Cerrar

BMW Serie 4 Coupé: “Coche deportivo del Año 2014”

25 julio, 2014
MOTOR MUNDIAL

Las razones del premio

BMW ha ido intercalando entre sus tradicionales series de turismos correspondientes a los segmentos clásicos (compacto, medio y alto) otras nuevas series (las denominadas con números pares) que no sólo potencian más la deportividad del producto, sino también su estética en movimiento y elevan su categoría comercial y valor producto/precio. Son series de claro matiz deportivo que combinan la elegancia y la fascinación de las carrocerías de coupé y cabriolet con otras fórmulas más familiares como el confort y la economía, sin olvidarse de la confianza que da un aspecto poderoso y atlético en la escultura de su diseño. Así ha sucedido con la Serie 6, y se extiende ahora a la Serie 4, más popular.

Esta nueva nomenclatura de BMW es todo un acierto, ya que le permite una mayor libertad en la evolución de su segmento coupé más comercial, el del Serie 4, aproximándolo a los segmentos superiores, pero sin renunciar a la máxima deportividad, siempre más compatible en los segmentos medios que en los altos.

Apoyada por sus ocho nuevos motores BMW TwinPower Turbo de 4 y 6 cilindros, cuatro de ellos diesel y otros cuatro gasolina, la Serie 4 Coupé ofrece entre los primeros desde 184 hasta 313 CV, mientras los segundos parten también de 184 CV para terminar en el más reciente M4, el 6 cilindros 3.0 de 431 CV. Motores cuya avanzada tecnología les permite una gran eficiencia con importantes reducciones de consumo y emisiones.

En definitiva, una deportividad en estado puro, característica propia de BMW, a la que la firma añade su proverbial agrado de conducción, a la que se unen otras innovaciones tecnológicas como la suspensión M adaptativa, el sistema Driving Experience Control, el Head-Up Display (a todo color), además de una serie de ayudas a la conducción para su mayor seguridad como el Driving Assistant para evitar accidentes y otros sistema de seguridad presentes en la gama BMW Serie 4, declinada en las versiones Coupé, Gran Coupé y Cabrio (en realidad un cabrio-coupé), y galardonada con el premio al mejor “Coche Deportivo del Año 2014” de Motor Mundial.

Antesala del BMW Serie 4 Gran Coupé y del BMW Serie 4 Cabrio

Si la Serie 6 supuso primero la emancipación de los grandes coupés y descapotables de gran turismo de la marca bávara de la Serie 5, después dio paso a otros formatos en 5 puertas sin renunciar al  diseño coupé (los Serie 6 Gran Coupé). Y esta misma evolución se ha seguido en el nacimiento de la  nueva Serie 4, como nueva gama derivada de la Serie 3,potenciada y definida por los coupés hasta  ahora derivados de los Serie 3 berlina, que cobran una independencia fundamental para progresar en  el mercado exhibiendo su gran deportividad, siguiéndole al Coupé, los Gran Coupé y el Cabrio.

Es esta Serie 4 un nuevo formato que la marca anticipó en el Salón de Detroit de hace año y medio bajo una plataforma común (la del coupé, con 2,81 m de batalla) y la misma anchura (1,83 m) y ligero aumento de longitud (4,64 m), sin apenas variación de altura (1,38 m). Si en Detroit de 2013 ya se anticipó como Serie 4 aún como “concept”, en Ginebra se confirmó como serie definitiva, que nació como coupé dos puertas, y ya en este 2014 extendió su oferta al Serie 4 Gran Coupé (coupé de 5 puertas) y al cabrio/ coupé, esto es el coupé de techo rígido plegable, coronado ahora con la versión superdeportiva M4.
La idea es homogeneizar la oferta bajo la misma pauta de desdoblamiento de los Serie 5/ Serie 6, bajo diseños más perfilados y deportivos, y buscando competir en condiciones más sobresalientes y con mejores armas dentro del sector “premium”, y como era de esperar, acogen las mecánicas más potentes de la gama, que también comparten los Serie 4 Gran Coupé (las versiones 5 puertas), contando con versiones gasolina y diesel con cambio manual o automático (hasta 8 marchas) y tracción trasera o total. Una gama muy completa que redondea una oferta en tres carrocerías (Coupé, Cabrio/ Coupé y Gran Coupé 5p).

Con su agresiva –pero elegante– estética, con amplias tomas de aire y salidas laterales (a modo de branquias, los “air breather”) esta Serie 4 cuenta con atributos suficientes como para completar la oferta de los BMW coupés, a un precio suficientemente competitivo (desde 39.300 euros) como para permitir una elevada producción y contando con ediciones verdes (“EfficientDynamics”) y hasta híbridas, aunque esas ya para 2016.

