Advertisement
Cerrar

Aston Martin DB4 GT Continuation

21 febrero, 2017
J. ROBREDO

La resurrección de un mito

El mercado de coches clásicos de ocasión de los iconos automovilísticos de algunas marcas ha llegado a tal punto que muchas se plantean rescatarlos en forma de ediciones limitadas para aprovechar su tirón comercial. Y eso es lo que ha hecho Aston Martin con su legendario DB4 GT, la versión de competición del primer Aston y precursor del DB5 de James Bond.

La cotización de estos coches deportivos emblemáticos ha alcanzado unos niveles tales que las marcas no están dispuestas a perder ese mercado de coleccionistas de alto nivel: muchas están pensando en rescatar sus modelos más famosos del pasado en forma de ediciones especiales idénticas, al menos eso es lo que a menudo se dice de modelos como el Lamborghini Miura, el Ferrari Testarossa y hasta del más modesto Jaguar E-type. Pero claro, si se quiere respetar la pureza original, habría que renunciar a muchas cosas, como los frenos actuales, las direcciones asistidas, los nuevos cambios… Y para eso sale mejor hacer un modelo nuevo “retro” con todos esos avances de hoy. Pero claro, no es lo mismo. Y su precio tampoco. Así, para los que quieren el purismo a toda costa, Aston resucita el Aston Martin DB4 GT, que aunque no es exactamente el coche de la marca que inmortalizó Sean Connery en “Goldfinger” (un DB5), se le parece mucho.

El DB4 GT fue un diseño encargado por David Brown en 1959 como versión especial para competición del DB4, o sea hace ya más de medio siglo. Fue el Aston Martin más potente de su tiempo, precursor de los Vantage, y anticipó las versiones más emblemáticas de la familia DB. Y aunque Cervantes dijera que “nunca segundas partes fueron buenas” (de lo que él mismo se desdijo al escribir la segunda parte de El Quijote), los directivos de la marca de Gaydon han  tenido a bien rescatarlo, habida cuenta de que sólo se produjeron del mismo 20 unidades, una cifra muy baja si pensamos que estuvo en catálogo desde 1959 a 1963. Si añadimos los DB4 GT Coupé (con un diseño ligeramente diferente y algo más cortos) y los DB4 GT Zagato (versión rediseñada por el carrocero italiano), la cifra final asciende a 75 unidades.

Con una estampa que recuerda mucho al mítico “coche Bond”, el DB4 GT se hizo famoso al ganar el GP de Gran Turismo en Silverstone de 1959, con Stirling Moss al volante. Y como quedan tan pocos, su precio en las subastas de clásicos es realmente estratosférico. Por eso Aston Martin ha decidido reconstruir una edición especial de 25 unidades en las viejas instalaciones de Newport Pagnell, convertidas ahora en el cuartel general de la división de vehículos especiales Aston Martin Works (y en donde se produjo el DB4 GT original), 25 ejemplares que se numerarán a partir del número de bastidor del último DB4 GT construido, bastidor que repite su misma estructura tubular. El motor será también el mismo, el 6 cilindros en línea diseñado por Tardek Marek con 3,6 litros de cubicaje y doble bujía por cilindro, que en su última evolución llegó a dar 331 CV SAE (314 DIN), alimentado por tres carburadores dobles Weber.

El cambio repetirá el manual de 4 marchas del modelo original, lo mismo que las suspensiones, con la delantera independiente  (esperemos que las ruedas no: en aquella época eran famosos los reventones de neumáticos de los Aston en competición) y hasta la capacidad del depósito de combustible; 36 galones americanos (133 litros), ampliada para permitirle participar en aquellas pruebas sin tener que detenerse a repostar.

Con un peso también idéntico al original (1.218 kg), el DB4 GT de 2017 sólo añadirá sobre el modelo original los cinturones de seguridad de arnés, la jaula antivuelco y el extintor, para poder participar en las pruebas para clásicos programadas por la marca, ya que los compradores de este DB4 GT resucitado entrarán a formar parte de un programa internacional de conducción en circuito de dos años de duración, con visitas a todos los grandes circuitos internacionales de la mano del piloto Darren Turner, incluido el más nuevo (el de Yas Marina en Abu Dhabi). Una compensación no sólo al desorbitado precio de este DB4 GT “cosecha 2017” -calculado en torno a los 1,9 millones de libras esterlinas, unos 2,2 millones de euros-, sino a su principal punto débil: la imposibilidad de homologarlo para circular normalmente por calles y carreteras, ya que no puede cumplir las actuales especificaciones de seguridad ni de emisiones. Construidos de forma totalmente artesanal, las primeras entregas están previstas para el próximo verano.

Galeria de fotos

foto: 01 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 01b Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 02 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 03 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 04 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 06 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 07 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 08 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 09 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 10 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 12 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 13 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 14 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 15 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpgfoto: 16 Aston Martin DB4 GT_Continuation_1959-1963.jpg
Aston Martin
Aston Martin

Tno. 91 571 16 88
Garantía: 2 años sin límit