Ford Focus Coche del Año 2012 en España

19 marzo, 2012
MOTOR MUNDIAL

Con la tercera generación del Focus, Ford puede presumir de haber logrado un modelo “redondo” para los que gustan del automóvil justo cuando el mercado se vuelve más exigente que nunca, tanto por culpa de la crisis como por la propia dinámica de su segmento, que crece absorbiendo usuarios de los inmediatos segmentos superiores e inferiores en aras de un uso más racional del automóvil. Sin renunciar a sus genes ni a su herencia “cinética” (por el “kinetic design”), este segundo Focus del siglo XXI y foco de perfección representa un cambio total de imagen y un nuevo nivel de calidad y tecnología desconocido hasta la fecha en su segmento.

En su día -1998- el primer Focus supuso toda una revolución en Ford, porque no sólo rompía con los cánones estéticos del momento, bajo un diseño sumamente avanzado en el segmento C, sino porque su funcionalidad y comportamiento dinámico (con su famoso eje posterior independiente “Control Blade”) iban mucho mas allá de lo que ofrecían sus rivales.

Ello ha supuesto más de 10 millones de unidades vendidas desde su lanzamiento que lo han convertido en un icono, un valor firme y seguro como favorito entre los usuarios de todo el mundo por su agrado de conducción, confort y seguridad. Un Ford auténticamente global, comercializado a nivel mundial, tanto en carrocería sedán 4 puertas como en la berlina dos volúmenes de 5 puertas, o la tradicional familiar, ahora llamada SportBreak.

Con 4,36 m de largo, 1,82 m de ancho (sin contar retrovisores) y 1,48 m de alto, este nuevo Focus berlina es 16 mm más bajo, 21 mm más largo y 16 mm más estrecho que el anterior, con 8 mm más de batalla (2,65 m). Retoques que afinan su comportamiento y estampa sin exagerar sus proporciones que se mantienen contenidas dentro de lo que permite su nueva plataforma, la misma del C-MAX.

Funcional y aerodinámico.-Estas variaciones también afilan su aerodinámica (un 10% menos de resistencia al avance) al tiempo que se optimiza su habitabilidad. El maletero anuncia 316 litros (en realidad algo más de 360 con el kit de reparación de neumáticos, que se quedan en 277 si se monta la rueda de repuesto convencional opcional). Su imagen sigue siendo deudora del estilo “kinetic design”, pero ahora presenta una línea en cuña más marcada, con el parabrisas más tendido y mayor protagonismo frontal de las tomas de aire inferiores, dividas en tres secciones, rematando el frontal los faros antiniebla en las esquinas. Detrás, los grupos ópticos se extienden en forma de flecha por las aletas, abandonando su anterior disposición vertical. Sigue siendo reconocido como un Focus, pero ahora más dinámico y deportivo.

La mejora aerodinámica no se explica sólo por el diseño, sino por una innovadora solución, llamada Ford Active Grille, que consiste en una rejilla frontal regulable sobre la toma principal que automáticamente regula la entrada de aire a través de la parrilla hacia el motor; cuando se necesita aire para refrigerar el motor se abre y cuando no se cierra, reduciendo así significativamente la resistencia aerodinámica.

Montada por delante del radiador, lleva unas lamas horizontales móviles que giran hasta 90º para impedir el flujo de aire, disponiendo de hasta 16 posiciones diferentes entre la apertura total y el cierre total. Y si está totalmente cerrada logra una reducción de resistencia aerodinámica que permite a Ford anunciar un Cx de 0,295 (antes 0,32, e incluso aún mejor en el Focus sedan 4p, que baja de 0,30 a 0,27), lo que se traduce en menos consumo, menos emisiones de CO2 (hasta un 2% menos) y como beneficio adicional, facilita que el motor alcance antes su temperatura de trabajo tras el arranque en frío.

A esta sustancial mejora aerodinámica se suman otras, como el sellado integral de todas las áreas del vehículo (el frontal mediante una junta de capó y un escudo bajo del motor, para que el aire se dirija por la parrilla hacia el radiador, mientras que el resto se canaliza hacia abajo por paneles a medida), el nuevo diseño de retrovisores (que además desvían el agua de lluvia hacia los cristales laterales), la forma de los pilares A (con una moldura especial), el difusor trasero integrado en el parachoques, etc.

Tecnología de vanguardia.-De siempre el Focus ha gozado de una merecida fama de calidad de rodaje y comportamiento, calidad que ahora ha sido aumentada mediante un nuevo diseño optimizado del eje multibrazo trasero “Control Blade” y del aislamiento del subchasis delantero. La dirección cuenta ahora con una nueva asistencia eléctrica, más precisa, y de remate monta de serie un avanzado sistema de Control de Par, llamado Ford Vectoring Control, que mejora aún más la estabilidad y agilidad en curva, una tecnología hasta ahora sólo disponible en vehículos deportivos de gama alta.

