Volvo XC40 (Primera prueba)

21 febrero, 2018
J. BOTELLA
La elegancia práctica compacta

El nuevo SUV compacto Volvo XC40, que llegará el próximo marzo al mercado nacional, añade a una estética minimalista tan atractiva como original, un alto nivel de refinamiento, facilidad de manejo y comodidad. Aunque su precio parte desde 42.723 euros (D4 de 190 CV), a lo largo de 2018 llegarán versiones inferiores que lo harán más atractivo.

Desde hace varios años, Volvo ha apostado por renovar su gama adaptándose a las actuales tendencias, pero sin prescindir de su histórica calidad de producto ni de sus rasgos inequívocos en cuanto a diseño. Con la entrada de la china Geely en su accionariado, Volvo ha dispuesto de los activos necesarios para consolidarse en los mercados mundiales revitalizando el indudable carácter premium de sus vehículos.

Y como no podía ser de otra manera, el nuevo XC40 realza con gusto detalles tan importantes en este segmento, como un alto nivel de elegancia, casi rozando la excelencia; característica que no se da muy a menudo en las actuales ofertas de los denominados SUV compactos. En cualquier caso tendrá que competir con los Audi Q3 (de inminente renovación), BMW X1, Mercedes GLA y Range Rover Evoque.

Diseño en la tradición XC.- Su diseño exterior es muy expresivo y no puede confundir a nadie: se reconoce la figura de la gama Volvo XC (60 y 90), tanto por las ópticas delanteras como por los pilotos traseros (el contorno del “martillo de Thor”), todos con tecnología LED, pero tiene una personalidad más marcada, como la pintura bitono, las nervaduras del capó en forma de concha y la luneta lateral de custodia. El resto del vehículo destaca por sus cortos voladizos, la rejilla angulada y sus líneas sencillas que le otorgan un alto nivel de elegancia; líneas que solo se interrumpen en la parte baja de la carrocería, una acertada solución que aligera el conjunto, aunque mantiene esa imagen de robustez a la vez que de agilidad.

En la carrocería también se puede jugar con la personalización. Si se desea prescindir de la seriedad, se puede acudir a un techo negro que combinará perfectamente con la nueva y amplia gama de colores que este fabricante ha previsto para su retoño XC40. Lo mismo en cuanto a otros detalles como pueden ser las llantas de hasta 21″ y los detalles de sus diseños en función del acabado elegido, lo que no deja de confirmar que en Volvo han previsto hasta el más mínimo detalle para este SUV que, aunque digan lo contrario, no creemos que tenga, en estos momentos, un rival a su altura en cuanto a acabados, quizá sí en cuanto a dimensiones (que es como se engloba un vehículo en su segmento)

Aun siendo el menor de la gama XC, el modelo que nos ocupa, sin perder su carácter genuinamente Volvo, aporta novedades y detalles en su diseño que lo diferencian –poco, eso sí– de los Volvo XC60 y lógicamente Volvo XC90, mayores en dimensiones; pero que le aportan al nuevo XC40 muchos de sus avances tecnológicos.

Muy buena impresión del interior.- El innovador habitáculo del nuevo Volvo, sorprende desde el primer instante y no solo por ese “sonido de calidad” de las puertas al cerrar, sino también por su espacio vital, y porque en su interior se nota de inmediato ese sutil encanto del diseño sueco en el que prevalece lo práctico sobre lo innecesario.

El salpicadero es minimalista, pero destaca por los materiales utilizados, el tratamiento de las superficies y su ensamblaje con un cuadro de instrumentos totalmente digital y la gran pantalla vertical ya conocida y fácil de utilizar en la que se concentra toda la información propia del vehículo como también del navegador y los sistemas de conectividad, además de otros sistemas electrónicos que facilitan la vida en su interior. A destacar la enorme cantidad de huecos de almacenamiento y, en concreto, una novedad: una mini papelera extraíble bajo el reposabrazos delantero, una nimiedad, pero, sin duda, de una gran utilidad. No cabe duda de que al admirado Range Rover Evoque le ha salido un gran competidor difícil de superar.

Es un cinco plazas, aunque recomendable para trayectos largos para cuatro pasajeros, ya que el diseño de las plazas traseras (con la central más estrecha) aprovecha los espacios laterales de los asientos traseros, no solo para aportar una mejor confortabilidad a los pasajeros que allí se sientan, que también, sino además para guardar pequeños objetos y disponer de mayor espacio lateral de almacenamiento ocasional: chaqueta, algún bolso y esas cosas que no sabes dónde poner porque las necesitas tener a mano. Pese a ello, sí, podemos albergar a un tercer pasajero ocasional que se conforme con un espacio suficiente pero no tan confortable; vamos, que el espacio para las piernas es un poco justo.

Para las plazas delanteras ni un solo reproche: de excelente diseño, resultan perfectas en todos los sentidos. Por su parte el maletero, pese a las comedidas dimensiones del vehículo, idénticas a las del BMW X1 (4,42 m de largo y 1,86 de ancho), su altura le permite una capacidad de 460 litros y al no llevar rueda de recambio, en ese hueco, oculto por una bandeja rígida movible, aporta un nivel extra de almacenamiento.

