Honda SH 125i ABS Scoopy

14 octubre, 2019
J. BOTELLA
La «Scoopy» se actualiza

A pesar de unos sencillos aunque atractivos retoques estéticos en los paneles delanteros y laterales, en 2019 la Honda SH 125i, -la “Scoopy”- que es el apelativo que perdurará en el tiempo entre los incondicionales de este icónico scooter, mantiene inalteradas sus cualidades funcionales y mecánica, incluyendo ahora el ABS. Se vende desde 3.650 euros.

¿Para qué cambiar cosas en una motocicleta que cumple con creces su cometido? Sí, claro, se la ha actualizado a nivel de seguridad dinámica dotándola con el indispensable, y obligado, sistema de frenada asistido por ABS, pero en el fondo, la Honda SH 125i -la “Scoopy”- sigue representando lo que allá por 1984 surgió como un modelo a seguir, creando un tipo de vehículo que aún hoy en día siguen imitando sus numerosos competidores. Nació con un pequeño motor de 50 cc para poco más tarde equipar uno de 75 cc, aunque algunos –los que ya disponíamos del carné A2-, pudimos disfrutar con otro de 80 cc que se fabricaba en Bélgica).

¿Su secreto? Muy simple: Honda equipó con ruedas de 16 pulgadas, una moto ligera y manejable, idónea para recorridos urbanos, creando un nuevo concepto de scooter que sustituyó la carrocería de plancha de su máximo competidor italiano, por una de plástico duro más moderna, más atractiva y mucho más práctica.

La actual Honda SH 125i Scoopy ABS 2019 presenta unas líneas más suaves, pero manteniendo su elegancia y su estilo que tanto ha caracterizado a este modelo de éxito. Se la ha dotado también de aspectos tecnológicos como por ejemplo el sistema manos libres “Smart Key” (llave inteligente), con el que se puede poner marcha con la llave en el bolsillo mediante un sistema de reconocimiento remoto. Un gadget – este Smart Key- que además permite abrir la tapa del depósito de combustible y levantar el amplio asiento -que ha ganado en comodidad para el pasajero- y levantarlo para acceder a su amplio espacio que admite almacenar un casco del tipo integral; hay que añadir que con un poco de maña, incluso nos caben dos cascos del tipo “semi-jet” bajo el asiento.

La nueva SH 125i, cuenta también con dos pulsadores, uno para activar o desactivar el sistema remoto y otro para encender los intermitentes a distancia, algo que puede ser muy útil para localizar nuestra Scoopy en un aparcamiento. Además, para aumentar el espacio de almacenamiento ya comentado, ahora -de serie- se entrega la SH 125i ABS con un amplio y cómodo cofre trasero (top case). También aumenta en capacidad la guantera frontal, que incorpora una toma de corriente de 12V. Otros detalles inalterados son el obvio caballete central y una robusta “pata de cabra”.

Y sigue manteniendo tanto su suelo plano como el gancho central (tan imitado en otras marcas), que permite sujetar bolsas o mochilas para llevarlas cómodamente delante de las piernas. Todo hace que esta moto se adapte a la perfección para un uso intenso en zonas urbanas; un territorio para el que fue pensado y diseñado hace ya 35 años.

Por lo demás, sólo destacar la amplia instrumentación de su cuadro de instrumentos alojado sobre el manillar y en el que podemos consultar, como es lógico, desde la temperatura del motor hasta el nivel de combustible, así como también luces (de tipo Led) e intermitentes.

Honda SH 125i ABS Scoopy 2019: sin cambios en la mecánica

En el apartado mecánico, sí que hay que destacar unas pequeñas novedades que afinan sus prestaciones. El Honda SH 125i de hoy, sigue disponiendo del sistema de eficiencia energética “Idling Stop”, un sistema desconectable, eso sí, a voluntad del conductor y que detiene automáticamente el motor si se superan 3 segundos con el motor al ralentí. El motor se pone en funcionamiento cuando nota la más mínima acción sobre el puño del acelerador.

Aunque esta función ecológica no es nueva, sí que es importante hacer notar que, junto a una profunda revisión de los elementos interiores del motor, se consigue unos consumos mínimos, permitiendo que, con un depósito, se puedan cubrir unos 300 kilómetros de distancia, lo que para un uso urbano, no cabe duda de que es una cifra impresionante. La base de todo ello sigue siendo el probado motor de un cilindro y 125 centímetros cúbicos de 4 tiempos que aporta una potencia de 12 CV y un muy agradable par gracias a su alimentación por inyección electrónica PGM-FI.

Dinámicamente, la Scoopy mantiene sus magníficas cualidades de estabilidad y frenada gracias a un chasis noble que se apoya en dos amortiguadores traseros y una horquilla telescópica en el eje delantero; mientras que los frenos se confían a un disco en el eje delantero, y otro disco en el trasero, todo ello asistido con un ABS de magnífico comportamiento.

En resumen, la actual Honda SH 125i, en su última versión 2019 solo se ha adaptado a las últimas tecnologías, buscando el más alto nivel en cuanto a seguridad en marcha. Honda ha hecho bien en mantener casi inalterable su modelo estrella. Cuando algo funciona y lo hace bien, no hay que empeñarse en cambios transcendentales; algo que en Honda han tenido muy en cuenta dado el éxito (casi continuado) de ventas de este modelo.

Ficha Técnica
Mecánica
Motor 1 cilindro, 4 tiempos, Euro 4
Cilindrada 125 cc
Alimentación Inyección electrónica
Refrigeración Líquida
Potencia máx. 12,2 CV a 8.500 rpm
Dimensiones
Distancia entre ejes 1.340 mm
Altura asiento 799 mm
Depósito 7,5 litros
Peso 136 kg
Precio 3.650 Euros

Galeria de fotos

foto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_01.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_02.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_03.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_04.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_05.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_06.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_07.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_08.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_09.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_10.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_11.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_12.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_13.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_14.jpgfoto: Honda SH125i ABS Scoopy 2019_15.jpg
Honda
Honda

Tno. 93 370 80 07
Garantía: 3,4,5 años sin lí