y diseño aerodinámico (lenticulares). En el fondo, todo muy similar a su “concept” Niro EV, mostrado en este mismo año. El nuevo e-Niro presenta también unas tomas de aire rediseñadas y nuevas luces diurnas de diodos en forma de flecha, combinadas con elementos en azul claro. También cambia el paragolpes trasero, con elementos resaltados en azul similares a los delanteros y por supuesto, sin tubo de escape.

El interior del Kia e-Niro reemplaza la palanca de cambios por un mando giratorio selector de marcha

Por dentro es casi idéntico a cualquier Niro, si bien cuenta con un mando giratorio para el selector de marcha y apliques decorativos también en azul, además de nuevas molduras en negro brillante y azules en las puertas, así como con una pantalla de 7″ (18 cm) con una serie de funciones específicas (control de carga, autonomía, puntos de recarga próximos…). El cuadro es también de 7”, con los datos de velocidad e información de conducción (estado de la batería, estilo de conducción…). Como modelo de última generación, su nivel de equipamiento es muy completo, con lo último en asistencia avanzada a la conducción (ADAS) como la alerta de colisión frontal con frenado de emergencia, control de crucero adaptativo con “stop & go”, asistente de mantenimiento de carril, sensores de presencia en ángulo muerto, etc, así como en elementos de confort (climatizador bizona, cámara de marcha atrás, volante multifunción…).

Dos motores con diferentes autonomías

Pero lo que diferencia radicalmente a este Kia e-Niro de sus hermanos híbridos es su tracción exclusivamente eléctrica, también al eje delantero, pero ya sin el motor 1.6 GDi de gasolina, y como tal cero emisiones (lo que le permite beneficiarse de la etiqueta Cero de la DGT). Y su mecánica eléctrica (exactamente la misma del reciente Hyundai Kona Eléctrico) tiene dos opciones: la versión básica tiene un motor de 100 kW (136 CV) y 40,3 mkg de par, que gracias a una batería de 39,2 kW/h homologa una autonomía de 289 km en el ciclo WLTP, mientras que el Kia e-Niro más potente va impulsado por el motor de 150 kW (204 CV), con el mismo par que la versión de acceso, pero con una batería de 64 kW/h le permite ofrecer hasta 455 km de autonomía, si bien, circulando exclusivamente en ciudad homologa una autonomía de 615 km.

La toma de carga de este e-Niro se encuentra en la parrilla de su frontal

Como el Hyundai Kona, el Kia Niro fue diseñado desde su concepción para ser eléctrico, por eso el alojamiento de sus baterías en el piso de su plataforma apenas le roban espacio de carga, dejando además un centro de gravedad más bajo que en el Kia Niro híbrido, lo que le beneficia de cara a su estabilidad. También con un peso parecido, con 1.592 kg el básico y alcanzando 1.737 kg en orden de marcha el Kia e-Niro de 204 CV, lo que casi igualan sus prestaciones, que repiten casi las del Hyundai Kona Eléctrico, con su misma velocidad punta en las dos versiones (155 y 167 km/h) y sólo ligeramente peor en las aceleraciones (7,8 y 9,8 segundos respectivamente para cada una de 0 a 100 km/h). Y eso que es más grande (4,38 m de largo por 2,70 m de batalla, frente a 4,10 m y 2,60 el Kona Eléctrico en ambas medidas).

Las baterías son de polímero de litio, y como es lógico se recargan en el mismo tiempo que las de su primo de Hyundai. Si se conecta el Kia e-Niro con batería de 64 kW/h a un cargador rápido de 100 kW, ésta se recarga hasta el 80% en menos de una hora (54 minutos), y también anuncia un tiempo de recarga de 6 horas y 10 minutos para la batería menor capacidad y 9 horas y 35 minutos para la batería mayor (desde una toma normal doméstica de 7,2 kW) a través de su cargador Por lo demás, este Kia e-Niro cuenta con una serie de mejoras adicionales para aumentar su eficiencia energética, como la frenada regenerativa, el avance por inercia CGC (Coasting Guide Control), el control predictivo de energía PEC (Predictive Energy Control), etc. Con ellas se puede recargar la batería al frenar o rodar por inercia y aumentar así la autonomía del coche. Estos sistemas están vinculados a la navegación del vehículo, avisando al conductor del momento idóneo para activarlos, según el tipo de carretera por la que se circula.

La zaga con remates azulados y la ausencia de tubo de escape delatan la propulsión eléctrica del Kia e-Niro

No cabe duda de que como el Kona EV, este e-Niro va a suponer una dura competencia en el mercado de coches eléctricos, al empezar a ofrecer ya una autonomía aceptable, que es el talón de Aquiles de estos vehículos. Habrá que ver si su precio resulta lo bastante competitivo para ello (sobre todo en relación con el de su primo el Hyundai Kona Eléctrico, con el que comparte todas sus “tripas”). La mejor prueba de su buena acogida está en el hecho de que desde su presentación a primeros de año, Kia recibió más de 5.000 pedidos de este e-Niro en Corea aún antes de su comercialización… Y por supuesto, este Kia e-Niro también cuenta con 7 años de garantía o 150.000 km, garantía que cubre tanto la batería como el motor eléctrico.

Galeria de fotos

foto: Kia e-niro_01.jpgfoto: Kia e-niro_02.jpgfoto: Kia e-niro_03.jpgfoto: Kia e-niro_04.jpgfoto: Kia e-niro_05.jpgfoto: Kia e-niro_06.jpgfoto: Kia e-niro_07.jpgfoto: Kia e-niro_08.jpgfoto: Kia e-niro_09.jpgfoto: Kia e-niro_10.jpgfoto: Kia e-niro_11.jpgfoto: Kia e-niro_12.jpgfoto: Kia e-niro_13.jpgfoto: Kia e-niro_14.jpgfoto: Kia e-niro_15.jpgfoto: Kia e-niro_16.jpgfoto: Kia e-niro_17.jpgfoto: Kia e-niro_18.jpgfoto: Kia e-niro_19.jpgfoto: Kia e-niro_20.jpgfoto: Kia e-niro_21.jpgfoto: Kia e-niro_22.jpgfoto: Kia e-niro_23.jpgfoto: Kia e-niro_24.jpgfoto: Kia e-niro_25.jpgfoto: Kia e-niro_26.jpgfoto: Kia e-niro_27.jpgfoto: Kia e-niro_28.jpgfoto: Kia e-niro_29.jpgfoto: Kia e-niro_30.jpgfoto: Kia e-niro_31.jpgfoto: Kia e-niro_32.jpgfoto: Kia e-niro_33.jpgfoto: Kia e-niro_34.jpgfoto: Kia e-niro_35.jpgfoto: Kia e-niro_36.jpgfoto: Kia e-niro_37.jpgfoto: Kia e-niro_38.jpgfoto: Kia e-niro_39.jpgfoto: Kia e-niro_40.jpgfoto: Kia e-niro_41.jpgfoto: Kia e-niro_42.jpgfoto: Kia e-niro_43.jpg
Kia
Kia

Tno. 91 579 64 66
Garantía: 7 años o 150.000 km