Cerrar

Audi S3 Sportback (Primer contacto)

23 octubre, 2013
G. ROMERO-REQUEJO M.

¡Más madera!

Las versiones S3 del Audi A3 parten del motor dos litros turbo de inyección directa que gana 25 CV, alcanzando ya una potencia de 300 CV, mientras que rebaja su consumo combinado de 8,3 a 6,9 lts/100 km. La variante Sportback está disponible desde 44.320 euros con caja manual.

Este 2.0 TFSI es un motor totalmente nuevo (tiene distintas cotas de cilindros, partiendo de un bloque de carrera larga de 92,8 x 82,5 mm de diámetro de pistones), aunque cubique los mismos 1.984 cc del anterior 2.0 TFSI, logrando entregar un par de 38,8 mkg (+3 mkg) constante entre 1.800 y 5.500 rpm, lo que le permite elevar su potencia hasta los citados 300 CV a 6.500 rpm (6.800 de régimen máximo).

Con semejante rendimiento, el nuevo S3 Sportback acelera de 0 a 100 km/h en 4,9 segundos (con cambio S tronic) y 5,3 (con cambio manual), teniendo limitada formalmente la velocidad máxima a 250 km/h (en Alemania, las versiones desprecintadas han logrado homologar los 272 km/h). Sin embargo su consumo disminuye, bajando a 6,9 lts/100 km (cambio S tronic) y 7 (cambio manual), con 159 y 162 grs/km respectivamente de emisión de CO2. O sea, en torno a un litro y medio menos de consumo combinado frente al anterior S3 de cambio manual…

Motor con tecnología de competición.–Ni que decir tiene que este nuevo motor estrena también nuevas soluciones, como el escape de doble válvula para modificar su sonido, aportando a plenos gases un tono ronco mucho más deportivo, sobre todo en los cambios de marcha con el S tronic (doble embrague instantáneo en las reducciones). Dispone de dos árboles contrarrotantes de equilibrado (que giran a doble velocidad que el cigüeñal) y doble inyección (directa e indirecta, complementando la segunda a la primera que trabaja sólo bajo carga parcial). De este modo se reduce el consumo y las emisiones de partículas, trabajando siempre la inyección directa FSI (200 bares de presión) en el arranque del motor y también bajo máxima solicitación. Con alzada variable de válvulas (dos fases al escape y continua a la admisión), “intercooler” refrigerado por agua y colector de escape integrado en la culata igualmente refrigerado por agua, este S3 representa el mayor rendimiento específico logrado hasta ahora por el motor 2.0 TSFI de Audi (151 CV/litro), que pesa aquí 5 kg menos (148 kg) siendo ahora más corto y compacto.

La mejora del rendimiento se ha logrado de un lado por la alzada variable de las válvulas de escape en dos fases, junto al decalaje variable continuo (de 30º respecto al cigüeñal y 60º frente al escape), que permite ampliar mucho más la banda del régimen de par máximo sin perder potencia en alta. Ello, junto a una elevada compresión (9,3:1) para un motor turboalimentado, son los factores clave de su excepcional rendimiento al litro. El colector de escape integrado en la culata permite refrigerarlo con los conductos de agua de la misma, calentándolo en frío y enfriándolo en caliente, lo que además de disminuir el consumo en frío ayuda en conducción deportiva a reducir la riqueza de mezcla a plenos gases. El turbocompresor es también nuevo, soplando a 1,2 bares con una mayor rapidez de respuesta, y el control de temperatura del líquido refrigerante varía según se solicite al motor, entre 85 y 107ºC.

El cambio es el S tronic (el DSG de Audi) de doble embrague y 6 marchas, o el manual también de 6 con carcasa de magnesio, con una 6ª algo más corta que la del S tronic. Accionado tanto a la palanca como por levas sobredimensionadas tras su deportivo volante (con costuras a la vista), el S tronic ofrece el dispositivo “launch control” para arranques bajo la máxima aceleración. Con tracción total quattro de reparto variable, este S3 actúa en condiciones normales casi como un tracción delantera (80/20) pudiendo variar el reparto de forma instantánea hasta un 40/60 en caso necesario.

Un “look” discreto.–Estéticamente mantiene el “look” discreto de los anteriores S, con la parrilla “singleframe” específica de éstos y suspensión rebajada, midiendo 4,31 m de largo (7 cm más que el S3) con 2,64 m de batalla (2,60 m el 3 puertas), y con un peso final de sólo 1.425 kg, 60 kg menos que el anterior S3. Monta llantas específicas de aleación 18” (con neumáticos de 225/40) y discos de freno de gran diámetro (340 mm en los delanteros ventilados, con pinzas de 4 pistones pintadas en negro con las siglas S3 en rojo), con la novedad ahora del freno de mano electromecánico, por botón.

Altura y anchura, aumentan muy poco respecto a la versión actual, quedándose en 1,40 y 1,78 m respectivamente. Los discretos faldones laterales y los spoilers delantero y trasero, este último con un difusor de aire pintado en negro que engloba las dobles salidas circulares del escape, no le hacen muy llamativo pero sí contundente. La capacidad del maletero crece un poco, hasta 340 litros y 1.180 litros (325 y 1.060 litros respectivamente en el S3 de 3 puertas).

Ya en el interior, su acabado exquisito y elegante se rompe con unos llamativos asientos deportivos envolventes con los respaldos en forma de cabeza de cobra. Y en opción puede montar la amortiguación variable inteligente Magnetic Ride controlada a través del Drive Select (con tres modos de reglaje: comfort, auto o dynamic), que afecta a la gestión electrónica del motor, dirección, cambio (con S tronic) y amortiguación (con magnetic ride), trayendo de serie faros bi-xenon (en opción totalmente de diodos) y climatizador dual.

Su conducción extremadamente dinámica ofrece la máxima deportividad dentro de la gama A3, transmitiendo seguridad y confianza absoluta al conductor y además suficiente confort a sus ocupantes, a pesar de su suspensión deportiva y las llantas de 18 pulgadas. La caja automática reacciona al instante si se lo solicitamos, pero es en modo manual donde se le saca el mayor partido a su increíble propulsor, empujando sin fatiga desde 1.500 rpm hasta la zona roja a 6.500 rpm, disponiendo de los 300 CV entre 5.500 y 6.200 rpm. El S3 Sportback tiende a subvirar si nos pasamos con el acelerador, pero rápidamente entra el reparto del par al eje trasero, ayudando a recuperar la trazada en las curvas y proporcionando un control total.

Audi ya ha iniciado la comercialización del S3 en las dos carrocerías (3 y 5 puertas), partiendo de un precio de 44.320 euros para el Sportback en versión manual y 44.860 con el cambio S tronic (42.800 y de 43.400 euros en el A3 de 3 puertas respectivamente). En breve los conoceremos también en el A3 Sedán y un poco más adelante en el A3 Cabrio.

Versiones del modelo: 'A3'

Galeria de fotos

foto: Audi_S3_spbk_ext01.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext02.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext03.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext04.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext05.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext06.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext07.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext08.jpgfoto: Audi_S3_spbk_ext09.jpgfoto: Audi_S3_spbk_int01.jpg
Audi
Audi

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit