El BMW i7 se prueba en condiciones extremas de frío

3 diciembre, 2021
JORGE FERNÁNDEZ
El próximo Serie 7 eléctrico

El BMW i7, la versión eléctrica del BMW Serie 7, se encuentra en la última fase de pruebas sobre nieve y hielo en el centro que BMW Group tiene en Arjeplog, Suecia.

Como la propia marca adelantó el año pasado, BMW ultima la puesta a punto de su próximo modelo eléctrico cien por cien, tras la presentación del coupé eléctrico de 4 puertas BMW i4. Esta vez sobre la plataforma del la futura Serie 7, el buque insignia de la compañía. Es la respuesta directa al Mercedes EQS, siendo esta berlina tecnológica de representación de la marca bávara la que aglutine la ultimísima tecnología en electrificación.

Los tests en condiciones extremas de frío son vitales en un vehículo eléctrico, ya que las condiciones meteorológicas con exceso de frío afecta directamente al rendimiento de la batería y por tanto a la autonomía y carga del vehículo. Las pruebas realizadas en las superficies resbaladizas de la pista de pruebas, que incluye un lago helado, permite además poner a punto la tracción y la suspensión, la dirección y el sistema de control dinámico de estabilidad.

Las bajas temperaturas también permiten trabajar sobre el sistema de propulsión eléctrico, probando tanto el motor como la batería y el sistema de regulación de temperatura, todos ellos tecnología de quinta generación de BMW eDrive, poniendo a prueba estos componentes en las condiciones más duras posibles para garantizar su correcto funcionamiento en cualquier circunstancia climatológica.

En cuanto al diseño de este futuro BMW i7 que no veremos hasta el próximo año en su versión final de producción, las imágenes permiten vislumbrar la clásica parrilla dotada de anchos riñones que estarán cerrados para mejorar la aerodinámica, al igual que los enrasados tiradores de las puertas.

Galeria de fotos