Prueba: Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 CV 4×4 Style

15 marzo, 2018
M. CHAVALERA
El SUV familiar que viene del Este
A FAVOR EN CONTRA
Buen nivel de confort Peso elevado
Habitabilidad interior Tacto de frenos
Volumen de maletero
Buen comportamiento
Calidad en alza

La marca checa del grupo Volkswagen entra en el mercado de los grandes SUV de 7 plazas con este Skoda Kodiaq, de cuidado interior, amplia habitabilidad, enorme maletero, y calidad en alza, destacando su nivel de equipamiento así como sus soluciones funcionales como principal arma frente a su competencia. Se ofrece por algo más de 38.000 euros.

A cambio, ya no es tan barato, sobre todo en los niveles superiores de acabado, y sufre ante la competencia asiática, por no hablar de la interior del grupo… Este Kodiaq 4×4 con el motor 2.0 TDI de 150 CV, 7 plazas, cambio manual y en el nivel máximo Style se pone ya en 38.600 euros sin incluir descuentos (el mismo precio que si lo queremos en 4×2 pero con el cambio DSG de 7 marchas), aunque la marca avisa que hay un Kodiaq desde 26.360 euros (en 4×2, nivel básico Active y motor 1.4 TSI de gasolina y 125 CV).

En cualquier caso, Skoda busca con este SUV más bien grande, abrirse a un nuevo segmento SUV para llegar a una clientela hasta ahora fuera de su alcance, y armas no le faltan. Para ello a este Kodiaq no le faltan argumentos, por diseño, posibilidad de disponer de 7 plazas, o su treintena de soluciones prácticas (las “Simply Clever” que llama la marca) que facilitan la vida a bordo. Si a ello unimos mecánicas de hasta 190 CV y opciones como la tracción total o el cambio automático DSG de 7 relaciones, es innegable que el coche ofrece un alto atractivo.

Una carrocería muy bien aprovechada.- El Kodiaq recurre a la plataforma modular MQB del grupo Volkswagen, la misma del Seat Ateca, pero con mayor presencia y estirada al máximo (pronto la veremos también en el Tiguan TL) hasta alargar su batalla en 15 cm, (2,79 m) y la longitud de su carrocería en casi 34 cm, de modo que llega hasta los 4,70 m de largo, ya en el segmento superior D, aunque en el tramo de los más recogidos… La plataforma común permite compartir componentes, abaratando costos a través de las economías de escala, con una flexibilidad que les convierte en coches muy distintos.

El diseño del Kodiaq recoge el nuevo lenguaje de la marca checa, con líneas elegantes combinadas con contornos deportivos. Mención especial merece su frontal, que repite la parrilla de lamas verticales de los últimos Skoda, con dobles faros estrechos. Visto de lado se aprecia la mayor distancia entre ejes y también el mayor voladizo trasero, junto con unos pasos de ruedas ligeramente angulosos donde se alojan unas bonitas llantas de aleación de 18” (con neumáticos de 235/55 R 18). Sus 4,70 m de largo no resultan excesivos para su habitabilidad, con una anchura de 1,88 m y una altura de 1,66 m. La carrocería ofrece una gran rigidez torsional, con una aceptable aerodinámica, aunque no peca precisamente de ligera (1.710 kg en vacío).

Una de las grandes virtudes del Kodiaq es su gran espacio interior, por encima de la media de sus competidores (Nissan X-TrailHyundai Santa Fe, Mitsubishi Outlander y VW Tiguan Allspace de similares dimensiones), sólo le gana, entre los de 7 plazas, el recién presentado Hyundai Santa Fe 2018 y el Kia Sorento con sus 4,77 y 4,78 m, respectivamente. Además apuesta por la calidad de los materiales, de tacto suave con un salpicadero dotado de una sofisticada pantalla central de 8” (en este nivel Style) con navegador de serie así como todos los mandos muy a mano. Las plazas delanteras disponen de opciones muy interesantes como los asientos calefactados, ventilados y ajustables eléctricamente, con función de memoria.

Detrás destaca por su versatilidad y amplias cotas, con un cómodo acceso a través de las generosas dimensiones de las puertas y su buen ángulo de apertura. La banqueta trasera es amplia con sus 145 cm de anchura que le permiten acoger con cierto desahogo a tres adultos, si bien la plaza central resulta un poco dura y está ligeramente elevada, viéndose estorbada por el voluminoso túnel central de la transmisión.

