Cerrar

Mercedes Citan/Vehículo Comercial del Año 2013

10 junio, 2013
MOTOR MUNDIAL

Las razones del premio
Destacar a un Mercedes con el galardón de Vehículo Comercial del Año 2013 (otorgado por Motor Mundial en la 40 edición de sus premios) y elegido entre los nuevos vehículos comerciales ligeros de 2012, no es ninguna paradoja.
Líder entre los fabricantes de vehículos pesados y medios del transporte mundial, a Mercedes le faltaba estar presente en el segmento de mercado del transporte ligero, es decir, el de las furgonetas de reparto urbano, y dentro de ellas abarcando todas las posibilidades de negocio: furgonetas cerradas, mixtas y combis. Así lo ha hecho Mercedes con la Citan y esto es una buena noticia, pues aporta al mercado una oferta de producto distinta por sus elevadas exigencias de calidad y agrado de conducción, como corresponde a la filosofía de la marca de Stutgar, sin apartarse de la funcionalidad necesaria de este tipo de producto, que en su versión Combi es la preferida por los particulares autónomos que en España representan el 70% de este mercado, al utilizar el vehículo como medio de trabajo y a la vez transporte familiar los fines de semana. A ésta, su mayor clientela, para depejar cualquier duda y disipar cualquier temor a acceder a una marca de lujo les ofrece un espectacular contrato de servicio, único en el mercado.
Mercedes busca lograr una fidelización del cliente de este nuevo segmento de mercado como es el del transporte ligero de reparto no sólo a través de las cualidades del modelo, con un producto idóneo en su segmento y adaptado a la filosofía de la marca, con sus mismos valores (dinámica de conducción, confort, seguridad) revisados y mejorados hasta hacer de la Citan un auténtico Mercedes. También busca su objetivo mediante un posicionamiento de precio razonable y competitivo, orientado no sólo a captar clientes de la marca sino también a aquellos que no lo son, en especial en la demanda de particulares que buscan un modelo mixto (Combi), para el trabajo y el ocio. Para esta clientela de profesionales, en su mayoría autónomos, que buscan un vehículo de doble uso, Mercedes ofrece planes de venta a la medida de cada cliente, con las ventajas de contar con una financiación propia bajo una oferta específica para sus necesidades.

La furgoneta estrella
El Vehículo Comercial del Año 2013 es una muestra más de cómo una marca “premium” como Mercedes lo es también en el segmento profesional del mercado de los comerciales ligeros. Mercedes es líder mundial en vehículos industriales y ahora con la Citan, entra también con fuerza en el segmento de los vehículos de reparto urbano, bajo una evolución propia con el sello indiscutible de la calidad dentro de un desarrollo compartido con Renault fabricante de reconocido prestigio mundial y experiencia en este sector.
Con LA furgoneta Citan, Mercedes (Daimler) busca cubrir en su gama de vehículos comerciales e industriales el único hueco que le faltaba, el del reparto urbano. Y para ello fabrica la furgoneta Citan, en tres longitudes distintas (3,94 metros, 4,32 y 4,71) con dos batallas y una versión de caja ligeramente alta, y con puerta lateral corredera. Compacta y funcional, cuenta también con una versión mixta para 5 plazas, con asientos traseros plegables, dobles puertas laterales correderas y rejilla de separación de carga (sobre la base de la plataforma extralarga de batalla ampliada) y otra versión Combi (la más interesante para España) también para 5 plazas y sólo una puerta corredera lateral (dos en opción) desarrollada esta vez sobre la plataforma media (la del furgón largo de batalla normal). Estas Mercedes Citan pueden llevar portón trasero vertical (en lugar de doble puerta), y además, toda la gama dispone (de serie o en opción) de barras de techo y la práctica trampilla posterior de techo para transportar objetos de gran longitud.

