Hyundai Kona Eléctrico (Primera prueba)

22 noviembre, 2018
G. ROMERO-REQUEJO
Con dos potencias y un freno singular

La marca coreana comercializa ya en nuestro país el Hyundai Kona Eléctrico, la versión “cero emisiones” de su SUV compacto, ofrecido en dos potencias y con dos interesantes rangos de autonomía.

Comparado con sus hermanos con motor de combustión, el Hyundai Kona Eléctrico se diferencia por su parrilla cerrada y adornada con marcas de aspecto futurista, los faros (de diodos) en dos pisos (arriba muy estilizados y abajo más cuadrados en las esquinas) con la luz de cruce diurna por diodos en los de arriba, llantas de 17”, paragolpes específicos y otros elementos en color metalizado a contraste (como el faldón lateral inferior plateado).

Así, frente al Kona de gasolina, este Kona Eléctrico -desarrollado sobre su misma plataforma de 2,60 m de batalla, con las baterías en el piso– es apenas 2 cm más largo y 2 cm más alto, con la misma habitabilidad aunque lógicamente con menor volumen de maletero (casi 322 litros con el hueco para guardar el cable de recarga, frente a los 360 litros del Kona térmico). Por detrás cambia también el paragolpes y la antena de techo, y los ocupantes traseros tienen mayor dificultad para colocar sus pies bajo los asientos delanteros.

El Hyundai Kona Eléctrico ofrece dos niveles de potencia y autonomía

Dos niveles de potencia y autonomía

La mayor novedad que aporta este Hyundai Kona Eléctrico es su oferta en dos niveles de potencia y su alto grado de autonomía entre recargas: el primero entrega 100 kW (136 CV) con un conjunto de baterías de ion-litio de 39,2 kW/h de capacidad, y el segundo da 150 kW (204 CV) con un grupo mayor de baterías y una capacidad de 64 kW/h.

Es evidente que lo que más sorprende es su elevada autonomía, al menos en comparación con su hermano mayor Hyundai Ioniq Eléctrico y la mayoría de sus rivales eléctricos más directos (Nissan Leaf y  Renault Zoe) a la espera del lanzamiento de su primo el Kia E-Niro que ofrecerá idénticos propulsores y autonomías similares. Porque incluso la versión menos ambiciosa, con 289 km en ciclo WLTP (que son bastante reales, no como las mediciones anteriores NEDC) y 1.600 kg de peso ofrece una capacidad de uso muy aceptable en viajes cortos y medios, y eso que su batería de 39,2 kW/h está en la media de lo que suelen llevar los coches eléctricos, pero sólo consume 13,9 kW/h.

Por eso el Hyundai Kona Eléctrico de 204 CV, con una batería de 64 kW/h (el mayor nivel que hemos visto en estos coches compactos) se permite el lujo de anunciar 449 km de autonomía en ciclo WLTP, que posiblemente puedan superarse con una conducción muy cuidadosa… Y también con un consumo ajustado de 14,3 kW/h… Si pensamos en que el sobreprecio de esta versión es de 3.000 euros, creemos que claramente compensa a la hora de decidirse entre los dos.

Con un par máximo de 40,3 mkg tanto para uno como para otro, las prestaciones son bastante interesantes, con 9,7 segundos para cubrir el 0-100 km/h en la versión de 136 CV y sólo 7,6 segundos en el mismo crono en la de 204 CV, anunciando una velocidad punta de 155 km/h el primero por 167 km/h el segundo. Los dos cuentan con un cambio electrónico del tipo “shift-by-wire” con botones para seleccionar los distintos grados de la transmisión.

El tiempo de carga del Hyundai Kona Eléctrico dependerá del tipo de potencia eléctrica contratada

Tiempos de recarga variables

En este Hyundai Kona Eléctrico, toma de carga es del tipo Combo CCS, situada en el frontal, al lado del logotipo de Hyundai, ligeramente desplazada a la izquierda (mejor estaría en un lateral, para evitar daños a la misma en colisiones leves). Tiene un marco que se ilumina según el proceso de carga y un indicador del estado del mismo (en tres niveles).

Hyundai anuncia un tiempo recarga de 6 horas y 10 minutos para la batería menor capacidad (39,2 kWh) y de 9 horas y 35 minutos para la batería de 64 kWh, siempre desde una toma normal doméstica de 7,2 kW a través de su cargador. Pero si no tenemos contratada tanta potencia eléctrica en nuestro domicilio (la normal oscila entre 3,3 y 4,4 kW) tardará más… Y si tenemos más tampoco tardará menos, ya que a lo más que puede cargar es a esos 7,2 kW/h.

Claro que si tenemos acceso a un cargador rápido de 100 kW el tiempo de carga para conseguir el 80% de autonomía solo lleva 54 minutos (pero sin olvidar que el recurso frecuente a este tipo de carga acorta la vida de las baterías). La recarga se puede activar directamente (apretando un botón junto a la toma) o programar para que comience a una hora concreta. También es posible, desde el menú de la pantalla central, fijar un límite de carga (si no queremos esperar tanto y para proteger la vida útil de la batería, que trabaja mejor entre el 30 y el 80% de carga).

El Hyundai Kona Eléctrico tiene una autonomía máxima de hasta 449 km

Acelerando que es gerundio

Durante nuestra prueba de contacto, sobre todo urbana, nos llamó la atención su aceleración fulgurante, en especial en el modelo más potente, y como en todos los coches eléctricos, el tirón de su respuesta motriz es inmediato, gracias a los 40,3 mkg de par directo desde cero. Por lo demás, el peso no se traduce en una suspensión demasiado blanda ni tampoco muy dura, absorbiendo bien los baches.

