EL EQUIPO DE CIUDAD DE MÉXICO, GANADOR DEL AUDI URBAN FUTURE AWARD 2014

11 noviembre, 2014
NEWSPRESS

El “sistema operativo para la movilidad urbana” presentado por la ciudad de México impresionó al jurado.
Los resultados del Audi Urban Future Award se integrarán en la “Urban Agenda” de Audi.
Rupert Stadler: “Queremos devolver espacio a la ciudad, y tiempo y calidad de vida a sus residentes”.
Madrid, 11 de noviembre de 2014 – Ya se conoce el ganador de la tercera edición de los premios Audi Urban Future Award: el premio de 100.000 euros, el de mayor valor de cuantos se conceden en el mundo para soluciones de movilidad innovadoras, va a la Ciudad de México. El equipo dirigido por el reconocido arquitecto y urbanista José Castillo impresionó al jurado internacional con su “sistema operativo para la movilidad urbana”. Su eje central es una plataforma de datos sobre la cual las ciudades pueden planificar sus sistemas de transporte de acuerdo a sus necesidades, y los conductores adaptarse de forma flexible. Bajo el lema “El próximo salto adelante en movilidad”, cuatro equipos de expertos representando a Berlín, Boston, Ciudad de México y Seúl compitieron por el galardón con sus innovadoras ideas sobre la movilidad del mañana. “Las dos mega tendencias de la urbanización y la digitalización cambiarán radicalmente la movilidad en las grandes ciudades”, explicó Rupert Stadler, presidente de AUDI AG, en la presentación del premio en Berlín.
Un jurado compuesto por nueve expertos en diferentes disciplinas evaluó las propuestas realizadas por los equipos participantes de acuerdo a criterios como la capacidad de innovación, la sostenibilidad, la viabilidad y el potencial de las ideas para ser transferidas a otras ciudades. China, Alemania, el Reino Unido, Colombia y los Estados Unidos son los países representados por los miembros del jurado, presidido por el Prof. John Urry, director del Centro de Investigación de Movilidad en la Universidad de Lancaster. “Las ideas de los equipos eran tan diversas como las ciudades de las que proceden. Ha habido enfoques interesantes en todas las propuestas,” declara Urry. “En última instancia nos decidimos por el equipo de Ciudad de México debido a que el proyecto ya se está implementando, y porque aporta soluciones concretas y abordables para resolver los problemas urgentes de movilidad que existen en las mega-ciudades.”
El renombrado arquitecto y urbanista José Castillo y su equipo de Ciudad de México están convencidos de que “el automóvil puede resolver los problemas que causa por sí mismo” mediante, por ejemplo, el suministro de datos con los que las ciudades puedan gestionar mejor su planificación del tráfico. De acuerdo con el estudio sobre transporte IBM Commuter Pain Index, Ciudad de México es “el área urbana más compleja del mundo.” La respuesta de Castillo, en colaboración con el experto en TI Carlos Gershenson, y con la responsable del Laboratorio de Innovaciones de la ciudad, Gabriella Gómez-Mont, ha sido el desarrollo de un “sistema operativo para la movilidad urbana.”
El equipo ganador en el Audi Urban Future Award 2014 confía en el fomento de la autoayuda convirtiendo a los usuarios de las ciudades en donantes de datos. Al mismo tiempo, se ensayan nuevas formas de cooperación entre compañías, proveedores de movilidad e instituciones municipales: además de Audi, han colaborado muchas empresas y organizaciones. Desde septiembre ya está operativa una versión inicial de la nueva plataforma de datos, mediante la cual los viajeros pueden compartir información sobre sus propios movimientos con otros usuarios a través de un sitio web y una aplicación específica. De esta manera se crea gradualmente una base de datos válida para la planificación urbana y el transporte sostenible. Tan pronto como están disponibles en tiempo real un número de datos suficientes para realizar previsiones precisas, los usuarios pueden adaptar su comportamiento a dichas previsiones, influyendo así en el tráfico, por ejemplo saliendo más tarde o eligiendo el modo de transporte que les permita llegar más rápido a su destino.
“El equipo de Ciudad de México ha logrado el éxito a la hora de recopilar datos fiables de una manera sencilla. Sobre la base de estos datos, en el futuro podremos desarrollar servicios de movilidad a medida,” explica Annegret Maier, responsable de Inteligencia de Datos en Audi. Maier es miembro del equipo Audi Urban Insight, que durante los últimos meses ha trabajado en estrecha colaboración con los equipos que compiten por el premio Audi Urban Future Award 2014. Expertos de Audi de diferentes departamentos de desarrollo intercambian regularmente ideas con los distintos equipos, aconsejando sobre temas tales como el diseño, el aparcamiento y la conducción pilotada o la movilidad en red.

