BMW X5 2019

13 junio, 2018
J. ROBREDO
Más amplio, capaz y tecnológico

La marca bávara presenta la cuarta generación de su SAV grande BMW X5 tras la filtración anticipada de su relevo, contando con motorizaciones diésel, gasolina e híbrida enchufable, con un alto contenido tecnológico que le acerca a la conducción automatizada.

Poco ha tardado BMW, 5 años exactos del lanzamiento de la generación anterior, en presentar su nuevo X5, que estéticamente presenta una estampa continuista, tanto en el frontal como en la zaga, y muy similares a las del actual BMW X3, con nuevos faros y grupos ópticos OLED (por diodos orgánicos). Hay dos líneas de acabado, xLine y M Sport, la primera con una estética más “off road” y la segunda más deportiva. El BMW xLine se distingue sobre todo por su parrilla en aluminio mate, con taloneras, barras del techo y marcos de ventanillas en aluminio satinado. Por su parte el M Sport lleva los pasos de rueda, parachoques y faldones laterales en color carrocería, mayores tomas de aire en el parachoques delantero y lamas de la parrilla en aluminio mate.

Y en cuanto al tren rodante, el nuevo X5 parte de llantas de 18” de serie en el nivel básico, que suben a 19” en los xLine y hasta 20” en los M Sport, pudiendo llegar en opción hasta las 22”. En el capítulo de iluminación, trae faros de diodos de serie, pero los Láser Light adaptativos son opcionales, y en cuanto a la suspensión, incluye la amortiguación variable (con dos modos de actuación, Confort y Sport), pero la suspensión neumática capaz de regular la altura libre al suelo (en hasta 4 cm de más o de menos) es siempre opcional, pudiendo además variar su altura de forma automática (a partir de 140 km/h, se baja 2 cm en el modo de conducción Sport). Igualmente opcionales son las barras estabilizadoras activas (según las circunstancias, modifican su resistencia a la torsión para incrementar el confort o disminuir el balanceo de la carrocería), y la dirección activa integral a las ruedas traseras, que en función de la velocidad, hace que éstas giren en la misma dirección o en la opuesta a las delanteras, en beneficio de la estabilidad o la capacidad de maniobra. Finalmente el paquete específico todoterreno también es opcional, incluyendo una protección de bajos más robusta, suspensión neumática y bloqueo del diferencial trasero.

Su nueva plataforma CLAR (por Cluster Arquitecture) es más ligera y rígida, le proprcionan un moderado aumento de medidas (hay que dejar sitio al nuevo buque insignia de la gama, el X7), y con sus 4,92 m de largo (+5 cm), 2 m de ancho (+6,6 cm), 1,75 m de alto (casi 2 cm más) y 2,98 m de batalla (5 cm más que antes), la idea es que el nuevo X5 se sitúe un peldaño por debajo del X7, pero sin perder su vocación se estatus y representatividad. Este aumento de cotas se traduce en un habitáculo más espacioso, con posibilidad de ofrecer 5 ó 7 plazas, como hacen rivales como los Audi Q7 o el Volvo XC90, bajo una configuración dotada opcionalmente de ajuste eléctrico para mover longitudinalmente la segunda fila de asientos en el caso del 7 plazas. Los respaldos de la segunda fila están divididos en tres partes (40:20:40) y abatidos permiten aumentar la capacidad de un maletero que cubica nada menos que 645 litros con 5 asientos, el mismo del actual X5, aunque es de suponer que la versión de 7 plazas tendrá algo menos menos volumen (el actual X5 de 7 plazas anuncia 575 litros). El portón trasero de apertura y cierre eléctrico abre independientemente la luneta del mismo modo y la cortina cubreequipajes se recoge automáticamente en su alojamiento al abrir la parte superior, escondiéndose bajo el piso del maletero accionando un botón, dejando una superficie de carga plana.

