Cerrar

Kiddy Guardianfix 3 gana el test de Stiftung Warentest

11 julio, 2017
GONZALO NAVARRO

La silla Kiddy Guardianfix 3 ha conseguido vencer en el último test de mayo de 2017 llevado a cabo por la prestigiosa organización Stiftung Warentest, con un resultado total de 1,9.

Con los resultados de estos últimos test, Kiddy completa su galardonada gama de asientos infantiles, ya que el año pasado, los cinco asientos de niño de Kiddy que se sometieron al test de Stiftung Warentest fueron objeto de excelentes evaluaciones. Cuatro de ellos lograron incluso imponerse en su test.

Esta silla Guardianfix 3 se enmarca dentro del grupo 1/2/3, es decir, de 9 a 36 kg o aproximadamente desde los 9 meses a los 12 años, adaptándose al crecimiento del niño y a su tamaño corporal en anchura, altura y profundidad. Para los más pequeños, el asiento se usa con el cojín elevador y el escudo contra impactos. Para más mayores, se puede ajustar de manera óptima el respaldo en altura y anchura, y también el ajuste para las piernas.

En la evaluación individual, el modelo más reciente de la serie Guardianfix, brilló especialmente en el ámbito de la seguridad, donde consiguió destacar respecto a la competencia. Los expertos de Stiftung Warentest y ADAC constatan un riesgo de lesiones muy bajo en caso de impactos frontales y laterales. Esto se consigue gracias al evolucionado sistema protector de impacto y a la barra de protección lateral mejorada.

El sistema protector de impacto exclusivo de Kiddy ofrece una protección especial a los niños pequeños. El área de la cabeza y cuello de los niños pequeños es la más vulnerable en caso de accidente o frenazo brusco, puesto que la cabeza es proporcionalmente más grande y pesada que el resto del cuerpo, en comparación con la de un adulto. Durante un accidente, el escudo contra impactos absorbe la energía resultante y actúa como un airbag. La forma especial permite al tronco doblarse sobre el escudo para impactos y reduce las fuerzas sobre el cuello.

Otras funciones de seguridad, como el Kiddy Shock Absorber que absorbe la energía generada en el arnés de seguridad de tres puntos y el sistema k-fix+ que absorbe la energía lateral adicional provocada por el impacto, ofrecen la máxima protección posible para grandes y pequeños.

Además, los evaluadores elogiaron el riesgo tan bajo de una instalación incorrecta y el sencillo procedimiento de montaje del asiento gracias a la conexión Isofix, que ofrece una posibilidad de fijación adicional, aumenta la estabilidad lateral y evita el vuelco al circular por curvas.