Elevadas exigencias. El diseño es obra de Mercedes para hacer perfectamente reconocible la Citan como un modelo de la marca, con un frontal robusto típico de Mercedes (parrilla, faros, capó…) junto a un equipamiento de seguridad muy completo que incluye el ESP en toda la gama bajo un desarrollo específico (Adaptive ESP) para actuar en función de la carga, combinando a la vez el antibloqueo ABS, los controles de tracción (TCS y ASR), los de subviraje y sobreviraje (VDC), etc. De serie incorpora también hasta 6 airbags (delanteros, laterales y de cortina), ayuda al arranque en cuesta, luz diurna de cruce, cinturones delanteros con pretensor y limitador de esfuerzo y testigo de abrochado. El furgón cuenta con panel total de separación entre las plazas delanteras y el compartimento de carga y anillas traseras de sujeción de carga. Y una capacidad total que alcanza hasta los 3,8 m3 de volumen útil y los 800 kg de carga.
Con la funcionalidad como principal criterio de diseño, la Mercedes Citan presenta múltiples detalles útiles en su interior, desde la amplia guantera a la bandeja entre los asientos delanteros y el hueco portaobjetos de lado a lado sobre el parabrisas. Además, la Citan trae también de serie ajuste de altura en el volante, cierre centralizado con telemando y retrovisores exteriores ajustables desde el interior. Luego, en opción, quedan muchas posibilidades de personalización para adaptarla al uso y preferencias de cada cliente (distintos sistemas de paneles separadores, asiento abatible del acompañante delantero, distintas configuraciones de puertas y ventanas, diversos revestimientos para el espacio de carga…)
Y todo ello, estudiado de modo tal que cumplan la funcionalidad que Mercedes aplica en todos sus modelos, sean de turismo o comerciales. Esto es, con el nivel de confort que exige la marca (por ejemplo, en los asientos), sus elevadísimas exigencias de seguridad activa y pasiva, y haciendo que todos los mandos y funciones se accionen conforme al estilo Mercedes, de modo que no extrañen a un conductor habitual de la marca (tacto de mandos, precisión de palanca de cambio, etc) y sorprendan favorablemente a los demás.

Placer de conducción. Como no podría ser de otra forma, Mercedes ha puesto el acento en lograr un comportamiento refinado digno de la marca. Es la opinión que se saca al conducir la Citan, aunque, algo no difícil de lograr dada la bondad natural de la plataforma original. Al volante la dirección (electrohidráulica) es directa y precisa, y los reglajes de suspensión, amortiguación y estabilizadoras han sido cuidadosamente compensados para ofrecer el mejor agarre tanto en vacío como con carga. Concebida bajo los mismos estándares de solidez y fiabilidad de sus hermanas mayores las furgonetas Vito y Sprinter, la nueva Citan hace gala de un comportamiento de marcha típico de Mercedes, preciso, seguro y al mismo tiempo confortable.
Su tren de rodaje se basa en un eje delantero McPherson con conjuntos telescópicos y brazos auxiliares transversales inferiores, con barra estabilizadora y los clásicos silentblocs en los brazos inferiores. El eje trasero es un semitorsional de formato compacto, con brazos longitudinales, muelles helicoidales y estabilizador interior. De serie puede montar ruedas de 14” con neumáticos 185/70 R14 (Citan corta y furgón) o 195/65 R 15 (Larga, Extralarga, Mixta y Combi). Y en opción se ofrecen llantas de aleación de 16” con neumáticos de 205/55 R16 (y, según modelo, reforzados o todo tiempo).
La refinada dirección eléctrica cuenta con servoasistencia variable en función de la velocidad. Así el volante gira con facilidad y sin apenas esfuerzo al realizar maniobras y requiere más fuerza a alta velocidad. En la suspensión, todo ha sido armonizado cuidadosamente; los muelles cortos de alto índice elástico y la amortiguación rígida en ambos ejes favorecen una respuesta dinámica, evitan el cabeceo y otorgan a la Citan un buen comportamiento como vehículo mixto (comercial y familiar), con una altura rebajada en 1,5 cm en el caso de la Citan Furgón Larga o la Citan Combi con carga normal. Y respecto a los frenos, son potentes, resistentes y de fácil dosificación, conservando toda su eficacia incluso después de diez frenadas a fondo seguidas a 100 km/h. Las variantes Citan Larga y Extralarga montan frenos de disco a las cuatro ruedas (los delanteros, de 280 mm de diámetro), mientras que la Citan corta equipa discos delanteros (258 mm de diámetro) y tambores traseros (de 9”).
Tras este resumen general conviene precisar que la furgoneta Mixta de cinco plazas con banco trasero abatible, rejilla separadora para el compartimento de carga y dos puertas correderas se basa en la versión extralarga del furgón, y la Combi, también de cinco plazas, con banco trasero abatible y puerta corredera (como opción, con puertas correderas a ambos lados), se ofrece solo sobre la base del furgón con carrocería larga.

