Audi A6 2018

14 marzo, 2018
G. ROMERO-REQUEJO
La generación electrificada

La marca premium alemana ha desvelado en Ginebra la octava generación de su berlina clásica Audi A6, con todos los avances y ayudas tecnológicas de la marca al día, tanto en conectividad como en ingeniería, con comercialización inminente para este próximo verano.

Desarrollado bajo el nombre en código C8, desde el principio esta 8ª generación A6 planteó muchos desafíos. Audi amplió su tradicional “target” no sólo a sus sempiternos rivales germanos (los Mercedes Clase E y BMW Serie 5) sino a otros nuevos como los Volvo S/V 90 y el Jaguar XF. Habiendo sido concebido desde el principio como berlina y como familiar (con dos posibles variantes como hasta ahora, la normal Avant y la “campera” Allroad, con protecciones específicas, tracción total quattro y mayor altura libre al suelo), ahora llega primero la berlina/sedán.

Con un diseño netamente continuista, pero elegante y armonioso, este nuevo A6 de octava generación es prácticamente igual de grande que el actual, presentado a finales de 2010. Mide 4,94 m de largo (+7 mm), por 1,89 m de ancho (+ 12 mm) y 1,46 m de alto (+2 mm). Contará también con versión familiar Avant, que llegará algo más tarde (en la segunda mitad del 2018) y presenta un diseño más dinámico, merced a una parrilla “singleframe” más ancha y baja, faros (de diodos) más planos y tomas de aire más perfiladas, mientras que detrás, un perfil cromado enlazando los grupos ópticos acentúa la sensación de anchura. Nace con 15 colores distintos de carrocería (de ellos 8 nuevos) y se ofrecerá en 4 niveles de acabado; el básico, Sport, Design y S-Line.

La plataforma mantiene la batalla conocida del nuevo Audi A7 Sportback (2,93 m), pero se han retocado los anclajes de la suspensión y mejorado la penetración aerodinámica (el Cx es de sólo 0,24, de lo mejor en su segmento) y el peso se ha contenido a base de combinar acero y aluminio para conseguir la máxima rigidez torsional y un alto silencio de marcha, siendo ahora de aluminio las copelas de la suspensión delantera, puertas, capó y tapa del maletero, así como los paragolpes.

Interior tecnológico y acogedor.- Aumentan ligeramente las cotas de habitabilidad, en especial el espacio para piernas de las plazas traseras, y ya menos la altura libre al techo y la anchura a nivel de hombros, tanto delante como detrás. El maletero repite su volumen conocido (530 litros) aunque mejora su acceso (con tapa más ancha y apertura automática mediante el consabido paso del pie bajo el parachoques). Los asientos delanteros incluyen varias funciones de ajuste y pueden ir climatizados y con función de masaje. Igualmente puede contar (pero siempre como opción) con otros elementos de confort, como un ionizador de aire, techo panorámico de vidrio, limpiaparabrisas con los lavaparabrisas en las raquetas, parabrisas calefactado, soporte para la carga inalámbrica de móviles, equipo de sonido Bang & Olufsen, proyección de datos del cuadro en el parabrisas (“head up display”), etc. Audi ofrece dos paquetes de iluminación interior: el meramente ambiental y el ambiental de contorno, este último con demarcación de líneas y perfiles y 30 colores a elegir.

Las funciones de conectividad se amplían: el navegador puede calcular rutas teniendo en cuenta el tráfico en tiempo real, intercomunicándose con otros modelos de Audi para recibir información sobre el tráfico o utilizar teléfonos con el sistema operativo Android como mando de apertura y arranque del coche.

Dinámica optimizada.- Pese a mantener casi la misma plataforma, hay varios cambios en la suspensión, con más elementos de aluminio y llantas más grandes (ahora de 18” hasta 21” de diámetro), mejorando el silencio y el confort de marcha. Hay 4 configuraciones de suspensión; la clásica de muelles helicoidales, la misma pero deportiva y algo más rebajada, la también de muelles de acero pero con amortiguación variable automática y finalmente la neumática, que además de amortiguación variable incluye control de dureza y altura variable al suelo. Hay también cambios en la dirección, que equipa de serie una desmultiplicación progresiva que la hace más directa a medida que aumenta el ángulo de giro.

