Cerrar

Todo Terreno/SUV del Año 2014

27 marzo, 2014
MOTOR MUNDIAL

Ford Kuga
Las razones del premio
En esta ocasión, LA elección del mejor Todo Terreno/ SUV del Año (apartado de nuestra selección de premios anuales donde los vehículos con vocación mixta de asfalto y tierra tienen su lugar) ha recaído en el nuevo Ford Kuga, que se ha impuesto en reñida pugna a “outsiders” de la talla del nuevo Peugeot 2008 o el Suzuki SX Cross, dignos finalistas en un segmento que no cesa de crecer año tras año. Ford ya logró marcar distancias en el mismo con el primer Kuga, un vehículo de gran éxito y singular estampa que entraba por los ojos, con el que también logró entrar en el reducido coto de los especialistas en 4×4. Ahora, esta segunda generación Kuga ha sabido corregir defectos y convertirlos en virtudes e incluso destacar aún más por su atractivo y fresco diseño, estilizado y elegante, por su interior amplio, espacioso y bien dotado de un alto nivel de equipamiento, por su carácter seguro y por la eficiencia y economía de sus motores, tanto los diesel TDCI como los gasolina de la familia Ecoboost.

2014P_Ford_Kuga_01

No cabe duda de que ha pesado en su elección su versatilidad en 4×2 y 4×4, como todo camino y como todo terreno, con esta segunda función más completa que en los “crossover” de moda que apuestan más por la tracción simple a un eje. El Kuga ha hecho valer su especial comportamiento en tracción total con reparto inteligente del par motriz a tiempo real (TVC) y su comportamiento mejorado con su control de frenada en curva. Si a ello unimos su agrado de conducción y su confort, al nivel de un buen turismo, tenemos todos los atributos necesarios para obtener nuestro galardón en 2014, que como siempre recae sobre un modelo nuevo y de gran serie, presentado y comercializado en el mercado español en 2013, al que valoramos también por sus innovaciones y tecnología inteligente aplicada a la seguridad y por el sistema Ford SYNC, sin olvidarnos de su relación precio/producto, algo que Ford siempre ha sabido cuidar como marca generalista universal.

Un todo camino inteligente
Esta segunda generación del Ford Kuga ha conseguido concitar la elección de nuestro jurado como Todo Terreno/SUV del Año, en un año en el que han abundado las novedades en este terreno, especialmente desde el terreno más urbano y polivalente, aunque a menudo ya en el umbral de lo que se puede considerar como “todo camino”. Por eso el Kuga ha logrado imponerse, por su mayor capacidad “off road”, ante rivales como el Peugeot 2008 o el Suzuki SX Cross, haciendo valer su mayor vocación global.
Una vocación global que se repite en este segundo Kuga, que se mostró ahora hace dos años por vez primera en el Salón de Ginebra de 2012, con un aire fresco y renovado que recuerda un poco al del nuevo Focus, y con el objetivo de ofrecer una alternativa SUV común a ambos lados del Atlántico (si aquí sucedió al primer Kuga, en América ha tomado el relevo del Escape), con un formato racional y funcional en ambos mercados, sin salirse del segmento de los SUV compactos. Así, su carrocería mide 4,52 m de largo, 8 cm más que el anterior Kuga, por 1,83 m de ancho y 1,74 de alto, utilizando la misma plataforma del Focus, con 2,69 m de batalla, lo que le permite mejorar sensiblemente su amplitud interior.

Más capaz y funcional
Su aspecto gana en atractivo y también en robustez, aunque su línea ha sido convenientemente “focusalizada”, resultando aún más atractiva, a la vez que más dinámica y deportiva, aunque respetando una imagen semejante a la de su antecesor, para mantener sus rasgos de familia. Pese a ello, además del nuevo e imponente frontal con sus tres grandes tomas de aire en el paragolpes, repitiendo el diseño triangular del Focus, adopta también una nueva zaga con distintos pilotos traseros, que ahora se extienden lateralmente en flecha por las aletas. Su mayor batalla sobre una carrocería 5 puertas inspirada en la del actual Focus, le permite aumentar su amplitud interior (hasta 1.900 litros útiles totales con 2 plazas y 900 con 5) ganando mucho en habitabilidad.