Este sistema actúa a través del control electrónico de estabilidad (ESP), chequeando el vehículo 100 veces por segundo. Cuando el coche acelera en curva, el Ford Vectoring Control detecta si la rueda delantera interna empieza a patinar, aplicándole un leve frenado para evitarlo, mientras transfiere parte del par motriz a la exterior que tiene más agarre, manteniendo la tracción y el control de la trayectoria, imitando el efecto de un diferencial autoblocante, equilibrando constantemente el reparto motriz de las ruedas delanteras en curva para mejorar el agarre y mantener la trayectoria de la dirección, al tiempo que reduce la tendencia al subviraje. Y todo sin reducir la potencia del motor, mediante una intervención muy suave y progresiva, que a menudo incluso pasa desapercibida para el conductor.

Pero hay muchos más avances en esta tercera generación Focus. Avances tanto en materia de seguridad (activa y pasiva) como en confort. Así, en seguridad dinámica, el control dinámico de estabilidad (ESP) de serie incorpora dentro de sus funciones las del antibloqueo de frenos ABS (con distribución electrónica de la frenada, EBD y de control de frenado en curva, CBC). También integra el asistente de frenada de emergencia (EBA), la precarga electrónica de freno (EBP) y el aviso de frenada de emergencia (EBW, Emergency Brake Warning). El control de tracción TCS se sofistica, ya que añade además un control de tracción del motor (Engine Traction Control System, ETCS) y un freno diferencial autoblocante (Brake Lock Differential, BLD), junto a un potenciador hidráulico del eje trasero (Hydraulic Rear-Axle Boost, HRB), el control de par motor Engine Drag Torque Control (EDC) y el ya antes citado Ford Vectoring Control. Y eso sin olvidar el asistente de arrancada en pendiente (Hill Launch Assist) y el control de estabilidad de remolque (Trailer Sway Control.

Además, hay un equipamiento especial que distingue al nuevo Focus por su seguridad activa: el Sistema de Seguridad a Baja Velocidad, Active City Stop, novedad total en Ford, diseñado para evitar pequeñas colisiones por alcance a baja velocidad, frecuentes en el tráfico urbano. El Active City Stop utiliza un láser infrarrojo enfocado hacia delante, cerca del espejo retrovisor, que detecta objetos delante del coche. El sistema monitoriza cada centésima de segundo la distancia al vehículo precedente y la velocidad de aproximación para calcular el riesgo de alcance. Si, por ejemplo, el coche de delante frena de pronto y el sistema prevé una colisión inminente, se precargan los frenos. Y si el conductor no reacciona, los frenos se aplican de forma automática y se libera el acelerador. El ACS actúa a menos de 30 km/h, y si la diferencia de velocidad relativa entre los dos vehículos es menor de 15 km/h, puede evitar la colisión totalmente.

Y a velocidades relativas entre 15 y 30 km/h, reduce la velocidad todo lo posible antes del impacto. Finalmente, y entre los dispositivos de seguridad pasiva, englobados dentro del Sistema de Protección Inteligente (IPS) con que cuenta el nuevo Focus, el airbag de conductor ha sido rediseñado para proteger mejor el pecho y reducir las lesiones en el tórax, mediante una reconfiguración inferior de forma curva para disminuir su impacto sobre el pecho y costillas del conductor. Y el airbag delantero de acompañante también se ha mejorado con despliegue progresivo y adaptativo, que reduce el riesgo de lesiones al desviar parte del gas del airbag por una ventilación lateral durante el choque. Además cuenta con dos airbags de tórax laterales y otros dos de cabeza por cortinas hinchables laterales, todos de serie. Y no sólo eso: por ejemplo, la columna de dirección, de plegado horizontal, reduce el impacto sobre la cabeza y pecho del conductor al comprimirse, alejándose del conductor en caso de choque frontal a gran velocidad. Además, los cinturones de seguridad delanteros llevan pretensores y retractores más efectivos, de mayor recorrido, junto con limitadores del esfuerzo.

Motores más eficientes.- Pero seguridad aparte, la mecánica de esta tercera generación Focus también ha sido refinada al máximo en términos de rendimiento, economía y ecología, tanto en gasolina como en diesel. La inyección directa de gasolina unida al turbocompresor queda plasmada en el motor EcoBoost 1.6 que sorprende por sus prestaciones y consumo para su cilindrada.

Sobre un ligero bloque de aluminio combina tres tecnologías claves: inyección directa a alta presión montada en posición central, turbocompresor variable de baja inercia y doble salida y distribución variable independiente.

Las tres juntas permiten obtener un elevado par motriz a bajo régimen, como el de un motor de gran cilindrada, pero con el peso y consumo de uno mucho más pequeño.
Este nuevo 1.6 EcoBoost se ofrece en dos niveles de potencia, 150 y 180 CV. Ambos dan 24,5 mkg a sólo 1.600 rpm, contando con una sobrepresión transitoria (“overboost”) que eleva el par máximo a 27,5 mkg durante 15 segundos en caso de adelantamientos o necesidades puntuales de máxima aceleración, y que actúa dentro de una amplia gama de revoluciones (en el 1.6 Eco-Boost 180 CV los 27,5 mkg están disponibles entre 1.900 y 4.000 rpm). No es de extrañar pues que el nuevo Focus 1.6 EcoBoost mejore con notoriedad todas las prestaciones del anterior 2.0 de 145 CV, además de bajar su consumo oficial combinado a 5,9 lts/100 km y su emisión de CO2 a 137 grs/km (un 18% menos que el anterior 2.0 de 145 CV), gracias también a contar con Auto-Start-Stop de serie.