Pero la gran novedad es la opción de la dirección dinámica a las 4 ruedas estrenada en el nuevo Audi A8, que según la velocidad, varía la desmultiplicación de 9,5: 1 a 16,5: 1, actuando como es normal en este tipo de direcciones: a baja velocidad, las ruedas traseras giran en dirección opuesta a las delanteras (hasta 5º), mejorando así la agilidad y reduciendo el diámetro de giro en hasta 1,1 m. Y a alta velocidad, giran en la misma dirección que las delanteras, mejorando la estabilidad de trayectoria en recta y la suavidad de los cambios de carril.

Y en cuanto a la iluminación, el nuevo A6 trae de serie faros de diodos, desdoblados en dos niveles; los normales de serie y los HD Matrix, con encendido matricial inteligente de los mismos para iluminar al máximo las zonas de sombra sin deslumbrar a los demás usuarios, tanto si vienen de frente como si nos preceden (pero sin llegar al nivel Matrix Láser de los A8 y A7 Sportback, con diodos láser en función de luz de largo alcance).

Motores, todos “Mild Hybrid”.- En el apartado motriz, de momento la oferta se reduce a sólo 4 motores, un gasolina V6 3.0 TFSI y tres diesel, uno de 4 cilindros 2.0 TDI, y los otros dos a cargo del V6 3.0 TDI en dos niveles de potencia. Como con el A7 Sportback, su nueva denominación es equívoca y no se corresponde ni con su cilindrada ni con su potencia. Así, el V6 3.0 TFSI recibe el nombre de 55 TFSI, con 340 CV y 51 mkg de par, y en los diesel, el 2.0 TDI se llama ahora 40 TDI (con 204 CV y 40,8 mkg), y los V6 3.0 TDI se desdoblan en 45 TDI (231 CV y 51 mkg) y 50 TDI (286 CV y 63,2 mkg). Todos son motores de inyección directa y turboalimentados (con uno o dos turbos, según el caso), cumplidores de la última normativa Euro 6. El cambio es automático para todos, aunque no igual: los V6 diesel, dado su mayor par, montan el Tiptronic por convertidor de par con 8 relaciones, mientras que el 40 TDI y el 55 TFSI de gasolina montan el S tronic de doble embrague y 7 marchas. El uso de estas transmisiones posibilita además la selección de distintos modos de conducción a través del Audi Drive Select. La tracción es delantera para el 40 TDI y total quattro en los tres con motor V6, aunque tampoco igual en ellos: los diesel 45 y 50 TDI con cambio Tiptronic montan la clásica quattro con diferencial central autoblocante, mientras que el gasolina 55 TFSI con cambio S tronic lleva la nueva quattro ultra mediante embrague de reparto multidisco a la salida del cambio, que activa la tracción trasera de forma instantánea cuando se necesita.

Este sistema de tracción total quattro ultra ya lo hemos visto en otros Audi, y está esencialmente pensado para disminuir el consumo. El embrague multidisco acopla o desacopla el eje de transmisión a las ruedas traseras mediante un engranaje en el diferencial trasero que conecta o desconecta los palieres de este eje a través de un segundo embrague alojado en el diferencial. De este modo, cuando no se necesita la tracción en este eje las ruedas pueden girar libres, disminuyendo la fricción y con ello el consumo (mientras que la tracción quattro clásica con cambio Tiptronic es permanente, y aunque cuando no se necesita la transmisión del par motriz al eje trasero, ésta es mínima, no suele bajar casi nunca del 10%).

Como último detalle tecnológico, sin ser plenamente híbridos todos estos nuevos A6 incorporan también (como el nuevo A7 Sportback) la tecnología de micro-hibridación “mild-hybrid” (MHEV), con un sistema eléctrico auxiliar a 48V (alimentado por una batería de ion-litio) en los motores V6 y a 12V con la batería convencional en el 4 cilindros. En ambos, un motor eléctrico movido por correa sustituye al alternador y funciona a su vez como motor de arranque, permitiendo al coche rodar por inercia con el motor apagado entre 55 y 160 km/h (y aplicar la función “start & stop” de 7 a 22 km/h). Así, el motor arranca cuando el coche precedente empieza a rodar, con un ahorro total de consumo que Audi cifra en hasta 0,7 lts/100 km.