En el interior encontramos un cuadro digital de 12,3” junto a una pantalla táctil multimedia también de 12,3”, junto a varios elementos comunes con los demás X de BMW así como numerosos huecos útiles, soporte de recarga inalámbrica para teléfonos móviles y el sistema operativo BMW 7.0 para la instrumentación digital y del sistema multimedia que permite, según BMW, un mayor personalización de la información con un manejo más rápido e intuitivo del sistema. Y aunque la pantalla central es táctil, como sucede en otros modelos de la marca bávara, también se puede manejar mediante la ruleta giratoria iDrive desde la consola central. Opcionalmente se ofrecen nuevos acabados en vidrio para la palanca de marchas, el controlador iDrive, el botón de arranque/parada en la consola central y el mando de control del sistema de audio, que embellecen más si cabe su interior. También se ofrecerá el techo panorámico Sky Lounge Sky, con una superficie de vidrio un 23% más grande, un paquete de aire ambiental con fragancias interiores y el sistema de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond.

BMW X5 2019: propulsores más potentes y eficientes

En cuanto a motores, la oferta mecánica para Europa se limita inicialmente a un motor de gasolina de 340 CV (xDrive40i) y dos diésel, de 265 (xDrive30d) y 400 CV (M50d), los tres de 6 cilindros turboalimentados, con inyección directa y 3 litros de cilindrada (2.998 cm³ el gasolina y 2.993 cm³ los diésel). La sobrealimentación varía desde un turbocompresor simple (xDrive 30d), un “twin scroll” de doble entrada (xDrive 40i) y hasta cuatro (M50d), montando todos el cambio automático ZF Steptronic de 8 relaciones (según BMW, con desarrollos alargados y distinta gestión electrónica para mejorar su eficiencia). Hay también prevista (pero no para el mercado europeo) una versión V8 de gasolina con 462 CV (xDrive 50i), y otra híbrida enchufable (xDrive 40e), pero que aún tendrá que esperar, al menos hasta fines de 2019, lo mismo que el más poderoso X5 M de gasolina… Aunque los propulsores son evoluciones de la generación anterior, estos aumentan ligeramente las potencias entregadas y disminuyen sus consumos, homologando los mixtos en 8,5 l/100 (40i), 6,0 l/100 (30d) y 6,8 l/100 (50d)

La tracción total xDrive es de serie en los tres, habiendo variado su reparto, ahora más rápido y preciso. En condiciones de buena adherencia todo el par motriz va a las ruedas traseras, y en cuanto pierde agarre, parte del mismo se traslada a las delanteras. Cuenta también con una configuración «deportiva» mediante la cual se prioriza el reparto de par hacia el eje posterior, y en opción (de serie en el M50d y en los paquetes M Sport y Off-Road) se ofrece el diferencial autoblocante electrónico trasero. El M50d además monta una suspensión especial con amortiguación más firme. Respecto al rendimiento de cada motor, el del xDrive40i entrega sus 340 CV entre 5.500 y 6.500 rpm con un par de casi 46 mkg de 1.500 a 5200 rpm, con una inyección directa de gasolina a 350 bares y 11:1 de relación de compresión, con un turbo de doble entrada y distribución variable Valvetronic y Doble VANOS. De los dos diésel, el xDrive30d desarrolla sus 265 CV a 4.000 rpm con 63,2 mkg de par entre 2.000 y 2.500 rpm. Su inyección directa trabaja a 2.500 bares y monta turbocompresor variable y catalizador SCR de reducción selectiva con inyección de urea (AdBlue) para rebajar los NOx, mientras que el del X5 más potente, el M50d da sus 400 CV a 4.400 rpm y 77,5 mkg entre 2.000 y 3.000 rpm, con la diferencia frente al x30d de su sobrealimentación cuádruple (con dos turbos de baja presión y dos de alta presión). A bajo régimen soplan los dos de baja presión y uno de alta, y a partir de 2.500 rpm, también el segundo de alta.

