Peugeot Instinct Concept

6 marzo, 2017
J. C. BERGER

Auténtico “smartcar” para todo

El Peugeot Instinct Concept surge como un híbrido musculoso de 300 CV, cuyo diseño nos acerca a lo que podría ser un futuro “shooting brake”, bajo un trazado muy limpio, hiperconectado y con la conducción autónoma como denominador principal.

Aunque la marca del león lo muestra oficialmente en el Salón de Ginebra, anticipó este “concept” en la cita barcelonesa del Mobile World Congress, como ejemplo de futuro coche autónomo. Desarrollado en colaboración con la coreana Samsung Electronics, Peugeot ha buscado con este Instinct una plataforma del llamado “internet de las cosas” aplicada al automóvil.

Su diseño es evidentemente emocional y muy espectacular, un “shooting brake” (o mejor un “break de chasse”, que al fin y al cabo se trata de un coche francés) que busca combinar placer de conducción, serenidad y tranquilidad de uso, bajo dos objetivos: conducir o dejarse conducir. Su funcionalidad se basa en el empleo de la plataforma Samsung Artik Cloud, en la que el coche entra a formar parte de la nube del usuario y genera una nueva forma de vivir la movilidad, mediante el registro de los datos que el usuario quiere compartir con su vehículo. El uso de internet de las cosas permite que el concept reciba datos del reloj, el smartphone o el domicilio domótico del usuario, los procese y se adapte a las necesidades. De este modo, el Peugeot Instinct Concept es un vehículo totalmente conectado y adaptado a la conducción autónoma.

Desde fuera, el Instinct Concept es un “break coupé” de 5 puertas, de diseño limpio, sin manillas de puertas, retrovisores reducidos al mínimo, puertas enfrentadas con ausencia de pilar central, y con algunos aditamentos aerodinámicos activos. El largo capó le da su aspecto de coupé deportivo junto con los anchos pasos de rueda, mientras que los faros de diodos llevan una cámara en su centro para controlar el entorno del vehículo y suministrar los datos que necesitan los sistemas de ayuda a la conducción. La parrilla de múltiples y finas minilamas luce el logo del león en un tono verde azulado, que cambia según el ángulo desde donde se le mire, y va enmarcada por dos tiras de diodos convergentes que hacen de luz diurna, mientras que su base se ilumina en blanco cuando se activa el modo de conducción autónoma (“Autonomous”) para advertir a los peatones de que el coche rueda de forma automática.

Pero la conectividad total es la seña de identidad de este “concept”, basada en el “deep learning”, un método de aprendizaje donde cada usuario puede establecer su perfil a través de la plataforma de Samsung que conecta los objetos cotidianos empleados por el conductor y añade otros (como los datos procedentes de su reloj inteligente, su teléfono “smartphone” y los existentes en las redes sociales). Y no sólo es la comunicación personal, sino que también ofrece la doméstica a través del control domótico (por el ordenador, la televisión inteligente, audio streaming, “home assistant”, etc), además de convertirse el propio coche en una fuente de información capaz de establecer nuevas coordenadas (como las de los trayectos habituales, lugares favoritos de visita, hábitos de conducción, etc). El comportamiento del vehículo cambia según el estado de ánimo de su dueño monitorizando hasta sus pulsaciones (a través de un reloj inteligente). Además comprueba su agenda y anticipa sus citas, y hasta adapta el ambiente interior y el modo de conducción a las preferencias del conductor de forma instantánea.

Interior peculiar.- En el puesto de conducción, los pedales y el volante emergen cuando se seleccionan los modos de conducción convencional, y se ocultan cuando circula de forma autónoma. El volante es casi horizontal, tipo avión, compacto, y en el cuadro figuran los “toggle switches” (mandos físicos para las funciones más importantes) que pueden ocultarse en el salpicadero. La pantalla principal (9,7”) y el sistema i-Device permiten enviar órdenes de modo gestual, y cuenta con 4 modos de conducción, dos de conducción convencional (Drive Boost, deportivo y Drive Relax en conducción tranquila, con todas las ayudas a la conducción conectadas) y dos de conducción autónoma (Autonomous Sharp y Autonomous Soft). En el modo de conducción personal (Drive) el cuadro de mandos holográfico (“Responsive i-Cockpit”) proporciona datos sobre la conducción (velocidad, reparto motriz híbrido, nivel de carga de batería, etc).

La visión trasera digital avisa si hay vehículos en el ángulo muerto. En el modo de conducción automática (Autonomous) el cuadro cambia, con datos informativos de la hora de llegada y recorrido restante. Sin volante ni pedales que estorben, el conductor puede aprovechar el tiempo para leer, trabajar o relajarse. Además, cada modo modifica también otros parámetros (como posición de asientos, iluminación interior, nivel de sonido, etc. Y si quiere recuperar el control de la conducción, el conductor siempre puede hacerlo a través de los mandos i-Device (distintos al volante y a los pedales convencionales).

Mecánica híbrida con 300 CV.- No hay más datos, aunque nos podemos imaginar que se trata de la misma cadena híbrida E-Tense del DS 7 Crossback  de igual potencia), este Instinct Concept presenta un acceso total sin barreras, a través de dobles puertas laterales enfrentadas, con un gran espacio interior y asientos tipo avión (con tres zonas de contacto con el cuerpo: base, respaldo y cabeza), con estructuras fijas de aluminio (y otras móviles alrededor de un eje transversal) para que el pasajero decida el ajuste del asiento en función de su actividad (tumbado para descansar o dormir, erguido para conducir o en posición intermedia para leer, ver una película o trabajar. Las posibilidades interactivas de este coche son ilimitadas; todos los pasajeros pueden comunicarse con el coche a través de un “chatbox” (un asistente por control de voz con el que se puede acceder a una infinidad de servicios) y realizar acciones como reservar entradas en el cine, realizar compras “online”, consultar itinerarios, etc…

Este Instinct Concept de Peugeot está pensado realmente como un coche inteligente; basta ver que es capaz de sincronizar la agenda del conductor con el tráfico (proponiendo salir antes en caso de problemas circulatorios), mantener en el equipo de sonido la misma programación- sea radio o música- que escuchábamos en casa y cerrar la puerta de nuestra casa al arrancar el motor. Igualmente, si vamos al gimnasio el reloj avisará al coche de que llegaremos cansados y éste programa un modo autónomo de conducción para que descansemos hasta llegar a casa, cuya iluminación exterior recibe la orden del coche de conectarse. Y si llevamos tiempo sin hacer ejercicio (lo que el coche sabe por nuestro reloj inteligente), nos invita a caminar aparcando más lejos de lo habitual… Todo un ejercicio futurista de tecnologías informáticas que nos avisan de que la conducción automatizada no es un sueño, sino la realidad de la próxima década.

Galeria de fotos

foto: 01 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP028.jpgfoto: 02 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP018.jpgfoto: 03 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP020.jpgfoto: 04 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP016.jpgfoto: 05 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP030.jpgfoto: 06 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP023.jpgfoto: 07 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP027.jpgfoto: 08 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP002.jpgfoto: 09 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP001.jpgfoto: 10 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP005.jpgfoto: 11 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP007.jpgfoto: 12 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP006.jpgfoto: 13 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP003.jpgfoto: 14 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP004.jpgfoto: 15 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP008 interior.jpgfoto: 16 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP014.jpgfoto: 17 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP011.jpgfoto: 18 PEUGEOT_INSTINCTCONCEPT_2702STYP010 salpicaddero.jpg
Peugeot
Peugeot

Tno. 91 347 10 00
Garantía: 2 años sin límit