Se pueden elegir tres modos de conducción (-Eco, Comfort y Sport-) desde el mando “drive mode” en la consola, que modifican la respuesta del motor al acelerar, de menos a más enérgica, y además lleva unas levas al volante con las que se puede variar la capacidad de retención del motor eléctrico y, por tanto, la energía a recuperar con la deceleración (la leva de la derecha aumenta la retención y la de la izquierda la disminuye), con tres grados de retención posible (que también se puede suprimir, permitiendo que el coche ruede por inercia). Estas levas permiten también el frenado (tirando de la izquierda) al levantar el pie del acelerador hasta llegar a detener el coche.

Una frenada singular

Quizá lo más llamativo de esta versión eléctrica del Kona sea su frenada, ya que exige cierto grado de adaptación. Al pisar el freno, el Kona Eléctrico utiliza primero el freno regenerativo y sólo cuando el conductor pisa con más fuerza, entra el convencional por los frenos de disco de las ruedas, produciendo una frenada en dos fases, una inicial suave y otra posterior más brusca, lo que obliga a acostumbrarse al principio hasta cogerle el pulso a su peculiar forma de frenado. De este modo, en ciudad o en largas bajadas puede activarse la retención máxima para no usar apenas los frenos, mientras que en carretera abierta conviene eliminarla para que el coche ruede lo más posible sin retención, para no perder velocidad, aprovechando  así su buena aerodinámica y la baja resistencia de sus neumáticos ecológicos.

El salpicadero cuenta con una pantalla de hasta 8″ y elimina la palanca selectora del cambio

Son estos detalles los que, sobre todo en el modo de conducción Eco, permiten aumentar la autonomía al máximo, con funciones como el modo Eco Plus, que reduce el uso eléctrico de los elementos del coche que no inciden en el avance para disminuir el consumo y conseguir que éste llegue a su destino. En todo caso, este Hyundai Kona Eléctrico sorprende por su autonomía y por su aceleración, con un rodaje sorprendentemente silencioso hasta los 120 km/h (luego, el ruido de rodadura se deja oír un poco). Que su velocidad punta sea un tanto baja importa menos, tanto por las limitaciones como porque lo que cuenta sobre todo es la aceleración, y ésa es excelente.

Al volante tenemos un cuadro que es una pantalla de 7” (sin indicadores analógicos, con velocímetro, indicador de consumo eléctrico y autonomía) y al pie de la consola central no hay palanca ni selector de cambio sino las teclas P, R, N y D (posiciones de aparcamiento, marcha atrás, punto muerto -neutral- y avance normal). El freno de mano es eléctrico y en opción puede llevar un soporte para la carga inalámbrica de teléfonos móviles, “head up display” (de 8”) y cámara de visión trasera, así como asientos delanteros ventilados y calefactados (lo mismo que el volante).

De serie (acabado Tecno) trae una pantalla multimedia de 7” (o de 8” si monta el navegador opcional), ambas compatibles con entornos Apple Car Play y Android Auto, contando con Bluetooth, tomas USB y auxiliar, equipo de audio con 8 altavoces (subwoofer incluido), etc… Los revestimientos son de buen plástico pero duro, con ajustes correctos y un buen nivel de equipamiento (sobre todo en el nivel alto, Style).

El Kona Eléctrico se libra de las limitaciones de circulación y aparcamiento en la gran ciudad

Respecto a las ayudas a la conducción, este Kona Eléctrico trae de serie control de crucero (inteligente y con función de parada y arranque en el nivel Style), asistente anticolisión con detección de peatones, aviso por cambio involuntario de carril (y mantenimiento activo del mismo LFA en el nivel Style), aviso de presencia en el ángulo muerto (con aviso de tráfico trasero cruzado en el nivel Style), sensor de fatiga de conducción, cambio automático de luces de carretera y el lector de límites de velocidad (también en el nivel Style).

Si su autonomía teórica se confirma en el uso habitual, tenemos con este Hyundai Kona Eléctrico una alternativa real de movilidad eléctrica capaz de ir más allá del uso meramente urbano y periurbano, con todas las ventajas de los coches eléctricos a efectos de librarse de las limitaciones actuales y futuras de circulación y aparcamiento en las grandes ciudades.

Precios (€) (Con promoción)
Kona Eléctrico Tecno 136 CV 38.500 33.418
Kona Eléctrico Tecno 204 CV 41.500 36.418
Kona EléctricoStyle 204 CV 44.300 39.218
Kona Eléctrico Style 204 CV bicolor 44.950 39.868

Galeria de fotos

foto: hyundai-kona-ev-electrico_01.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_02.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_03.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_04.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_05.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_06.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_07.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_08.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_09.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_10.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_11.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_12.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_13.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_14.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_15.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_16.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_17.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_18.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_19.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_20.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_21.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_22.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_23.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_24.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_25.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_26.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_27.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_27A.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_27B.jpgfoto: hyundai-kona-ev-electrico_28.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_29.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_30.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_31.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_32.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_33.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_34.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_35.JPG.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_36.JPGfoto: hyundai-kona-ev-electrico_37.JPG
Hyundai
Hyundai

Tno. 91 360 52 60
Garantía: 5 años sin límit