Lo mejor es la banqueta regulable longitudinalmente hasta 18 cm para poder jugar con el espacio para las piernas entre la 2ª y 3ª fila de asientos o aumentar la capacidad del maletero. Concebido como un 5+2 plazas, las dos últimas de la 3ª fila de asientos (opcionales por 1.025 euros) son más adecuadas para niños, pues para adultos no hay demasiado espacio para las piernas, además de requerir cierta agilidad para su acceso (si se usan para adultos o niños grandes, hay que adelantar bastante la banqueta de la 2ª fila).

A cambio tenemos un maletero sensacional con 5 plazas, 720 litros (y eso con una rueda de repuesto de emergencia bajo el piso), siempre que avancemos al máximo los asientos de la 2ª fila. Si los retrasamos del todo para disfrutar al máximo de los 78 cm posibles de espacio para piernas, el volumen total baja a los 540 litros… Pero en un nivel intermedio podemos gozar de 600/650 litros útiles, que es un volumen de respeto. Y si se pliegan los asientos tanto de la 3ª como de la 2ª fila, la capacidad total sube a más de dos mil litros (2.065), con un fondo útil de casi 3 m (2,8 m…), con la ventaja añadida de un bajo umbral de carga lo que facilita introducir grandes bultos, y más aún con la apertura y cierre eléctrico del portón.

Y cuando recurrimos a ocupar las 7 plazas, aunque el maletero se reduce al mínimo, aún quedan 220 litros para algunas bolsas y mochilas, lo que es más de lo que ofrecen la mayoría de sus rivales 5+2… Funcionalmente ofrece numerosos huecos para dejar objetos repartidos por todo el habitáculo, junto con las típicas soluciones funcionales de la marca checa (rascador de parabrisas en la tapa del depósito, portaparaguas en las puertas, etc).

Mecánica suficiente.- Teniendo en cuenta el peso y tamaño de este Kodiaq, resulta evidente que la opción diesel (por otra parte mayoritaria en los SUV de este segmento) se impone por economía… Nuestra unidad de prueba incorporaba el clásico turbodiesel 2.0 TDI del grupo, en su versión estándar de 150 CV con un par máximo de 34,7 mkg desde 1.750 rpm, un motor brillante y fiable, lógicamente adaptado a la normativa Euro 6 para reducir emisiones, asociado a una caja de cambios manual de 6 marchas.

Este 2.0 TDI se muestra muy bien aislado con un bajo nivel de sonoridad interior, más refinado, suave y progresivo que antes, sin transmitir apenas vibraciones. Su entrega de potencia es muy lineal, pero tras su adaptación a la normativa Euro 6 (ya sin trampas) ha perdido algo de brillantez, dando la sensación de que corre menos de lo que en realidad lo hace. Eso unido al alto peso del vehículo, da como resultado una respuesta brillante, aunque no demasiado contundente, con un abanico de uso un tanto estrecho… Aunque su potencia máxima de 150 CV la alcanza en el rango de 3.500/4.000 rpm, cayendo mucho su rendimiento por encima de las 4.000 rpm, a partir de 1.600 rpm ya empuja con brío, dando la sensación de que a partir de las 3.000 rpm ya no interesa insistir demasiado hasta llegar al régimen máximo.

La bien escalonada y precisa caja de cambios saca un buen rendimiento del motor, con un desarrollo básico en 6ª de 57,5 km/h, lo que le permite circular tranquilamente a casi 90 km/h a 1.500 rpm en 6ª (va más corta que la 7ª del cambio DSG). La transmisión 4×4 dispone de un sistema de embrague multidisco Haldex de 5ª generación, muy eficaz, que siempre manda par al arrancar, pero sin tanto arrastre como en los clásicos sistemas de tracción total permanente. El tacto de la dirección de cremallera, asistida eléctricamente, es bastante aceptable y los discos de freno, con los delanteros ventilados, son de generosas dimensiones (312 mm delante y 300 mm detrás).

Lo cual no quita para que las prestaciones del Skoda Kodiaq se sitúen en un término medio, ni muy rápido ni muy lento, aunque en su categoría sea de los más lentos con esta motorización, fruto de su tracción 4×4, sus zapatos y su peso. Pese a ello se acerca a los 200 km/h de velocidad máxima (197 oficiales y unos 188 reales), y en aceleración se acerca a los 10 segundos en el 0-100 km/h (9,8), lo que no está nada mal. Las recuperaciones son discretas, por ejemplo circulando a 50 km/h en 5ª cubre los 400 m en 17,8 segundos y los 1.000 m en 31,0.