2014P_Ford_Kuga_02

Y si gana en espacio interior del habitáculo, también lo hace en maletero, con sus 456 litros oficiales que le acercan a los mayores de su clase (frente a los 360 que anunciaba el primer Ford Kuga), al tiempo que rebaja su umbral de carga a menos de 70 cm del suelo, una altura muy baja para un SUV. Y además del aumento de volumen, su maletero ofrece ahora un doble piso, con dos posiciones de nivel de carga, una inferior (máximo volumen) y otra superior que enrasa con los asientos plegados, presentando un suelo de carga plano. En total, gana 46 litros más con sus 5 plazas con mayor facilidad de plegado (basta apretar un botón), a lo que se une la apertura y cierre automático de portón, para lo que, como en el Ford Mondeo, basta pasar un pie por debajo del paragolpes trasero (llevando encima la llave del coche).Y si se prescinde de la rueda de repuesto opcional, resignándose al kit antipinchazo, la ganancia extra en volumen de maletero con las 5 plazas ocupadas llega a los 82 litros.
En definitiva, el Ford Kuga resulta ahora más funcional, además de ser más aerodinámico (un 10% menos de resistencia al avance), contando como en el Focus con el cierre activo de la parrilla delantera, cuya apertura variable en función de las necesidades de ventilación del radiador mejora su penetración aerodinámica. Entre eso y el nuevo diseño frontal, su coeficiente Cx disminuye de 0,38 a 0,33, una mejora considerable para un SUV.

Equipamiento a la última
Y no es sólo mejor diseño y más capacidad; el nuevo Ford Kuga logra también ofrecer nuevos equipamientos como el asistente de aparcamiento automático Active Park Assist o el BLIS (Blind Spot Information System) de detección de vehículos en el ángulo ciego, que ahora también sirve para avisar del tráfico cruzado, ayudas hasta ahora inéditas en este segmento. Así, el Active Park Assist permite evaluar con sólo tocar un botón si el hueco detectado en paralelo es lo bastante amplio como para que entre el coche, y lo aparca solo, sin que el conductor haga otra cosa que acelerar y frenar. Por su parte el BLIS (Blind Spot Information System) detecta la presencia de vehículos en el punto ciego, avisando a la vez del tráfico lateral, con una señal sonora y una luz de aviso en el retrovisor si hay un vehículo en el punto ciego o si se acerca otro lateralmente al salir de un hueco marcha atrás (por ejemplo, al salir estando aparcado en batería).
Más conocida es otra ayuda de la que también dispone el nuevo Ford Kuga, el aviso de asistencia de emergencia (Help SOS), que utiliza el localizador GPS a bordo junto con la conexión Bluetooth para hacer una llamada de emergencia en caso de accidente (actúa con el despliegue de los airbag o la activación del corte de alimentación de la bomba de combustible) dando las coordenadas GPS en el idioma local. A todo ello se añade el sistema SYNC dentro del My Ford Touch, para el control y gestión de datos a través de mandos de voz, menús de acceso a través de mandos al volante, pantallas táctiles, botones y mandos. El sistema permite gestionar de forma conjunta llamadas de teléfono, el navegador, equipos de audio y entretenimiento y hasta la climatización; todo un avance que pone de relieve el nivel tecnológico de este nuevo Kuga.

2014P_Ford_Kuga_03

Y por supuesto, sin perder de vista su nivel de equipamiento de serie en función de cada acabado, una dotación revisada en esta segunda generación Kuga y muy mejorada por Ford en los tres niveles disponibles: Trend, Titanium y Titanium S. Así, en el nivel Trend tenemos una tapicería textil en negro, en el Titanium puede llevarla bitono en piel y tela, lo mismo que en el Titanium S que además puede traerla en opción íntegramente en piel. Pero es que ya desde el nivel Trend el nuevo Kuga trae de serie ordenador de a bordo y aire acondicionado manual, control de crucero y limitador de velocidad, radio CD con lector MP3 (y mandos al volante), botón de arranque, volante y pomo del cambio forrado en cuero, 4 elevalunas eléctricos, asientos delanteros deportivos con consola central con apoyacodos (y ambos con ajuste manual longitudinal e inclinación, y en altura además el del conductor), anclajes Isofix, aviso de cinturones abrochados, 7 airbags, ABS, ESP, HLA…
Luego, el nivel Titanium añade el sistema SYNC con mando por voz y conexión Bluetooth, con toma USB y lectura de mensajes de texto, y el interesante aviso de llamada de emergencia (Ford Help SOS). Y además, el ajuste lumbar en el asiento del conductor, climatizador bizona de aire acondicionado, sensores para el encendido automático de faros y limpiaparabrisas, retrovisor interior fotosensible, aireadores traseros, la tapicería mixta, embellecedores en umbral de puertas, llantas de aleación (17”), apoyacodos central trasero, luces diurnas por diodos, el control antivuelco (RSC)… Y como detalle, Ford viene obsequiando a los compradores del Kuga en este nivel los faros bi-xenon, que además de los pilotos y luz de cruce diurna por diodos, suman la más interesante función direccional (“cornering”) al girar la dirección.
Por último y ya como máximo nivel, Ford acaba de añadir el Titanium S, que completa la cuidada dotación de serie del Kuga con algún detalle más, como el aviso de presión insuficiente de neumáticos (DDS), las llantas de 18”, volante y alfombrillas con costuras en gris, el ajuste lumbar en el asiento del acompañante delantero, etc. (ver cuadro aparte).