Pero la gran novedad 2012 en la oferta mecánica en gasolina del nuevo Focus se produce ahora, con la llegada del nuevo 1.0 EcoBoost de 3 cilindros, un revolucionario motor que sustituye a los 1.6 Ti-VCT de 105 y 125 CV de inyección indirecta multipunto, con el que el nuevo Focus se convierte en líder en consumos de su segmento en gasolina. El nuevo 1.0 Ecoboost, que incluye Auto-Start-Stop de serie, se ofrece también en dos niveles de potencia (100 y 125 CV) pero con más par (17,3 mkg que llegan hasta 20,4 con “overboost”, frente a los 15,3 y 16,2 mkg de par máximo respectivamente de los 1.6 Ti-VCT de 105 y 125 CV), y con un consumo y emisiones mucho menor (4,8 lts/100 km y 5 lts/100 km en el promedio combinado, con sólo 109 y 114 grs/km de CO2 frente a los 5,9 lts/100 km y 136 grs/km de CO2 de los 1.6 atmosféricos de inyección indirecta).

Este nuevo 1.0 Ecoboost tricilíndrico comparte tecnología con sus hermanos Ecoboost de 4 pistones, también con inyección directa de gasolina y turbocomprimido, obteniendo así el mayor rendimiento por cilindrada obtenido hasta la fecha en un motor de gran serie. La sustitución del 1.6 Ti-VCT por este se produce desde febrero, quedando tan sólo en oferta del anterior 1.6 Ti-VCT la versión 125 CV con cambio PowerShift.

En los diesel de la familia Duratorq TDCI también hay avances: los 1.6 y 2.0 TDCi (cada uno en dos potencias) han sido revisados para mejorar prestaciones, consumos y suavidad de giro, con cámaras de combustión de nueva generación, inyección “common rail” de mayor presión y turbocompresores de baja inercia y geometría variable, que aparte de reducir consumos y emisiones han mejorado su respuesta a bajas revoluciones. Así, ahora la oferta TDCi se centra en los 1.6 TDCi en dos potencias (95 y 115 CV) y en los 2.0 TDCi 163 CV. No podemos cerrar este capítulo sin mencionar el motor más potente de toda la gama que llegará con el nuevo Focus ST, el motor 2.0 Ecoboost de gasolina (4 cilindros) con 250 CV del que hablamos aparte.

ECOnetic: los Focus más “verdes”.- Además, a toda esta renovada oferta mecánica se añaden los avances de la denominadas ECOnetic Technologies que suponen un paso firme hacia un automovilismo mas ecológico y sostenible, y que se resumen en innovaciones tan significativas como el Ford Auto-Start-Stop, el Ford Eco Mode, la Carga regenerativa inteligente y la ya citada Ford Active Grille. Así, todos los Focus con motores de gasolina 1.0 y 1.6 EcoBoost 1.6 equipan de serie el Auto-Start-Stop de Ford, un sistema de parada y arranque automático del motor (que apaga el motor cuando está al ralentí -por ejemplo, en un semáforo-y lo vuelve a poner en marcha cuando el conductor quiere arrancar), lo que en tráfico urbano supone una disminución de hasta el 10% en carburante y emisiones.

Igualmente, los nuevos Focus disponen de un sistema de información que ayuda a los conductores a adoptar un estilo de conducción más económico (Eco Mode). Este programa de “software” analiza el tipo de conducción del conductor y le da a éste información sobre como mejorarlo con sencillos consejos para ahorrar más combustible. Un simple gráfico en la pantalla del panel de instrumentos permite al conductor ver sus progresos en tres áreas claves (cambios de marcha, anticipación y velocidad). El Eco Mode también cuenta el número de desplazamientos cortos con motor frío, avisando de ellos para reducir su proporción. Y el indicador de cambio de marcha también contribuye a mejorar el consumo gracias al indicador luminoso que avisa al conductor de cuando cambiar a una marcha más larga para reducir el consumo.

Calidad y equipamiento.-Disponible en tres niveles de acabado, Urban, Trend y Titanium, al que ahora se añade el Sport, esta tercera generación Focus llega al mercado con un nivel de equipamiento insólito (ver cuadro aparte) en su segmento, porque no sólo el nivel Trend trae de serie lo habitual en un acabado medio/alto (6 airbags, ABS, ESP, ordenador de a bordo, radio CD MP3, Bluetooth V2C, conector USB, volante multifunción, etc) sino también trae nuevos equipamientos como el Eco Mode, el Ford Active Grille o el Ford Vectoring Control.

Versiones del modelo: 'Focus'

Ford
Ford

Tno. 91 714 51 00
Garantía: 2 años sin límit