DGT

4 Enero, 2017
MARIANO NIETO

Suben las víctimas mortales en accidentes de tráfico en 2016

Las distracciones, la velocidad inadecuada, no respetar las prioridades de paso y el cansancio o sueño son los principales factores que aparecen en los accidentes mortales o graves que arrojan 1.160 personas fallecidas en 2016, un 2,6% más que en 2015.

Accidente carretera

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha presentado el balance de siniestralidad vial de 2016 en el que durante el pasado año se produjeron 1.038 accidentes mortales en vías interurbanas en los que fallecieron 1.160 personas y otras 5.067 necesitaron hospitalización como consecuencia de las heridas sufridas. Estas cifras suponen aumentos del 1,4% (+15) en accidentes mortales; 2,6% (+29) en el número de fallecidos y 4,3 % (+209) en heridos hospitalizados.

Para el máximo responsable de la DGT “son datos preocupantes y que obligan a trabajar todos juntos para reducir esta lacra que como sociedad moderna que somos no podemos permitirnos. Hay que revisar y adaptar la estrategia de seguridad vial y crear un plan de choque que nos permita volver a la tendencia de disminución de accidentes que veníamos observando en los últimos años.”

Todas las cifras contenidas en esta nota son provisionales y se refieren únicamente a los accidentes mortales ocurridos en vías interurbanas y victimas tomadas hasta las 24 horas de producirse el accidente. Las cifras definitivas ya consolidadas, que incluirán las victimas a 30 días de accidentes ocurridos en vías urbanas e interurbanas estarán disponibles en los próximos meses, gracias a las mejoras sustanciales conseguidas en los sistemas de información de la siniestralidad, con cruce con el fichero del INE de fallecidos en 2016.

La cifra de fallecidos sigue por debajo de los registrados en 1960, primer año en el que se tienen estadísticas, cuando hubo 1.300 muertos, con un escenario de movilidad absolutamente distinto (en 1960 había un millón de vehículos y en 2016 el parque automovilístico sobrepasa los 32 millones). Con estos datos, la accidentalidad en carretera se mantiene en el promedio diario de víctimas mortales, que ha pasado de los 11,6 muertos diarios en carretera en 2.000 a los 3,2 fallecidos diarios en 2016.

accidente-moto

Dentro del ámbito europeo, España presenta una tasa de 36 muertos por millón de habitantes, muy por debajo de la tasa de mortalidad media de la UE que se encuentra en 52 (con los últimos datos disponibles de 2014-2015). Lo que sitúa a España como uno de los países del mundo con mejores niveles de seguridad vial.

En la siniestralidad de 2016 destacan las siguientes circunstancias:

– Movilidad: Se ha constatado un aumento de 18,6 millones de viaje de largo recorrido por carretera, lo que supone un 5% más. En total se han registrado 392. Millones de desplazamientos de largo recorrido en 2016, lo que representa un incremento acumulado del 10% en los tres últimos años. Desde 2014, han aumentado los movimientos en 37,8 millones.

– Mayor envejecimiento del parque. En 2016 se ha producido un aumento de la antigüedad dia de los vehículos implicados en accidentes mortales. Los turismos en que viajaban los fallecidos tienen una edad media de 13,6 años; 11,1 las furgonetas y 9,5 las motos.

Más infracciones por consumo de drogas ilegales. En 2016 la DGT, a través de la ATGC, ha realizado hasta noviembre un total de 60.942 pruebas, resultando positivas 23.822 (39%). De ellas 54.566 fueron pruebas preventivas, con un resultado de 20.879 positivas (38%); 3.026 pruebas a conductores involucrados en accidentes con 829 positivos (27%) y otras 3.350 pruebas a conductores infractores con 2.114 positivos (63%). Respecto del alcohol, los agentes de la ATGC han realizado en total 4,6 millones de pruebas, resultando positivas 68.852, el 1,5%. De ellas 4.024.101 preventivas, resultando positivas 59.526 (1,5%); 113.396 pruebas a conductores involucrados en accidentes con 5.045 positivos (4,5%) y otras 554.593 pruebas a conductores infractores con 4.281 positivos (0,8%).

bebe silla infantil

– Uso elementos de seguridad: Persiste un reducido número de usuarios que continúa sin utilizar los elementos de seguridad. En 2016, 161 fallecidos no hacían uso de los dispositivos de seguridad (cinturón o casco) en el momento del accidente.