Los consumos de gasóleo son bastante contenidos, pues circulando entre 90/100 km/h gasta 5,4 l/100 km, entre 120/130 km/h 6,6 y en circulación urbana se planta en 6,9 litros gracias al eficaz sistema Stop/Start, (con unas emisiones de CO2 de 139 grs/km). Pero si se carga mucho y queremos andar rápido, el consumo en carretera no baja de los 6 litros (y en autovía de los 7) cada 100 km, lo que ya no es tan poco…

Comportamiento: cómodo y seguro.- El comportamiento dinámico del Kodiaq se sitúa en un punto medio, entre un SUV típico y un “todo terreno” puro y duro, de todos modos Skoda ha puesto especial interés en ofrecer un elevado nivel de confort, con una gran calidad de rodadura. En curvas muy cerradas se muestra algo perezoso por su peso así como su gran distancia entre ejes, pero llama la atención la gran velocidad de paso por curvas más abiertas que permite, con balanceo controlado y excelentes transacciones en los cambios de apoyo, gracias a su amortiguación adaptativa (DCC) y a sus barras estabilizadoras.

Destaca ante todo su confort, realmente muy logrado, con una suspensión independiente a las cuatro ruedas mejorada con la amortiguación adaptativa opcional, que no sólo controla bien los balanceos de la carrocería, sino que también ofrece la selección de distintos modos de conducción a través de un botón situado al lado de la palanca de cambio, con cuatro niveles de actuación: Eco, Confort, Sport, Individual y Snow.

En autopista y vías rápidas destaca por su gran aplomo, estabilidad, precisión de trazadas y la gran sensación de seguridad que transmite. En pistas de tierra y caminos de montaña, su tracción total se muestra muy eficiente, no se nota en absoluto cuando sólo manda par al tren delantero, a los dos ejes o a una sola rueda saliendo siempre airoso de cualquier situación límite. La dirección es precisa y suficientemente rápida, pero no aporta toda la información deseada de lo que pasa en el piso, y los frenos son potentes, gracias a las generosas dimensiones de los discos, pero en una utilización intensiva dan muestras de fatiga, mientras que en uso esporádico hay que calentarlos un poco para que presenten suficiente mordiente.

Buen equipamiento.- El equipamiento en el nivel Style está a la altura de lo que se espera en un alto de gama; tenemos climatizador trizona, cámara de visión trasera, encendido automático de faros y limpiaparabrisas, navegador Amundsen, portón de maletero con apertura y cierre eléctrico, freno de mano eléctrico, acceso y arranque sin llave…

E independientemente del equipamiento de serie que es muy completo, incluye además diversos sistemas de asistencia al conductor como un Asistente de Remolque, sistema Area View con cámaras que incluyen una vista virtual de arriba abajo, Front Assist con freno de emergencia en ciudad, Control de Crucero Adaptativo o el Driver Alert para detectar fatiga en el conductor (estos últimos en un pack opcional).

En cuanto a las soluciones de conectividad Skoda Connect, proporcionan información y entretenimiento, permiten estar online de forma permanente y se ofrece una nueva dimensión de elementos como la navegación. Se incluyen además, llamada de emergencia tras un accidente (WLAN) y la App Sokda Connect que facilita el acceso a servicios adicionales, además de Wi-Wi y cargador para teléfono por inducción, y por supuesto es compatible con Apple Car Play, Android así como Mirror Link.

Lo que no quita para que queden un buen conjunto de opciones (eso sí, no demasiado caras, la más cara sería la de los asientos ventilados -1.320 €- pero por ejemplo la tapicería de piel -825 €- o los asientos calefactados -200 €- son bastante justos), que en total, suponiendo que elijamos las más interesantes nos pueden suponer unos dos mil euros más, un precio aún en un nivel competitivo para un SUV “crossover” de 7 plazas como éste, que con los descuentos por promoción y financiación suman algo más de 5.000 € menos.

Galeria de fotos

foto: 01 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 02 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 03 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 04 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 05 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 06 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 08 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 09 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 10 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 11 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 12 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 13 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 14 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 15 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 16 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 17 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 18 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 19 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 20 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 21 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 22 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 23 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 24 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 25 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 26 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 27 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 28 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 29 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 30 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 31 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 32 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 33 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 34 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 35 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 36 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 37 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 38 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 39 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 39b Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 40 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 42 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPGfoto: 43 Prueba Skoda Kodiaq 2.0 TDI 150 Style 4x4 2017.JPG
Skoda
Skoda

Tno. 93 487 88 55
Garantía: 2 años sin límit