Otro detalle a destacar es la abundancia de zonas enmoquetadas con vivos colores que, inteligentemente cubren los plásticos duros propios de las zonas más bajas. La combinación de materiales de buena calidad con moqueta que puede combinar colores, podrá gustar o no, pero no cabe duda que le da un toque de distinción muy especial (que es lo que siempre de espera de un Volvo).

Mecánicas para todos los gustos.- De momento, a nuestro mercado llegarán en este primer trimestre dos motorizaciones: la diésel D4 con 190 CV de potencia y la de gasolina T5 con 247 CV, ambas con caja de cambios automática de ocho velocidades y selector de 5 modos de conducción, incluido uno “off road”. Se ha previsto que a mediados de 2019 llegue un motor diésel de cuatro cilindros D3 con 150 CV y tracción delantera que, sin duda, puede ser una solución para muchos clientes como acceso al modelo. También llegarán los gasolina T4 de 190 CV y un novedoso T2 de tres cilindros (el primero en sus 91 años) denominado Drive-E con una potencia de 150 CV. Este pequeño propulsor de diseño modular, es un 1.5 litros de inyección directa con caja manual de 6 velocidades, y está diseñado expresamente para poderse integrar en vehículos híbridos enchufables Twin Engine, pudiendo llevar opcionalmente una caja automática de 8 relaciones. Además, siguiendo con la estrategia de electrificación de la marca, el XC40 contará más adelante con un motor híbrido y otro eléctrico puro.

Dinámica impecable.- Su conducción es fácil, y con ello quiero decir: sencilla, suave, agradable, con una recuperación tanto en su motor diésel como en el de gasolina, inmediata lo que aporta un plus de confianza. Sus suspensiones cumplen a la perfección. En cualquiera de los modos que queramos conducir se muestra precisa en sus reacciones y confortable, sin ningún tipo de cabeceo en curvas, una combinación que se da poco en este tipo de vehículos.

La insonorización del habitáculo es total; añadiremos que sin saberlo de ante mano, desde su interior no apreciaremos si el motor que nos impulsa en un diésel o un gasolina, lo que puede parecer una bobada, pero creo que para el usuario es una gran ventaja, y para Volvo, un gran acierto por cuanto sigue confirmando, pese a meterse en un segmento extremadamente reñido, que el “pequeño” XC40 es, sin ninguna duda, el SUV compacto por excelencia en todos los aspectos.

Avanzado equipamiento.- El equipamiento es más que completo, con dos acabados principales (Momentum y R-Desing) a los que pronto se añadirá el lujoso Inscription. Este último monta llantas de 18″, protectores de bajos exclusivos, ventanillas laterales y parrilla cromadas y colores específicos del modelo, mientra que en su interior, incluye una palanca de cambios con pomo de cristal de nuevo diseño y las atractivas molduras decorativas Driftwood que Volvo introdujo por primera vez en el XC60.

Entre los avanzados elementos de seguridad y ayuda a la conducción disponibles, podrá incorporar el sistema Pilot Assist de Volvo Cars, City Safety, control de carril, cámara 360 grados, y un largo etcétera de sistemas dinámicos hacen que este automóvil pueda disponer de la más amplia oferta en cuanto a seguridad activa y pasiva.

Versiones  Potencia Cambio P.V.P.
D4 AWD Momentum 190 CV Aut. 42.723
D4 AWD R-Design 190 CV Aut. 44.736
T5 AWD Momentum 247 CV Aut. 47.757
T5 AWD R-Design 247 CV Aut. 49.849

Galeria de fotos

foto: 01 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 02 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 03 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 04 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 05 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 06 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 07 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 08 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 08b Volvo XC40 2018.jpgfoto: 09 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 10 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 11 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 12 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 13 Volvo XC40 Inscription 2018.jpgfoto: 14 Volvo XC40 Inscription 2018.jpgfoto: 15 Volvo XC40 Inscription 2018 interior.jpgfoto: 15b Volvo XC40 2018 interior.jpgfoto: 15c Volvo XC40 2018 interior.jpgfoto: 16 Volvo XC40 2018 interior salpicadero.jpgfoto: 16b Volvo XC40 2018 interior salpicadero.jpgfoto: 17 Volvo XC40 Inscription 2018 interior salpicadero.jpgfoto: 18 Volvo XC40 Inscription 2018 interior palanca cristal.jpgfoto: 19 Volvo XC40 2018 interior maletero.jpgfoto: 20 Volvo XC40 2018 interior maletero.jpgfoto: 21 Volvo XC40 2018 interior maletero.jpgfoto: 25 Volvo XC40 T2 3 cilindros Drive-E 2018 motor.jpgfoto: 41 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 42 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 43 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 44 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 45 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 46 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 47 Volvo XC40 2018.jpgfoto: 59 Volvo XC40 2018.jpg
Volvo
Volvo

Tno. 91 566 61 00
Garantía: 2 años sin límit