Trabajo con confort. En el interior, se aprecia como la funcionalidad en el trabajo diario ha sido el criterio básico en la concepción de la Citan: una guantera espaciosa con cerradura, una bandeja portaobjetos entre los asientos delanteros y el práctico compartimento portaobjetos de lado a lado por encima del parabrisas para dar cabida a todos los objetos grandes y pequeños de uso cotidiano del conductor, forman parte del equipamiento de serie de la nueva Citan desde el furgón básico, entre otros elementos, como el aire acondicionado, volante de altura regulable, compartimentos en puertas, luces en compartimento de carga, doble puerta trasera (sin ventanillas), cierre centralizado con mando a distancia, elevalunas eléctricos delanteros, paquete fumador, retrovisores exteriores ajustables desde el interior, rueda de repuesto, etc.
También hay que destacar la calidad del equipamiento interior de la nueva Mercedes Citan, consustancial con la marca. El conductor y acompañante gozan de asientos con acolchado firme y confortable. Su forma anatómica, especialmente el respaldo, ofrece una excelente sujeción lateral y, por tanto, más confort y seguridad. La tapicería textil de los asientos con el diseño característico de la marca es agradable al tacto a la vez que transpirable, resistente y fácil de limpiar. El salpicadero, presenta una textura similar al cuero y convence por tacto y diseño, de modo que los clientes se sientan de inmediato a gusto en su puesto de conducción, donde la disposición, el diseño y las funciones de sus mandos, palanca de cambios, interruptores de luces, teclas, etc, siguen la pauta de otros modelos Mercedes no tan utilitarios.
El equipamiento de serie incluye asimismo la ayuda al arranque y la luz diurna de cruce, cinturones de seguridad con altura regulable, pretensores de cinturón con limitadores de tensión para el conductor y acompañante, avisador de cinturón abrochado y airbag de conductor.
La Mercedes Citan Mixta cuenta con ordenador de a bordo, retrovisores eléctricos calefactados y abatibles, radio, puerta lateral derecha y puerta corredera lateral izquierda, termómetro de temperatura exterior, faros antiniebla halógenos… y la Citan Combi (que se matricula como turismo), incorpora además los airbag de acompañante y laterales, así como los de cortina para conductor y acompañante, conducto de aire caliente en compartimento de pasajeros, portón con limpiaparabrisas, bolsillos en respaldos de asientos delanteros… todo dentro del equipamiento de serie.
Los compartimentos de las puertas pueden acoger botellas de 1,5 litros, al igual que el apoyabrazos central (opcional) con hueco portaobjetos. En el habitáculo de la Combi hay también en opción un portaobjetos por encima del parabrisas con tres compartimentos con cerradura y otros dos ocultos en el piso del vehículo, además también se ha previsto en opción un portaobjetos opcional en el salpicadero para objetos de tamaño DIN A4 como máximo. De este modo, si se cuentan todos los huecos portaobjetos de la Citan, se obtiene un volumen total de 77 litros entre el puesto de conducción y el habitáculo, algo nada común en un comercial de sus dimensiones.
En cuanto a climatización, los difusores redondos de aire exterior en el puesto de conducción permiten un gran caudal, contando con pulsador de recirculación para impedir la entrada de aire contaminado al habitáculo. Dado que los motores diesel de la nueva Mercedes Citan irradian poco calor, todos los CDI equipan de serie un sistema de calefacción eléctrica adicional que se conecta automáticamente en función de la temperatura del líquido refrigerante o del ajuste del selector giratorio de temperatura. Y en la Citan Mixta, se ofrece en opción una salida de calefacción para la parte trasera del habitáculo (de serie en la Combi), para caldear mejor esta zona.