Mecánicas eficientes
Sin ofrecer una gama muy amplia de motores (sólo dos pero en varias potencias), el nuevo Ford Kuga ofrece unas prestaciones muy racionales para lo que se espera de un SUV compacto, con unos consumos netamente inferiores a los del modelo precedente. Así, en diesel tenemos el 2.0 TDCI en dos niveles, 140 y 163 CV, y en gasolina el nuevo 1.6 Ecoboost de 150 CV, todos alimentados por inyección directa y turbocomprimidos. Y mientras que el 1.6 Ecoboost se ofrece como versión de acceso con tracción 4×2 y cambio manual de 6 relaciones, los diesel 2.0 TDCI Duratorq se ofrecen tanto en 4×2 como 4×4 en su versión de 140 CV (en los dos niveles de acabado, Trend y Titanium) con cambio manual de 6 relaciones, mientras que el automatizado PowerShift de doble embrague y también 6 velocidades se reserva al nivel Titanium y con tracción 4×4, aunque se ofrece tanto con 140 como con 163 CV.
El agrado de conducción de estos motores, dotados de un considerable par desde bajas vueltas, es muy notable y contribuye a resaltar la gran agilidad de respuesta de este nuevo Kuga, consagrando la imagen deportiva que ya tenía la anterior generación. Y eso gastando menos. Por eso Ford subraya que para este Kuga, las siglas SUV son más indicativas de “Smart UtilityVehicle” (vehículo utilitario inteligente) que de “Sport Utility Vehicle”, lo que comparando sus características parece evidente… En este agrado de conducción también influye la mejora de otros elementos como la dirección, que pese al ligero aumento de longitud ha reducido su diámetro de giro a 11,1 m, con una asistencia electromecánica correcta y precisa que no nos hace echar de menos la clásica hidráulica o electrohidráulica.

2014P_Ford_Kuga_04

Si nos fijamos en las prestaciones, veremos que se pueden calificar de brillantes (como comprobamos en nuestra prueba del Kuga 2.0 TDCI 140 CV hace unos meses): así, el Kuga 1.6 Ecoboost 150 CV 4×2 anuncia una velocidad máxima de 195 km/h y una aceleración de 0 a 100 km/h en 9,7 segundos, con un consumo combinado de 6,6 lts/100 km (154 grs/km de CO2), con “start & stop” de serie. En cuanto al turbodiesel TDCi 2.0 en versión 140 CV se ofrece en 4×2 y 4×4 con un consumo desde 5,3 lts/100 km (139 grs/km de CO2) en 4×2 a 5,9 lts/100 km en 4×4 (154 grs/km de CO2), subiendo la versión 4×4 con cambio Power Shift (tanto en 140 como 163 CV) a 6,2 lts/100 km de gasóleo en el promedio combinado (162 grs/km). Y eso cubriendo el 0-100 km/h en 10,6 y 10,7 segundos (4×2 y 4×4 respectivamente) en el caso del 2.0 TDCI 140 CV, con una velocidad máxima de 190 km/h (4×2) y 188 km/h (4×4) cada uno. Por su parte el 4×4 163 CV aún mejora estos cronos, rebajando la aceleración de 0 a 100 km /h a 10,4 segundos y subiendo la velocidad punta a 196 km/h, registros claramente deportivos tratándose de un SUV.

Más seguridad, mejor tracción
La seguridad activa y pasiva del nuevo Ford Kuga es otro de sus puntos fuertes, especialmente cuidada por Ford dada la versatilidad de uso de este tipo de vehículos. Dado su carácter mixto y vocación urbana, el nuevo Kuga se ofrece con tracción 4×2 (delantera) y total 4×4, estrenando ésta un sistema de reparto rápido (AWD) unido al control de par TVC, (Torque Vectoring Control o Control de Reparto de Par) similar al que emplea el nuevo Focus (desarrollado por primera vez para el RS).
La tracción total AWD inteligente de acción rápida del Kuga evalúa las condiciones del reparto del par motriz a cada eje 20 veces más rápido de lo que tarda un parpadeo, reajustándolo siempre para proporcionar la mejor combinación entre maniobrabilidad y tracción.
Su objetivo principal a baja velocidad es el agarre, prioritario en terreno difícil, mientras que por encima de 30 km/h aumenta su precisión mejorando la respuesta de conducción. Un “display 4×4” muestra al conductor en el cuadro el reparto de par en cada rueda en todo momento, mientras que el control de frenada en curva actúa “in extremis” como salvavidas en caso de entrada en curva demasiado rápida, compensando la falta de giro del volante con el freno selectivo de ruedas. Y si el conductor sigue acelerando, reduciendo el par motriz del motor.
O sea que incluso en caso de conducción descuidada, este Ford Kuga procura mantener la trayectoria con la estabilidad como primera premisa de seguridad. Así, con neumáticos adecuados y su tracción 4×4 inteligente, con el TVC y el control de frenada en curva, la capacidad de pasar con el Ford Kuga por puntos reservados normalmente a los todo terreno más exigentes pone de relieve que no se trata sólo de un SUV urbano al uso, sino de un vehículo capaz de dar respuesta a los conductores necesitados de un auténtico todo terreno, con el agarre como objetivo principal de su tracción total, que muestra constantemente en su pantalla auxiliar el reparto del par de tracción en cada rueda.