Compendio tecnológico.- Este nuevo A6 es incluye todos los avances tecnológicos de la marca. El puesto de conducción, muy similar al de los A7 y A8, la consola está orientada hacia el conductor, con dos pantallas centrales, además de la digital (12,3”) del cuadro Virtual Cockpit. De estas dos pantallas multimedia, superpuestas, la superior es la mayor (8,8”, ó 10” si se equipa el sistema MMI Navigation Plus), táctil y con control por voz, para la mayor parte de las funciones de conectividad y navegación, mientras que la inferior (8,6”) controla el climatizador y sirve también como superficie para escribir direcciones. Y las dos funcionan bajo el sistema operativo MMI Touch Response, de forma que el usuario escucha y transmite con el dedo un “clic” de confirmación a cada orden.

Este MMI Touch Response es totalmente digital, Audi ha puesto un énfasis especial en ello de modo que el sistema permita ver las funciones principales en la posición elegida dentro de la pantalla, arrastrando y soltando los iconos de forma similar a como lo hacemos en un “smartphone”, con accesos directos y botones de favoritos para facilitar el uso, y con capacidad para que hasta 7 usuarios almacenen sus ajustes preferidos bajo perfiles individuales con hasta 400 parámetros de configuración.

Por otra parte, el navegador incorporado al MMI incluye la función de autoaprendizaje, basada en las rutas ya recorridas, con sugerencias inteligentes de búsqueda y guiado “on line” a través de los servidores del proveedor de servicios HERE. Dichos servidores tienen en cuenta la situación del tráfico local, y si se corta el flujo de datos, la navegación cambia al guiado “on line” que funciona en paralelo. Además, los mapas de navegación cuentan con 6 actualizaciones mensuales gratuitas.

Para utilizar todas estas posibilidades y ayudas, esta 8ª generación A6 se sirve del mismo conjunto de sensores ya vistos en los A8 y A7 Sportback, con hasta 5 sensores de radar más 5 cámaras, 12 sensores ultrasónicos y un escáner láser, repartidos en tres paquetes: City (con un nuevo asistente en cruces), Tour (con un asistente de mantenimiento de carril que complementa al control de crucero adaptativo por medio de intervenciones en la dirección), y Aparcamiento. Este último aprovecha la conexión “Car-to-X” que utiliza la información en tiempo real que proporcionan otros Audi circulando por la misma zona, para detectar huecos de aparcamiento en las calles mediante la aplicación “myAudi”, y acceder a los servicios digitales de la marca a través de un “smartphone”. En opción se ofrecerá también una llave “Audi Connect Key” en sustitución de la convencional, con la que bajo el sistema operativo Android se puede abrir y cerrar el coche y arrancar el motor, sirviéndose de ella para con los sistemas Parking Pilot y Garage Pilot, aparcar desde fuera el coche en una determinada plaza de garaje. En suma, toda una serie de funciones automatizadas de vanguardia a la altura de sus hermanos mayores, los A8 y A7 Sportback.

Versiones del modelo: 'A6'

Galeria de fotos

foto: 01 Audi A6 2018.jpgfoto: 01b Audi A6 2018.jpgfoto: 02 Audi A6 2018.jpgfoto: 03 Audi A6 2018.jpgfoto: 04 Audi A6 2018.jpgfoto: 05 Audi A6 2018.jpgfoto: 06 Audi A6 2018.jpgfoto: 07 Audi A6 2018.jpgfoto: 08 Audi A6 2018.jpgfoto: 09 Audi A6 2018.jpgfoto: 10 Audi A6 2018.jpgfoto: 11 Audi A6 2018.jpgfoto: 11b Audi A6 2018.jpgfoto: 12 Audi A6 2018.jpgfoto: 13 Audi A6 2018.jpgfoto: 14 Audi A6 2018.jpgfoto: 15 Audi A6 2018.jpgfoto: 16 Audi A6 2018.jpgfoto: 17 Audi A6 2018.jpgfoto: 18 Audi A6 2018.jpgfoto: 19 Audi A6 2018.jpgfoto: 20 Audi A6 2018.jpgfoto: 21  Audi A6 2018.jpgfoto: 22 Audi A6 2018.jpgfoto: 23 Audi A6 2018.jpg
Audi
Audi

Tno. 93 402 89 67
Garantía: 2 años sin límit