Falleció Adrián Campos, referente del automovilismo español

28 enero, 2021
GERARDO ROMERO-REQUEJO M.
Una vida de pasión y compromiso con las carreras

Esta mañana nos levantábamos con la triste noticia del fallecimiento repentino e inesperado de Adrián Campos Suñer, ex-piloto de Fórmula 1 español y presidente y fundador del equipo Campos Racing.

La competición automovilística española está de luto. Ayer por la noche, una repentina afección coronaria se llevaba de manera fulminante con 60 años a una figura clave del automovilismo nacional, Adrian Campos, uno de los pocos españoles que llegó a la Fórmula 1 en la que llegó a disputar 21 grandes premios con la escudería Minardi entre 1987 y 1988, este último con el famoso patrocinio de Lois. Antes, fue el primer español en lograr un tercer puesto en la Fórmula 3 con Volkswagen, debutando en la F3000 con Lola y llegando a trabajar para Tyrrel F1 como piloto de prueba. Posteriormente lograría ganar en 1994 el Campeonato de España de Superturismos con un Alfa Romeo 155.

Pero más allá de su carrera deportiva, tras llegar a fundar su propia escudería (Bravo F1) y llegar a correr las 24 Horas de Le Mans, fundó la que sería la verdadera escuela de campeones Campos Racing (primeramente como Adrián Campos Motorsport), con la que compitió en la Fórmula Nissan con Marc Gené, Fernando Alonso y Antonio García, siendo además mánager de ellos. El palamarés de los últimos 10 años de la escudería Campos Racing no ha podido ser mejor, ya que ganó todas las competiciones tanto en GP2 como en la European F3, siendo la primera en fichar a una mujer como piloto (Natacha Gachnang).

Adrian Campos deja huérfano a tres hijos (Adrián, Alejandro y Lucas) y a los miembros de un equipo, Campos Racing, que además de sentir tan desgarradora pérdida, han transmitido también «el privilegio de haber trabajado junto a una persona audaz e innovadora como Adrián. Volcado en el motor como forma de vida, su tesón y su calidad humana serán por siempre un modelo y referencia para todos y cada uno de nosotros». Hermosas y justas palabras que se unen al luto de la gran familia del automovilismo español que consideraba a Adrián Campos como un emprendedor tenaz, cazatalentos y descubridor de Fernando Alonso, que supo evolucionar como piloto y madurar como persona, sin dejar que la pasión por la competición pudiera más que la cabeza para acabar dirigiendo con éxito una escudería de pilotos de bandera… de cuadros. Descanse en paz.