4 motores muy sobrios. De momento la Citan ha salido al mercado con los dos diesel 1.5 CDI de 75 y 90 CV, aunque desde este verano estarán también disponibles el 1.2 gasolina y el 1.5 CDI de 110 CV. El pequeño turbodiesel de 4 cilindros y 1.461 cc, uno de los mejores motores de su categoría (hemos probado a fondo la versión de 90 CV), convence plenamente por su bajo consumo, suavidad de marcha y rentabilidad general. El gasóleo entra en sus cámaras de combustión a hasta 1.600 bares de presión mediante el sistema “common rail” de inyección directa electrónica, con inyectores piezoeléctricos, mientras que la sobrealimentación corre a cargo de un turbocompresor con refrigeración del aire de sobrealimentación (“intercooler”) y geometría variable en la versión más potente. Una bomba de aceite regulada contribuye a reducir el consumo, así como la función opcional Eco de parada y arranque del motor en las detenciones.
Estos diesel alcanzan su potencia máxima a 4.000 rpm y entregan su par máximo desde 1.750 rpm, disponible en una amplia gama de revoluciones (hasta 2.500 y 3.000 rpm). La correa dentada de su distribución tiene una vida útil excepcionalmente larga (10 años ó 240.000 km) y los intervalos de mantenimiento se han reducido a cada 40.000 km.
Todo lo anterior, unido a un consumo inusitadamente bajo, da un coste de servicio y mantenimiento muy económico. Sus cifras de consumo son sinónimo de muy bajas emisiones de CO2 (entre 112 y 126 grs/km), gracias al catalizador de oxidación dispuesto junto al motor y el filtro de partículas de serie, y la recirculación de gases de escape. Con todo ello además de lograr una muy baja sonoridad, consigue la máxima ecología que acredita el cumplimiento de la normativa de gases Euro 5.
La alternativa en gasolina a los motores 1.5 CDI es un moderno propulsor de inyección directa con turbocompresor y catalizador de tres vías que también cumple la normativa Euro 5. Se trata del 4 cilindros de 1,2 litros de cubicaje (1.192 cc) que monta bloque de aluminio, 4 válvulas por cilindro y dos árboles de levas en cabeza. Su compacto turbocompresor le permite disponer del 90% del par máximo desde 1.500 rpm, entregando su máximo nivel (19,4 mkg) entre 2.000 y 4.000 rpm, mientras que su potencia máxima (114 CV) la alcanza a 4.500 rpm. El cambio de marchas es manual de 6 velocidades, al igual que el diesel de 110 CV (en los otros diesel es de 5 marchas).
Este motor de gasolina es igualmente muy sobrio gracias, entre otras cosas, a una bomba de aceite regulada que, en caso necesario, trabaja con dos niveles de potencia. Viene de serie con la tecnología BlueEfficiency de Mercedes, con función de parada y arranque Eco que desconecta automáticamente el motor en las fases de espera (es decir, con el cambio en punto muerto, sin pisar el embrague y a menos de 4 km/h), poniéndose otra vez en marcha en cuanto el vehículo empieza a rodar de nuevo o el conductor pisa el embrague. Este paquete BlueEfficiency contribuye a rebajar en 0,4 litros/100 km el consumo de gasolina respecto a las cifras iniciales, situándose en 4,3 lts/100km en los 108 y 109 CDI.
Entre otros detalles, además del “stop & start” Eco, incluye también la gestión inteligente de la batería y del alternador, para recuperar la energía de frenado reduciendo la potencia que genera el alternador y, por tanto, el consumo. El elemento central de la gestión de la batería es un sensor que registra permanentemente los valores de corriente, tensión y temperatura de la batería. A ello se añaden, en función de la versión elegida, neumáticos de baja resistencia a la rodadura que ayudan a rebajar aún más el consumo (incluidos en medida 195/65 R15 en las variantes de hasta 650 kg de carga útil con pack BlueEfficiency).
Finalmente, merece la pena destacar en nuestro Vehículo Comercial del Año la importancia que Mercedes concede a su versión Combi, no en vano constituye el 70% de la demanda de estos vehículos comerciales ligeros en España. La Citan Combi es una auténtica combinación de furgoneta y turismo monovolumen (está pensada para su matriculación como turismo). Basada en la plataforma del furgón largo, también ofrece 5 plazas y asiento posterior abatible asimétricamente. Viene de serie con una puerta corredera al lado derecho (y opcionalmente en los dos) con las paredes laterales acristaladas por completo, y con portón trasero con luneta y limpia/lavaluneta. El lado interior del portón va revestido con un plástico muy resistente, y para mayor confort se ofrecen como opción mesitas plegables con portavasos integrados. La Combi es un vehículo muy flexible por lo que respecta a las posibilidades de configuración de los asientos, pero cuenta con algunos detalles de lujo suplementarios. Así, el estor enrollable del maletero puede encastrarse en dos posiciones horizontales o conservarse recogido en el respaldo trasero, cuenta con todo el piso inferior revestido y también lleva seis argollas de sujeción para retener la carga.
El equipamiento de serie de la Citan Combi cuenta con ordenador de a bordo, alzacristales eléctricos, termómetro de temperatura exterior, guantera con cerradura, retrovisores eléctricos, faros antiniebla, radio CD con lector MP3… O sea el mismo nivel de equipamiento que se espera de un turismo medio actual, para poder cumplir a plena satisfacción su doble función de turismo y furgoneta, según las ocasiones. En definitiva, unas cualidades que junto a la tradicional calidad Mercedes les van a servir para consolidar la oferta comercial de la marca alemana en el segmento más urbano del mercado del transporte y la distribución.

                                                          
Mercedes
Mercedes

Tno. 91 484 60 00
Garantía: 2 años sin límit