Primero surgió como coupé clásico de dos puertas, ya independiente de la Serie 3 y bajo las medidas ya citadas, muy ligeramente mayor (sólo 3 cm más de largo pese a sus 5 cm más de batalla) que su antecesor el Serie 3 Coupé. Elegante y equilibrado, destaca por su silueta baja y alargada, de cortos voladizos, con un capó largo y una suave caída descendente del techo. Con un bajo centro de gravedad (a sólo medio metro de altura, el menor de todos los actuales BMW), aprovecha bien su habitáculo para ofrecer albergue a 4 ó 5 plazas con un generoso maletero (445 litros) conseguido, eso sí, a base de prescindir de la rueda de repuesto.
Su línea es muy elegante, con los dobles faros bajo estilizadas tapas comunes que llegan a tocar los “riñones” de la parrilla ovoide, más anchos que nunca, rematado su frontal con las tomas de aire de las esquinas (que comunican con los pasos de rueda, que presentan tras los guardabarros unas finas branquias (“air breather”) destinadas sobre todo a reducir la resistencia aerodinámica de la zona interior de los mismos.

La zaga presenta un diseño propio, muy plano, que junto a los ensanchados pasos de rueda acentúa la sensación posterior de anchura, con los grupos ópticos horizontales partidos entre aletas y tapa de maletero, bajo un diseño mayor de los pilotos externos sobre los internos, pero sin quiebros, manteniendo los trazos suaves y curvilíneos, como en el frontal. Quizá el trazo más recto sea el perfil lateral que nace tras las ruedas delanteras, sobre las “branquias”, pasando por la manilla de puerta para morir en la parte superior de los pilotos traseros.

Su oferta mecánica procede de los acreditados motores “twin turbo” de 4 y 6 cilindros. En gasolina se parte del 420i de 184 CV, mientras que el 428i rinde 245 CV, numeración que como ya viene siendo habitual nada tiene que ver con su cilindrada real: el 420i y el 428i son 4 cilindros de dos litros (1.997 cc) de cubicaje, mientras que el 435i es un 6 cilindros de tres litros (2.979 cc) con 306 CV (40,8 mkg de par). Con ellos logran prestaciones de auténticos deportivos (236 km/h los dos primeros y 250 km/h de velocidad máxima autolimitada el 435i), con unos consumos realmente contenidos (6,1, 6,6 y 7,9 lts/100 km en el promedio combinado, respectivamente).

En cuanto a su oferta diesel comienza con el 420d, a cargo del dos litros de 4 cilindros igualmente biturbo, que con 184 CV y 38,7 mkg permite a los amantes de la conducción más económica, un buen nivel de prestaciones (240 km/h de velocidad punta y 7,5 segundos para cubrir el 0-100 km/h) con un excelente consumo (4,7 lts/100 km en el promedio combinado). Tras este 420d y el casi gemelo 425d (ambos de 1.995 cc) de mayor potencia (218 CV), BMW anuncia otros dos diesel más prestacionales, el 430d y el 435d, ambos con el 6 cilindros biturbo de tres litros (258 y 313 CV respectivamente), capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y ofrecer un promedio oficial combinado de sólo 4,9 y 5,4 lts/100 km respectivamente. Aparte de su clásica propulsión trasera, todos pueden llevar tracción total xDrive (salvo el 425d), y además del cambio manual de 6 relaciones, el nuevo automático Steptronic de 8 con levas al volante.

Mención aparte merece la versión M4 en gasolina, recientemente incorporada y que también cuenta con ella el Serie 4 Cabrio. Se trata del mismo motor 3.0 de 6 cilindros (2.979 cc), soplado eso sí por dos turbos con lo que alcanza 431 CV de potencia máxima entre 5.500 y 7.300 rpm, llevando su par máximo hasta los 56 mkg y con prestaciones ya de circuito cerrado y con un consumo en el promedio combinado oficial de sólo algo más de 9 lts/100 km. En definitiva, un coupé deportivo como nunca antes, muy bien equipado y con tres líneas de personalización exterior e interior (Modern, Sport y Luxury), complementadas por un paquete deportivo M que refuerza el carácter dinámico del modelo con su exclusiva pintura Estoriblau metalizada y otros elementos que aumentan la sensación deportiva.

Al Serie 4 Coupé se añadió en otoño pasado un Serie 4 Cabrio, presentado inicialmente con los motores 428i, 435i y 420d, a los que se ha añadido recientemente la versión superdeportiva M4. En realidad se trata de un cabrio coupé, o sea un descapotable dotado de techo rígido retráctil y plegable eléctricamente.

Por fuera destacan sus grandes llantas (18 ó 19”) de cinco radios dobles, sus tomas de aire en el paragolpes y la ampliación de la carrocería por abajo (bajos de caja) que aumenta la sensación de cintura alta. Faros y “riñones” se estilizan aún más, sobresaliendo un poco más los segundos, se repiten las finas “branquias” laterales y la trasera parece más ancha, con pilotos más externos y pasos de rueda más grandes.

equipamiento

Por detrás se distingue por su cuádruple salidas de escape integradas en el escudo difusor del paragolpes trasero. Mide sólo 3 cm más que el coupé, y es un 1 cm más alto y 4 cm más ancho, pesando tonelada y tres cuartos, un peso alto pero muy contenido gracias al empleo masivo de fibra de carbono (PRFC). Destacando principalmente sobre esta carrocería cabrio/coupé su techo duro de plegado electrohidráulico que se abre o se cierra en sólo 20 segundos (incluso en marcha, siempre que no se pase de 18 km/h), que permite un maletero lógicamente menor que el del 4 Coupé, pero aún así suficiente (370 litros con él cubierto y 220 cuando el techo está plegado en su interior).