Características de la siniestralidad:

Por sexos: Se sigue observando un mayor porcentaje de fallecidos de sexo masculino. La proporción de varones sobre el total ha sido del 79%, porcentaje que se mantiene respecto a 2015.

Por edades: En cuanto a los grupos de edad, el mayor porcentaje de fallecidos se sitúa en el grupo de edad de 45 a 54 años con 225 muertos, un 19% del total y en el de 35 a 44 años, con 216 fallecidos, también un 19% del total. El siguiente grupo de edad con mayor número de fallecidos es el de 25 a 34 años con 165 fallecidos, un 14% del total. Los niños fallecidos (hasta 14 años) han sido 19, el 2% del total. Los mayores de 65 años, con 240 fallecidos han supuesto el 21% del total.

Por Comunidades Autónomas: Registran incrementos la Comunidad Valenciana (+19) Galicia (+15), Andalucía (+14), Castilla la Mancha (+11), Baleares (+9), Murcia (+8), Asturias (+7), La Rioja (+6) Extremadura (+3) y Aragón (+1). Registran descensos Cataluña (-23), Castilla-León (-20), Cantabria (-7), Madrid (-6), País Vasco (-5), Navarra (-2) y Canarias (-1).

Por tipo de vía: Las carreteras convencionales siguen siendo las vías donde fallece el mayor número de personas (75%), aunque se registra una mejora con un 3% menos que el año anterior. En las vías de alta capacidad los fallecidos aumentan de un 22% a un 25%.

Por tipo de accidente: En las vías de gran capacidad el 47% de los fallecidos en 2016 se han producido en accidentes que fueron salidas de la vía, el 20% en accidentes con colisión trasera y múltiple y el 17% en atropellos a peatones. En las carreteras convencionales el 41% de los fallecidos se debió a accidentes en los que el vehículo se salió de la vía, mientras que un 25% se debió a colisiones frontales.

Por tipo de usuario: Los fallecidos por tipo de usuario presentan diferentes comportamientos. Aumentan los fallecidos en turismo, camión de menos de 3.500 kg, autobús y peatones. Los usuarios de furgoneta fallecidos se reducen en 11 personas pasando de los 69 en 2015 a los 58 de 2016. Disminuyen también los usuarios de bicicleta fallecidos, situándose en 33, 10 menos que en 2015. Se reducen los fallecidos en motocicleta y en ciclomotor. En 2016 fallecieron 214 usuarios de moto, 10 menos que en 2015 y 21 de ciclomotor, 6 menos que el año anterior. Los fallecidos en turismo (604) aumentan un 6% respecto al año anterior (34 fallecidos más). Aumentan en 16 los fallecidos en autobús, 18 en 2016 respecto a los 2 de 2015. Los peatones fallecidos aumentan en 5. De 113 en 2015 a 118 en 2016.

Uso de accesorios de seguridad: El 22% de los conductores y pasajeros fallecidos en turismos y furgonetas en 2016 no llevaban puesto el cinturón de seguridad. Aumenta en 3 el número de fallecidos que no hacían uso de dicho dispositivo de seguridad en turismos llegando hasta 129. En el caso de las furgonetas desciende a 18 los fallecidos que iban sin cinturón de seguridad (24 en 2015).

De los 214 fallecidos en motocicleta, 4 no utilizaban casco en el momento del accidente. En el caso de los 21 fallecidos en ciclomotor, 1 solo no hacía tampoco uso de dicho dispositivo. Entre los ciclistas, de los 33 fallecidos, 6 no utilizaban casco, pese a ser obligatorio en vías interurbanas. De los 16 niños hasta 12 años fallecidos en turismo, 3 no utilizaban ningún accesorio de seguridad en el momento del accidente.