Dudas entre un BMW X6 y un Volvo XC60

25 septiembre, 2017
G. ROMERO-REQUEJO M.

Hola amigos de Motor Mundial:

En primer lugar, felicitaros por vuestro excelente “review” del nuevo Volvo XC60. Comentarte que estoy dudando entre 2 SUV’S de LUJO: el BMW X6 XDRIVE 3.0D vs Volvo XC60 D5. Ya sé que son SUV’S muy diferentes, el X6 es un coupé mientras que el XC60 no. Del Volvo me encanta la línea, tecnología de seguridad, excelentes acabados…del X6 sobretodo que es BMW y que es un coupé.

Comentaros que tengo 56 años, que el coche solo lo utilizaremos mi esposa y yo…¡¡ sin niños !!. Por favor, os agradecería vuestra opinión. Gracias.

Saludos.

L. Rejas

Respuesta.- Nos alegramos que te haya gustado el artículo del Volvo XC60. Aunque no hemos realizado todavía pruebas a fondo de los modelos que te interesan, sí que podemos comentarte lo más relevante de ambos.

En esencia, son dos modelos que comparten una mayor altura al suelo dada su condición de SUV, una elevada potencia y un alto confort de marcha, pero el X6 tiene un carácter más deportivo por chasis (con cuatro configuraciones) y sobre todo en la gestión del conjunto motor-cambio-dirección. Además se encuentra un escalón superior de tamaño frente al XC60, que es un magnífico vehículo polivalente que prioriza más el confort de sus ocupantes, con menor grado de deportividad. Con esto no queremos decir que el más deportivo X6 sea un coche incómodo, si bien, la suspensión es algo más firme, aunque en cualquier caso, cuanto mayor sea la dimensión de sus llantas elegidas (con neumáticos de perfil bajo), más perjudicará el confort. Más de 19 pulgadas no lo recomendaría (de serie en X6 y acabados R-Design e Inscription en XC60).

Por tamaño y para solo dos personas en uso habitual, el BMW X4 (será reestilizado en 2018) sería también una buena opción a contemplar (y por ende también el nuevo X3 y Audi Q5).

Tanto el X6 como el XC60 presentan una amplitud considerable para una familia con cuatro o cinco miembros, con lo que 2 personas van sobradas en ambos casos. Maletero similar, con 75 litros más el X6 (580 litros), pero el XC60 (505 litros) puede jugar con la capacidad hasta el techo, mientras que el X6 está limitado por su diseño tendido de la luna trasera. Para dos personas, más de 500 litros resulta muy generoso. También debo comentarte que en el X6 la altura del plano de carga del maletero es mayor (82 frente a 62 cm) y es 6 cm más profundo que el del XC60 (92 cm), por lo que resulta algo más incómodo que en este último a la hora de cargar bultos.

Si se va a utilizar el vehículo mucho en ciudad, hay que tener en cuenta las mayores dimensiones del X6 (4,91 m) y su mayor diámetro de giro (12,8 m) que le penalizan en maniobras, frente al más manejable XC60 (4,69 m) con 11,4 m de diámetro de giro. La altura 3 cm mayor en el X6 (1,70 m) no debería de plantear ningún problema, mientras que los 9 cm más de anchura (1,99 m) sí que los son a la hora de aparcarlo, por lo limitado de muchas plazas de aparcamiento, sobre todo al abrir las puertas. De todas formas, ambos modelos tienen asistentes de aparcamiento bastante efectivos, que pueden incluir prácticas cámaras de marcha atrás, muy recomendable por seguridad, dadas las dimensiones de ambos y tipo de carrocería con menor visibilidad trasera. En este último aspecto queda algo más penalizado en el X6 por la posición inclinada del pilar C y la luna muy tendida que ofrece menor visibilidad que en el XC60, sobre todo en ángulos muertos.

Los motores son muy diferentes aunque muy potentes en ambos casos. El del Volvo XC60 D5 recurre a un cuatro cilindros dos litros (235 CV) con un par máximo de 480 Nm, mientras que el BWW X6 30d entrega con sus 6 cilindros y tres litros de cilindrada unas cifras de potencia y par superiores, con 258 CV y 560 Nm respectivamente, para solo 75 kg más de peso en este último (1.990 frente a 2.065 kg). En ambos casos son potencias que ofrecen empujes muy considerables a la hora de realizar adelantamientos, dando una mayor confianza al conductor.

En este sentido, con una relación peso/potencia muy favorable en ambos (de 8,5 en XC60 y de 8 en el X6), logran cifras de aceleración muy rápidas, con un 0 a 100 km/h de 6,7 seg. (X6) frente a 7,2 (XC60). Medio segundo que no es muy relevante, aunque la gestión más deportiva del modo Sport+ del selector de modos de conducción del X6 (Driving Experience Control), probablemente le de una mejor respuesta en recuperaciones (no las hemos medido todavía cronómetro en mano).

El optimista consumo oficial en ambos modelos (calcular un litro más siempre), da medio litro de media menos a favor del XC60 (5,5 frente a 6,0 l/100 km), en cualquier caso bastante contenidos para las prestaciones de ambos propulsores con tracción total y pesos de dos toneladas.

En cuanto a las ayudas a la conducción, el XC60 incorpora las últimas de la marca introducidas en los XC90 y S/V90, es decir, ofrece el Pilot Assist (opcional), un asistente que combina el programador de velocidad activo ACC con el asistente de mantenimiento en el carril en carreteras bien señalizadas hasta 130 km/h. Este asistente se desconecta al cabo de unos segundos si el sistema determina que el conductor no tiene control sobre la dirección, es decir, si se sueltan las manos del volante. El sistema permite realizar adelantamiento de forma automática.

En este sentido, el BMW X6, al ser un modelo de 2014, deberá esperar a su restyling (en 2018) para incluir los niveles de conducción automatizada de la Serie 5 (que sí que incluye el nuevo X3, opción también recomendable), actualmente la más sofisticada de toda la gama BMW, incluso algo superior que en el Serie 7, que salió antes. En esta carrera hacia la conducción autónoma, el último modelo en salir es el que tiene la tecnología más reciente. En la actualidad el BMW X6 cuenta con el sistema Driving Assistant Plus (opcional), que incluye el asistente para la conducción en retenciones de tráfico en autopistas y autovías, es decir, el sistema emplearía el control de crucero adaptativo ACC con el asistente de mantenimiento de carril, detendría el vehículo en caso de atasco y reanudaría su marcha hasta 60 km/h, manteniéndolo siempre en el carril.

El nuevo BMW X6 puede incluir opcionalmente faros de LED de orientación automática del haz de luz, es decir, luz adaptativa con regulación de las luces de carretera con función antideslumbramiento (BMW Selective Beam). En el XC60 el faro full LED es opcional también, posee luz de giro y los faros también son inteligentes (la luz larga se desconecta al entrar en una población).

En cuanto a precios, el BMW X6 30d marca actualmente un P.V.P. de 81.200 €, que con una promoción con equipamiento Première Exclusive se queda en 79.900 €. El Volvo XC60 D5 marca un rango de precios de entre 56.535-60.777 € según nivel de equipamiento (Momentum, R-Design e Inscription) y no tiene ninguna oferta ni descuento.

Red comercial y postventa: La de BMW más dimensionada. Precios similares de mantenimiento (Premium), aunque los modelos más altos de gama suele tener mayores costes, así que el BMW se vería aquí más perjudicado. En caso de Renting, puedes omitir este párrafo…

Versiones del modelo: 'X6'

Volvo
Volvo

Tno. 91 566 61 00
Garantía: 2 años sin límit