Y volviendo sobre la versión superdeportiva M4, ya para finalizar, decir que sus prestaciones son espectaculares, cubriendo el 0-100 km/h en sólo 4,4 segundos (con la velocidad máxima autolimitada como en todos los Serie 4 a 250 km/h). Y eso con un consumo oficial combinado de 9,1 lts/100 km en la versión con cambio manual de 6 marchas y 8,7 en la automática Steptronic (esta vez con 7 marchas, y no 8).

La última oferta de la nueva Serie 4 es el Gran Coupé, que es en realidad una berlina 5 puertas muy estilizada. Con las mismas medidas que el Serie 4 Coupé de dos puertas (4,64 m de largo, 1,83 de ancho y 1,39 de alto, 1 cm más que el Coupé), este 4 Gran Coupé que despierta miradas de admiración surge más como un familiar deportivo que como un “coupé de 4 puertas”, con sus puertas sin marcos pero con una configuración de 5 plazas y una ventana triangular de custodia en correspondencia con el mayor espacio para los asientos traseros. La luneta muy tendida, unida a un portón ancho y bajo, define el carácter “coupé” del coche, mientras que su vocación de habitabilidad honra a su calificación de “gran” coupé. El frontal es el mismo que el del coupé 2 puertas, con su nueva parrilla ovoide y los faros de doble óptica circular.

En cuanto a motores, puede llevar cinco propulsores diferentes (3 de gasolina y 2 diesel), todos bajo tecnología Twin Power Turbo, con inyección directa, partiendo en gasolina de los 4 cilindros 420i (184 CV) y 428i (245 CV), así como del 6 cilindros 3.0 435i (306 CV), y en diesel de los 418d (143 CV) y 420d (184 CV), ambos de 4 cilindros y dos litros de cubicaje. Y tras estos cinco, es previsible que lleguen pronto dos diesel más, ya en 6 cilindros: los 430d (258 CV) y 435d xDrive (313 CV), este último con la tracción total xDrive que también se ofrece en los 428i y 420d.

Los consumos parten desde los 4,5 lts/100 km del promedio combinado del 418d, (4,7 en el 420d) a los 8,1 lts/100 km en gasolina del 435i, cumpliendo todas las motorizaciones la normativa Euro 6. Igualmente todos los motores van asociados al cambio manual de 6 relaciones y en opción, al automático Steptronic de 8 marchas, desdoblado aquí en dos versiones, una normal, y otra más deportiva con levas al volante.

opciones-principales

Como se ve, su oferta motriz no difiere apenas de la de sus hermanos Coupé y Cabrio. Mayor es su diferencia funcional, con sus 5 puertas y una habitabilidad mejorada al estirar un poco más la zaga (porque la plataforma es siempre la misma, con 2,81 m de batalla), con más sitio para las piernas de las plazas traseras, a la vez que la mayor altura despeja un poco más el espacio para las cabezas. Y donde gana bastante es en capacidad de maletero, que ahora presenta un piso plano con los asientos traseros plegados y tiene un volumen de 480 litros (35 más que el 4 Coupé) con todas sus plazas. Los respaldos de los asientos posteriores se abaten individualmente (40:20:40), lo que eleva su capacidad máxima a 1.300 litros, mientras que el portón puede abrirse y cerrarse opcionalmente de forma automática mediante el sistema ‘Smart Opener’ (pasando el pie por debajo del parachoques).

En cuanto a su equipamiento, este nuevo Serie 4 Gran Coupé ofrece como su hermano el Coupé (de serie o en opción) el BMW Connected Drive, con Head-Up Display, navegador Professional, Driving Assistant (con cambio automático de luces en cruce y carretera), faros LED autoadaptables control de crucero inteligente ACC (con función “Stop and Go”), etc. También se le pueden conectar “smartphones” mediante una nueva “interfaz” con aplicaciones como Audible o Deezer. Sin olvidar sus tres líneas de personalización (Sport Line, Luxury Line y Modern Line), más el paquete deportivo M Sport.

En definitiva, una gama de coupés con los rasgos estéticos que distinguen a los modelos de la marca BMW, de refinada elegancia y potente deportividad que llena de exclusividad su presencia y añade amplias posibilidades de personalización, en equilibrio perfecto entre sus cualidades dinámicas, eficiencia económica y el nivel de confort que ofrece y que han decantado hacia ella nuestro premio al mejor “Coche Deportivo del Año 2014”.

Versiones del modelo: '4'

Galeria de fotos

foto: BMW_4_Coupe_ext01.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext02.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext03.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext04.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext05.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext06.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext07.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext08.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext09.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext10.jpgfoto: BMW_4_Coupe_ext11.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int01.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int02.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int03.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int04.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int05.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int06.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int07.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int08.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int09.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int10.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int11.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int12.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int13.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int14.jpgfoto: BMW_4_Coupe_int15.jpg
Bmw
Bmw

Tno. 91 335 05 05
Garantía: 2 años sin límit