BMW X5 2019: tecnología punta embarcada

Finalmente, respecto a ayudas de conducción, el nuevo X5 llegará a la última, con frenada autónoma de emergencia que detecta también a peatones y ciclistas, sensores de aparcamiento delanteros y traseros, aviso de mantenimiento de carril… etc. Pero los más novedosos serán opcionales, como el control de crucero inteligente activo, capaz de arrancar de nuevo el coche si antes ha habido que detenerlo. Y si la detención dura más de 30 segundos, el conductor debe pisar el acelerador para que el control se reinicie. Y también el asistente activo de mantenimiento de carril, capaz de actuar sobre la dirección a fin de mantener el vehículo dentro de las señales del piso. Este asistente también puede cambiar de carril de manera automática activando el intermitente del lado al que se quiere ir (siempre y cuando no haya riesgo de colisión con otro vehículo que esté en ese carril).

Igualmente opcional es el asistente de aparcamiento autónomo, que actúa sobre dirección, freno y acelerador para hacer las maniobras, y sobre todo, una nueva y curiosa ayuda: el asistente de marcha atrás, un sistema que asume el control de la dirección al ir marcha atrás por un trayecto previamente recorrido hacia delante (puede retroceder hasta 80 m de recorrido); el conductor sólo debe controlar la velocidad. Se activa pulsando un botón con el selector del cambio está en la posición «P». Según se avanza, el sistema registra y memoriza los movimientos de volante, y además almacena los datos para utilizarlos al momento o bien más tarde. También podrá incorporar una advertencia de peligro proporcionada por la conectividad con otros vehículos de BMW y la llave digital que permite acceder al vehículo y arrancar el motor utilizando su teléfono inteligente.

En suma, una completísima dotación para un SUV “premium” cuyos precios, aunque todavía no se han fijado, sí se puede anticipar que se moverán entre los 70.000 y los 115.000 euros, cuando se ponga a la venta en noviembre de este mismo año.

Versiones del modelo: 'X5'

Galeria de fotos

foto: BMW_X5 _2018_01.jpgfoto: BMW_X5 _2018_02.jpgfoto: BMW_X5 _2018_03.jpgfoto: BMW_X5 _2018_04.jpgfoto: BMW_X5 _2018_05.jpgfoto: BMW_X5 _2018_06.jpgfoto: BMW_X5 _2018_07.jpgfoto: BMW_X5 _2018_08.jpgfoto: BMW_X5 _2018_09.jpgfoto: BMW_X5 _2018_10.jpgfoto: BMW_X5 _2018_11.jpgfoto: BMW_X5 _2018_12.jpgfoto: BMW_X5 _2018_13.jpgfoto: BMW_X5 _2018_14.jpgfoto: BMW_X5 _2018_15.jpgfoto: BMW_X5 _2018_16.jpgfoto: BMW_X5 _2018_17.jpgfoto: BMW_X5 _2018_18.jpgfoto: BMW_X5 _2018_19.jpgfoto: BMW_X5 _2018_20.jpgfoto: BMW_X5 _2018_21.jpgfoto: BMW_X5 _2018_22.jpgfoto: BMW_X5 _2018_23.jpgfoto: BMW_X5 _2018_24.jpgfoto: BMW_X5 _2018_25.jpgfoto: BMW_X5 _2018_26.jpgfoto: BMW_X5 _2018_27.jpgfoto: BMW_X5 _2018_28.jpgfoto: BMW_X5 _2018_29.jpgfoto: BMW_X5 _2018_30.jpgfoto: BMW_X5 _2018_31.jpgfoto: BMW_X5 _2018_32.jpgfoto: BMW_X5 _2018_33.jpgfoto: BMW_X5 _2018_34.jpgfoto: BMW_X5 _2018_35.jpgfoto: BMW_X5 _2018_36.jpgfoto: BMW_X5 _2018_37.jpg
Bmw
Bmw

Tno. 91 335 05 05
Garantía: 2 años sin límit