Cerrar

Takata se declara culpable por el fallo de sus airbags

6 septiembre, 2017
MARIANO NIETO

La nipona Takata, que recientemente ha pasado a manos de un fabricante chino de componentes a través de su filial norteamericana, da por finiquitado el “affaire” de los airbags defectuosos al declararse culpable de haber ocultado el defecto de los mismos durante casi 15 años (100 millones de vehículos).

Como ya anticipamos, el escándalo del suministro de airbags defectuosos por la nipona Takata a numerosos constructores (japoneses, europeos y americanos, como BMW, GM, Honda, Toyota, Mazda, Nissan, Subaru, Mitsubishi, FCA, etc) se saldó con una multa de 1.000 millones de dólares (940 millones de euros) por parte del Ministerio de Justicia de EE.UU., de los que 125 millones serán percibidos por las víctimas y el resto (salvo 25 millones de sanción penal) para indemnizar a los fabricantes de coches afectados. El escándalo de estos airbags defectuosos (explotaban con demasiada fuerza en ambientes muy húmedos, llegando a herir a los ocupantes) ha sido de gran relieve en EE.UU. (donde se han producido 11 de las 16 muertes atribuidas a los mismos).