En la actualidad, Audi ya está desarrollando diversas tecnologías que otorgan más espacio a la ciudad, y más tiempo y mejor calidad de vida para sus residentes. Tomemos el ejemplo de las plazas de aparcamiento: Audi ya tiene lista la tecnología de aparcamiento pilotado, y los parkings podrían acoger dos veces y media más coches si se pudieran aparcar de forma autónoma. También proporcionan más espacio en las ciudades los sistemas de asistencia que optimizan el flujo del tráfico, evitando frenazos bruscos, ayudando al conductor a la hora de cambiar de carril o calculando la velocidad ideal para llegar al siguiente semáforo. Las tecnologías “car-to-x” o “car-to.car” que comunican los vehículos entre sí y con las infraestructuras pueden contribuir a utilizar mejor la capacidad de las carreteras.

Cuando el vehículo está conectado en red con la ciudad, se produce un salto cuántico en la movilidad. Esto es evidente en la contribución de cada equipo a la edición del premio Audi Urban Future Award este año. “Nuestra visión es transformar la movilidad urbana en un sistema flexible guiado por objetivos, de forma que todos los medios de transporte estén perfectamente interconectados. De esta manera, los residentes siempre recibirán el servicio que mejor les encaje para su movilidad individual,” explica el arquitecto y responsable del equipo Max Schwitalla, que tiene como objetivo poner en práctica sus ideas conectando la Urban Tech Republic –un parque industrial y de investigación– localizada en el aeropuerto Berlín Tegel con la infraestructura de la capital.

El equipo de Boston, que compitió por el premio liderado por Philip Parsons, ex decano de Planificación en la Universidad de Harvard, concibió un “mercado multimodal para la movilidad”. Basado en un complejo software de simulación, hace posible que sea calcular las oportunidades para las nuevas tecnologías, y proporciona una base transparente a la hora de tomar decisiones de inversión. Por ejemplo, cuando a la hora de planificar un parking se descubre que gracias a los sistemas de aparcamiento pilotado el inmueble puede ser más pequeño, se establecen las bases para nuevas relaciones comerciales.

Las oportunidades que ofrece la conducción autónoma inspiraron al diseñador Sung Gul Hwang y a su equipo de Seúl. Sus propuestas se basan en estudios etnográficos realizados sobre el moderno distrito de Gangnam. El vehículo puede transformarse como se desee en una interfaz que permite viajar a la ciudad, en un espacio virtual de experiencias o en un dispositivo urbano y social que premia al conductor que presenta un comportamiento socialmente responsable y comprometido con el medio ambiente.

La mayoría de estas ideas son todavía muy futuristas, pero muchas de ellas son posibles hoy en día. Audi connect, por ejemplo, ya funciona como un centro de comunicaciones en el vehículo. Y el sistema de conducción pilotada en atascos, que está próximo a su fase de implementación para la utilización en serie, pronto se hará cargo del control del vehículo en carreteras congestionadas, a velocidades de hasta 60 km/h.

Los distintos puntos de vista de esta tercera edición del premio Audi Urban Future Award
tendrán cabida en la nueva “Urban Agenda” de Audi. Con el objetivo de implementar soluciones de movilidad sostenible, la marca de los cuatro aros sigue adelante con alianzas para el desarrollo de las ciudades del futuro.