2014P_Ford_Kuga_06

Otra prueba del nivel de seguridad activa y pasiva alcanzado por el nuevo Ford es el hecho de haber logrado la máxima puntuación en el test Euro NCAP, 5 estrellas, tras conseguir una puntuación total de 88 puntos sobre 100, la mayor de la historia para un SUV de tamaño medio. Este resultado es también consecuencia del alto nivel técnico de sus equipamientos de seguridad, con elementos tales como el aviso de proximidad excesiva al vehículo precedente, el ya citado detector de ángulo muerto, el freno automático anticolisión (Active City Stop), el aviso de cambio involuntario de carril, el de mantenimiento del mismo, el cambio automático de luz de carretera a cruce (y viceversa), el sistema de reconocimiento de señales de tráfico, el compensador de balanceo, el aviso de parada de emergencia (combinado con el localizador del Ford Help SOS) que entra en acción si salta un airbag o el corte de combustible de alimentación (en caso de choque)… Todos ellos en conjunto hacen del nuevo Ford Kuga uno de los coches más seguros del mercado, tanto por seguridad activa como pasiva.
Porque a nivel de seguridad pasiva, este nuevo Kuga combina un conjunto de sofisticadas tecnologías de protección resumidas en su programa IPS (Intelligent Protection System, sistema de protección inteligente) que a partir de su habitáculo se seguridad en chapa de acero ultrarreforzada, añade sus 7 airbags, (delanteros, laterales, de cortina y el de rodillas del conductor), las zonas deformables delantera y trasera de su carrocería, los pedales y columna de dirección deformables progresivamente para evitar lesiones grave a las piernas del conductor, los asientos con base antideslizante y cinturones con pretensores y retractores con limitación de carga, los anclajes Isofix para asientos infantiles… Pocos vehículos se su segmento pueden ofrecer un conjunto tan nutrido de sistemas de protección activos y pasivos como los que cuenta el Ford Kuga.

Posicionamiento producto/Precio
Para terminar, hay otro factor añadido que revaloriza la oferta del nuevo Kuga entre todos los SUV de su segmento: es su posicionamiento valor producto/precio, donde Ford nos tiene acostumbrados a fijarlo con maestría, contando aquí con la ventaja de tratarse de un modelo 100% español. En efecto, el nuevo Kuga para Europa se fabrica en exclusiva en la planta valenciana de Almusafes donde sale con destino a 72 países de todo el mundo, en especial de Europa y su área más cercana, prueba de su carácter de modelo global, mientras que al otro lado del Atlántico se fabrica desde Detroit como Ford Escape para los mercados del Norte y Sur de América así como para los de la zona Asia/Pacífico.

2014P_Ford_Kuga_05

El valor como producto del nuevo Ford Kuga, tanto por su tecnología como por su equipamiento de seguridad y de confort, no cabe duda de que es muy alto y de ahí deriva su gran éxito en el mercado, unido también a una inteligente y competitiva tarifa de precios (escalonada entre los 25.150 euros del Kuga 1.6 EcoBoost Trend y los 33.400 del Kuga 2.0 TDCI Power Shift Titanium 4×4). Tiene 8 variantes, de las que se han acogido al Plan PIVE las 2.0 TDCi de 140 CV 4×2 y la 1.6 EcoBoost 150 CV 4×2, lo que supone que con estas ayudas del PIVE y las campañas de lanzamiento, en 2013 se ha podido comprar un Kuga desde 19.995 euros (gasolina) o desde 21.995 (diesel), precios que además se beneficiaron de las correspondientes promociones de lanzamiento (con packs gratuitos de equipamiento de hasta de más de mil euros de rebaja) de las que algunas se mantienen todavía.
En resumen, un coche inteligente tanto por su tecnología, como por su posicionamiento y versatilidad para un mercado cada vez más exigente, con niveles altos de calidad, seguridad y funcionalidad a un precio atractivo. Todos ellos, motivos más que suficientes que explican que el nuevo Ford Kuga haya conseguido nuestro premio al Todo terreno/SUV del Año 2014.

Versiones del modelo: 'Kuga'

Ford
Ford

Tno. 91 714 51 00
Garantía: 2 años sin límit