Advertisement
Cerrar

Seat Ibiza: la quinta generación bajo la lupa

21 abril, 2017
MARIANO NIETO

La última generación del Seat Ibiza (2008-2017) antes de la actual (recién presentada), ha mejorado su madurez industrial frente a las precedentes. Si bien ha sufrido diversos problemillas (consumo de aceite en los 1.2 y 1.4 TSI, bomba de agua frágil en los diesel, suciedad precoz del sistema de EGR y del filtro de partículas…). Pero como llamadas a revisión, el último Ibiza de 2008 (6J), reestilizado en 2012 (6P) y 2015, ha tenido cinco, de ellas tres serias.

La primera (2009) con el cambio DSG, cuya holgura de cable en algunas series puede dejar la palanca del selector en posición P sin bloquear la caja. La llamada obligó a verificar su correcta fijación. Luego, la segunda en julio de 2012, donde hubo que ajustar el cierre del capó, cuya palanca de apertura impedía el correcto cierre con el riesgo de su posible apertura en marcha, lo que obligó a otra llamada para modificar la posición de la palanca y evitar roces parásitos. Y la tercera, en noviembre de 2014 concernía a los Ibiza fabricados entre mayo de 2010 y junio de 2014, cuyos conductos de carburante podían aflojarse o agrietarse en su conexión al filtro, provocando fugas.

Y de las dos llamadas menores, una fue en enero de 2016 sobre los 1.6 TDI a causa del “dieselgate” (que obligó a colocar un regulador de flujo por delante del caudalímetro), y la otra en agosto del mismo año, debido a la desactivación ocasional del cierre posterior para niños, sin que se notase en el testigo, lo que obligó a otra llamada para comprobar y sustituir en su caso la cerradura.

Versiones del modelo: 'Ibiza'

Seat
Seat

Tno. 93 487 88 55
Garantía: 2 años sin límit