Audi R8 V10 RWS

23 abril, 2018
G. ROMERO-REQUEJO M.
Solo para puristas

El superdeportivo de Audi amplía su oferta con esta edición limitada a 999 unidades, ofrecida tanto en carrocería Coupé como Spyder, con el motor V10 5.2 TFSI de 540 CV, con la exclusividad de contar sólo con propulsión a las ruedas traseras. Ya está disponible en nuestro país.

La singularidad de esta versión radica en contar con tracción trasera y no la integral quattro de sus hermanos, y de ahí su apelativo RWS (de Rear Wheel Series), trasladando a la calle con éxito el concepto de conducción del Audi R8 LMS de carreras. Prescindir de la tracción quattro permite un ahorro de 50 kg de peso, lo que supone un peso total en vacío de sólo 1.590 kg para el R8 V10 Coupé, y de 1.680 kg para el R8 V10 Spyder (40 kg menos), con un reparto de pesos del 40,6% sobre el eje delantero y 59,4% en el trasero para el Coupé (40,4 y 59,6 en el R8 Spyder).

El motor V10 atmosférico del Audi R8 V10 RWS va situado en posición central y está convenientemente adaptado a la última normativa Euro 6. Rinde 540 CV con un par máximo de 55 mkg a 6.500 rpm, una potencia que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 3,7 segundos (Spyder: 3,8 s) y alcanzar una velocidad máxima de 320 km/h (318 en el Spyder). Y en cuanto al consumo de gasolina, el Coupé homologa 12,4 lts/100 km (283 grs/km de emisión de CO2) y la versión de techo abierto 12,6 lts/100 km (286 g/km de CO2).

Audi afirma haber hecho sólo algunas ligeras modificaciones en la suspensión y el sistema dinámico de estabilidad especialmente adaptadas a la propulsión trasera, incluso con ajustes que hagan posible un derrapaje controlado. Para ello, el conductor debe seleccionar el modo “dynamic” entre los modos de conducción del Audi Drive Select, que forma parte de su equipamiento de serie, y activar el modo ESC Sport. Cuando se alcanza cierto límite, el control de estabilidad ESC entra en acción para evitar el patinazo total con el consabido trompo, interviniendo también la dirección asistida electromecánicamente.

El Audi R8 V10 RWS equipa de serie llantas de aluminio forjado de 19” y cinco radios, pintadas en negro, con neumáticos de 245/35 delante y 295/35 detrás. El carácter “racing” de esta nueva variante del R8 se acentúa con algunos elementos opcionales en negro mate, como la parrilla “singleframe” y las tomas de aire delanteras y traseras. La parte superior del “sideblade” (en el coupé) va en color negro brillo, mientras que la inferior es del mismo color que la carrocería. Y como en el R8 LMS GT4, el Audi R8 V10 RWS Coupé también cuenta con la opción de la banda decorativa en rojo Misano sobre el capó, techo y la trasera.

En el interior, el conductor y el pasajero disponen de asientos deportivos tapizados en cuero y Alcántara, pudiendo montar en opción asientos tipo “bucket”. El salpicadero luce, donde antes se ubicaba el emblema quattro, una pequeña placa identificativa en referencia al número que hace el vehículo con respecto a la serie limitada.

Aunque su comercialización en Alemania y otros países europeos se inició el pasado otoño tras su presentación oficial en el Salón de Frankfurt, con las primeras entregas a principios del 2018, es ahora cuando conocemos el precio final para España: el Coupé parte de 168.500 euros, subiendo a 183.520 el Spyder.

 

Versiones del modelo: 'R8'

Galeria de fotos

foto: 01 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 02 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 03 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 04 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 05 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 06 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 07 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 08 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 09 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 10 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 11 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 12 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 13 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 13b Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 14 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 15 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 16 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 17 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 18 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 19 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 20 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 21 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 22 Audi R8 V10 RWS.jpgfoto: 23 Audi R8 V10 RWS.jpg
Audi
Audi

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit